El piloto del Team Pedercini, que estaba en observación en el hospital Royal Melbourne, abandonó el mismo bajo su responsabilidad para regresar con su equipo a Phillip Island.

Foto: Kawasaki

Tras la caída sufrida durante la Superpole 2, David Salom sufrió una conmoción cerebral y la fractura en un dedo de su mano izquierda y fue trasladado al hospital Royal Melbourne, en el que permaneció en observación durante unas horas. No obstante, tal y como confirmó por medio de un comunicado el Team Pedercini, Salom pidió el alta voluntaria y volvió a reunirse con su equipo en Phillip Island.

Según informa su equipo, el mallorquín sufre «un leve dolor de cabeza causado por la conmoción cerebral, pero en general se encuentra bien». Ahora está a la espera de evaluación para que los médicos le dejen participar en las dos carreras; según la actualización del Código Médico de la FIM, con la última versión del SCAT3 (Sport Concussion Assesment Tool) no podría correr, ya que este protocolo –que se implanta también este año en MotoGP­– no autoriza a participar a pilotos que han sufrido una conmoción cerebral en las horas previas.