Iannone y Rins finalizan el invierno con sensaciones positivas

El último test del año concluye en Qatar, y las GSX-RR de Suzuki, junto a los nombres de Álex Rins y Andrea Iannone, aparecen mezclados entre los pilotos oficiales de Honda, Yamaha y Ducati. El peor resultado de Rins durante el invierno ha sido octavo en Losail, mientras que Iannone llegó a ser el más rápido del viernes. «Parece que estamos en buena forma», comenta el jefe del equipo Davide Brivio.


Suzuki afronta su cuarto año tras la vuelta a MotoGP con optimismo. Álex Rins, que inicia su segundo año en la máxima categoría, ha terminado las tres citas del invierno siempre entre los diez mejores, llegando a ser quinto en Buriram. Andrea Iannone, que fue el piloto más rápido en el segundo día de pruebas en Qatar, figura como el sexto piloto más veloz en el escenario donde en solo 11 días comenzará una nueva temporada.

Álex Rins vio frustrada su temporada de debut en MotoGP en 2017 a causa de problemas físicos. El piloto barcelonés se lesionaba en pretemporada, también entrenando motocross antes del GP de Argentina y por último, fractura de cúbito y radio durante el GP de Las Américas. Sin embargo, desde su vuelta a los circuitos la progresión de Rins ha sido ascendente, abonándose al Top10 durante las últimas citas de la pasada campaña y culminando el año consiguiendo un cuarto puesto, su mejor resultado en MotoGP, en la cita de clausura de su temporada de rookie en Valencia.

Durante todo el invierno Rins se ha mostrado entre los mejores. Terminó sexto en Sepang, a poco más de medio segundo del piloto más rápido, Lorenzo, y por delante de pilotos oficiales como Viñales, Márquez, Rossi, o su propio compañero de equipo -13º a siete décimas-. En Buriram Álex fue quinto, solo por detrás del trío de Honda -Pedrosa, Márquez, Crutchlow- y Johann Zarco. Para concluir el invierno, Rins ha sido octavo en Qatar, a seis décimas de la cabeza.

«Estoy deseando que empiece esta nueva temporada, la afronto con mucha confianza y creo que tenemos un buen conjunto», declara Rins ante la que será su segunda temporada en MotoGP, esperando un año positivo, y el primero sin lesiones mediante desde 2015«Creo que estos tres días de pruebas han sido muy buenos, y también ha sido positivos porque hemos probado muchas cosas y confirmado muchas otras. También hemos probado a hacer un simulacro de carrera y el ritmo era realmente bueno», declaraba tras cerrar el invierno en Qatar.

Andrea Iannone se ha mantenido más retrasado en la tabla de tiempos durante el invierno. El piloto de Vasto firmó empezó 2018 firmando el 13º mejor tiempo en Sepang, a siete décimas de Lorenzo. En Tailandia el italiano se quedó a casi un segundo de Pedrosa, siendo 15º. Sin embargo en Qatar Iannone apareció de nuevo entre los puestos más destacados de la tabla, siendo tercero el primer día a 54 milésimas de Viñales, y liderando la segunda jornada tras rodar tres décimas más rápido que el récord oficial del trazado.

«Aquí (N. del R.: en Qatar), desde ayer, la moto me ha dado buenas sensaciones. Soy capaz de pilotar mucho más con mi estilo de siempre, y hemos sufrido menos en las frenadas fuertes. He completado un simulacro de carrera corto y ha sido muy positivo. Aún tenemos margen de mejora pero el equipo y Suzuki están haciendo un buen trabajo. Hemos recogido toda la información de los dos primeros tests y hemos intentado hacer una moto competitiva», declaraba el piloto italiano al finalizar el segundo día. Ayer, en el último día de la pretemporada, Iannone no pudo salir a pista a causa de una gastroenteritis, agravada la noche del viernes con fiebre.

Durante la jornada final del invierno Álex Rins hizo una simulación de carrera, con la que declaró sentirse bastante satisfecho, al igual que lo hicieron sus jefes Davide Brivio, jefe del equipo, y Ken Kawauchi, jefe técnico. Rins completó 14 vueltas mostrando un ritmo muy consistente en 55 medio, cerca de la que podría ser la tónica de la carrera, el 55 bajo.

Desde el primer día en Qatar en Suzuki han definido la base que usaran para la primera carrera del año, y también el carenado que utilizarán bajo los focos de Losail. En la mayoría del test ambos pilotos utilizaron el carenado con apéndices aerodinámicos (en la imagen), por lo que todo apunta a que será este el homologado. «Todo el mundo quiere correr ya, estamos cansados de probar. ¡Queremos conocer las respuestas a nuestras preguntas!», declaraba Davide Brivio al finalizar la pretemporada. Y con razón.