Brivio regresa tras su paso por la F1

El mánager italiano regresa a MotoGP para empezar a ejercer como Team Principal del Trackhouse Racing con efecto inmediato.


«Trackhouse llega con hambre y con ganas de hacer cosas diferentes en MotoGP». Así nos hablaba recientemente Raúl Fernández en una entrevista con MOTORBIKE MAGAZINE sobre la nueva estructura satélite de Aprilia, la del Trackhouse Racing, que ha desembarcado en el campeonato con la intención de crear un proyecto muy ambicioso.

Y el primer golpe de efecto de la nueva estructura estadounidense no se ha hecho esperar: Davide Brivio vuelve a MotoGP en 2024 como nuevo director del equipo Trackhouse Racing. El equipo propiedad de Justin Marks, expiloto de NASCAR, ha hecho oficial el acuerdo este jueves, mientras se celebra en Sepang la última jornada de test. Supondrá el retorno del mánager italiano después de tres años trabajando en la F1 con Alpine, proyecto en el que se embarcó justo después de ganar el título de MotoGP con Suzuki.

Brivio dejó MotoGP en la cima tras un 2020 histórico con la marca de Hamamatsu, donde dejó una gran impronta como Team Manager del Team Suzuki en la última etapa de la firma japonesa en MotoGP, un rol que en su caso abarcó durante siete cursos. Antes de ello, Brivio había sido una figura fundamental en Yamaha, ya que se le cataloga como uno de los grandes culpables del fichaje de Valentino Rossi por la marca de los diapasones, con la que el #46 cosechó cuatro títulos.

Davide Brivio Joan Mir

Después de tres años en la F1, Brivio alcanzó un acuerdo para finalizar su relación con Alpine y desde entonces empezó a moverse para volver a estar en MotoGP. Muchas voces le situaron en la órbita del Repsol Honda, pero finalmente ha sido el Trackhouse Racing el que se ha hecho con sus servicios para potenciar así su proyecto.

La experiencia y las dotes de gestión y liderazgo de Brivio están fuera de toda duda, por lo que el equipo estadounidense ficha a una figura de garantías. Brivio ocupará el rol de Team Principal, con Wilco Zeelenberg como Team Manager de una estructura que contará con Raúl Fernández y Miguel Oliveira.

El 'efecto Trackhouse' se empezó a notar desde el inicio, ya que después de que el pasado año el equipo satélite de Aprilia compitiese con dos motos del año anterior, la nueva propiedad consiguió garantizar al menos una RS-GP 2024 para empezar el año con Miguel Oliveira. En el caso de Raúl Fernández, se espera que esa unidad 2024 llegue durante el primer tercio de la temporada. Trackhouse entra pisando fuerte en MotoGP.

trackhouse racing motogp 2024 raul fernandez miguel oliveira 4

Davide Brivio, nuevo Team Principal del Trackhouse Racing: «Todo sucedió muy rápidamente en los últimos días, cuando Justin me pidió que ayudara a Trackhouse en el desafío de MotoGP. Es muy emocionante formar parte de este nuevo proyecto desde el principio y tengo muchas ganas de conocer más a Trackhouse y ver lo que podemos aportar en MotoGP desde la exitosa visión y experiencia que esta empresa tiene en otros deportes y entornos. Podría ser una gran combinación de los dos mundos. Ahora solo queda un Test más, ya casi es hora de empezar la temporada e intentaremos apoyar todo lo que podamos a nuestros dos talentosos pilotos Miguel y Raúl y divertirnos. En los últimos días todo ha sucedido muy deprisa y antes no podía decir adónde iba, pero es una gran noticia y empezaremos a trabajar rápidamente».

Justin Marks, propietario del equipo: «Es increíble tener a alguien del calibre y la experiencia de Davide al frente del equipo Trackhouse Racing MotoGP. Todos nosotros en la empresa somos humildes por el compromiso que ha hecho. Desde el momento en que conocí a Davide, me di cuenta de que encajaría perfectamente en la cultura Trackhouse. Sé que nos llevará a grandes cosas dentro y fuera de la pista».