Viñales apunta a la elección del motor como uno de los problemas

Después de acabar séptimo en los entrenamientos de clasificación en Motegi y de que Zarco fuese segundo, Maverick Viñales ha hablado con claridad sobre la diferencia que hay respecto al francés. Apunta directamente a la elección del motor de las Yamaha oficiales para esta temporada.


Poco han durado los brotes verdes de Yamaha en Motegi. Después de un inicio en el que se confirmaban los buenos augurios de Tailandia, hoy el discurso de Maverick Viñales ha cambiado sustancialmente. El piloto del Movistar Yamaha saldrá mañana desde la séptima posición y destaca que las cosas han ido a peor después de la primera jornada de entrenamientos: «Han empeorado bastante las sensaciones. En el FP1 me encontré muy bien encima de la moto, pero a medida que hemos ido rodando, me he ido encontrando peor entrenamiento a entrenamiento. Para mañana tendremos que poner todo sobre la mesa y ver si los pasos que hemos dado han sido los correctos o no», comentaba Viñales en el micrófono de Movistar MotoGP al término de la jornada.

Sobre los problemas que han surgido este sábado, Viñales explica que «no puedo frenar, me cuesta mucho parar la moto y en esta pista es muy importante la frenada, entonces ahí estamos perdiendo demasiado».

Lo realmente llamativo de esta comparecencia de Viñales ha llegado cuando Izaskun Ruiz le ha preguntado sobre la diferencia respecto a Zarco, que mañana saldrá segundo y que sólo se ha quedado a 68 milésimas de la pole, aventajando en más de medio segundo a las Yamaha oficiales: «Fácil, lleva otro motor distinto. Un motor que cuando lo probé me gustó y en la pretemporada también me gustó. Pero al final tuvimos que ir con este motor y ahora lo estamos pagando», decía Maverick.

Una declaración que vuelve a poner de manifiesto que los problemas vienen sobre todo del motor, un propulsor que no eligió el piloto de Rosas. La opinión del gerundense a la hora de elegir el motor para 2018 no tuvo tanto peso en el box de Yamaha. Cabe recordar que para las marcas que no tienen concesiones el desarrollo del propulsor queda congelado a partir de la primera carrera, por lo que la elección de la especificación que llevarán durante toda la temporada ha de hacerse previamente.

El #25 también ha mostrado algunas novedades este fin de semana en su Yamaha, tanto en la forma del depósito como en el tamaño del asiento. Este último cambio de ergonomía le está funcionando: «El depósito es porque yo soy más pequeño, entonces es más largo. El asiento le he empezado a usar aquí. Lo pregunté en Buriram, porque lo sentía sobre todo en los cambios de dirección. El asiento es muy grande y yo soy pequeño, así que el asiento me quedaba enorme. Pero aquí ha ido mejor, realmente han hecho un buen trabajo».

Pese a que ha sido un sábado difícil, Viñales confía en hacer una buena carrera. El cambio en el reparto de pesos ha solucionado los problemas de tracción, pero las dificultades para Maverick están ahora en la entrada en curva. Se ve con opciones de podio si consiguen limar estos problemas: «Para mañana todavía queda el warm up. Es muy importante probar algo distinto a la dirección que teníamos tomada. Acelerando, muy bien, estoy muy contento. La moto acelera mucho y gracias a esto he podido hacer muy buen tiempo, pero hay que mejorar la entrada en curva. Si mejoro eso mañana, creo que estamos para el podio».