Pedrosa, protagonista del test de MotoGP en Montmeló

Dani Pedrosa volvió a juntarse con el resto de los pilotos de MotoGP en el test de Montmeló. Hablamos con Márquez, Lorenzo, Rossi, Viñales, Dovizioso, Rins y Quartararo sobre el regreso del piloto español, ahora como probador de KTM.


El regreso de Dani Pedrosa a la pista como nuevo piloto probador de KTM fue uno de los grandes reclamos de la jornada de test de MotoGP que se llevó a cabo en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Bien es cierto que Dani ya había rodado con la moto austriaca en un test privado en Jerez el pasado mes de diciembre, en otro en mayo en Mugello para comprobar el estado de su clavícula, y que antes de poner rumbo a Montmeló ya se subió a la RC16 durante dos jornadas en Brno. Pero la del lunes era la primera jornada en la que Pedrosa rodaba en público tras su retirada como piloto permanente y, además, con el resto de pilotos de la parrilla de MotoGP.

En su nuevo rol como probador de KTM, el de Castellar del Vallés completó un total de 51 vueltas e hizo un mejor tiempo de 1:41.824. Acabó en la última posición (25º), aunque tras haber progresado holgadamente a lo largo de toda la jornada. Se quedó a 2.8 segundos del tiempo con el que Viñales comandó este test. Eso sí, no fue su último día de trabajo esta semana, ya que el miércoles volverá a ponerse al manillar de la KTM en otro día de test privados organizados por parte de la firma de Mattighofen.

No pudimos saber las impresiones de Pedrosa, ya que el tricampeón del mundo no compareció ante los medios de comunicación después de su 'vuelta al cole' del lunes, así que desde MOTORBIKE MAGAZINE buscamos las opiniones en el otro lado: el de sus antiguos rivales (o compañeros de parrilla), para conocer si habían llegado a coincidir con el #26 en pista y qué sensación les causaba verle con los colores de KTM después de tantas temporadas (12+1, nada menos) como piloto oficial de Honda.

Su compañero durante las últimas seis temporadas, Marc Márquez, corroboraba lo raro que se le hacía ver a Dani con otra moto y otro atuendo: «He coincidido con él un par de veces, pero entraba a box o salía de box, así que no hemos rodado juntos. Se hacía extraño verle de KTM. Lo veías, porque tiene un estilo peculiar y además sabes que es él inmediatamente por su envergadura. Era diferente verle vestido de KTM».

«No le he visto en pista», decía el heredero de la Honda RC213V de Pedrosa y gran rival del catalán durante muchos años en 125cc, 250cc y MotoGP, Jorge Lorenzo: «Su trabajo es intentar transformar toda su experiencia en mejoras en KTM y yo creo que lo hará muy bien. Es evidente que tras estar tantos meses parado, también con lesiones, hace que pierdas el ritmo y además con una moto que no conoce. Pero su trabajo no es ir rápido ni ganar carreras, sino que su trabajo es dar mucha experiencia a su nuevo equipo», exponía el balear.

Quien tampoco coincidió en pista con él en los test, pero sí lo hizo el domingo en persona fue Valentino Rossi, que se alegraba de reencontrarse con Pedrosa: «No le he visto en pista, pero sí que estuvimos juntos el domingo, porque hice el intercambio de cascos con Dani. Me dijo que estaba bien y que estaba tranquilo. Me ha gustado mucho volver a verle, porque casi siempre hemos tenido una buena relación».

También se quedó con ganas de encontrarse con él durante alguna vuelta Andrea Dovizioso, otrora compañero de Pedrosa en el Repsol Honda de 2009 a 2011: «Desafortunadamente, no le he visto en pista. Me hubiera gustado, porque habiéndolo visto siempre con una Honda, me hubiese gustado comprobar si su estilo sigue siendo el mismo, aunque creo que se trata de una moto bastante diferente».

Álex Rins, por su parte, destacaba el inconfundible estilo de pilotaje del 'Samurái': «Me ha sorprendido, porque saliendo de boxes me he encontrado que él estaba pilotando. La verdad es que él tiene un estilo de pilotaje peculiar. La forma en la que levanta la moto creo que ninguno de nosotros la levanta igual de rápido de él. No hemos llegado a coincidir, porque justo cuando yo salía a pista él cortaba porque volvía a box».

De los que más alegría mostró por tener a Pedrosa de vuelta fue Maverick Viñales, que sí que tuvo la ocasión de cruzarse varias veces con él rodando: «Le he visto bastante. Bastante bien, muy por la línea, así que seguramente hará un buen trabajo para los de KTM. Sí he coincidido con él, aunque lástima que las veces que lo he hecho era teniendo yo neumático nuevo e iba a por faena. He visto a Dani bien, como siempre. Un pilotazo al que da gusto tener con nosotros».

Y también hubo tiempo de acumular un 'bonus track', el de un piloto que nunca llegó a competir contra Pedrosa y que de hecho está ocupando (con un excelente nivel) el asiento por el que Dani negoció antes de retirarse: «No he tenido la oportunidad de verlo, pero sabiendo que él está rodando... ¡ya puedo decir que he rodado con Dani una vez en mi vida!», apuntó Fabio Quartararo.