El neumático duro trasero, un problema para Dani Pedrosa

Dani Pedrosa no ha podido acabar en Tailandia tras una caída a ocho vueltas del final, en una carrera en la que optaba al podio. El piloto del Repsol Honda se ha visto condicionado por el hecho de tener que usar el neumático duro trasero y cree que ha sido su gran problema durante la carrera.


Mala suerte para Dani Pedrosa en Buriram. El piloto del Repsol Honda ha realizado una de sus mejores carreras de la temporada y era un firme candidato al podio hasta que a ocho vueltas del final se ha ido al suelo en la curva 5, diciendo adiós a la carrera cuando rodaba en el grupo de cabeza en la quinta posición: «He cogido un pequeño bache que hay en esa curva y se me ha ido de delante, básicamente. Estaba yendo cada vez más rápido y en esa curva en ese momento no he podido salvarla», decía Pedrosa en el micrófono de Movistar MotoGP para explicar cómo ha sido su caída.

Todo ello después de haber hecho una gran remontada, ya que el de Castellar del Vallés ha llegado a rodar en la 11ª posición tras una combinación de problemas en la salida. El primero ha tenido que ver con el embrague y el segundo con un agresivo adelantamiento de Miller en la curva 1 que ha hecho que tanto él como el australiano tuvieran que salirse a la zona verde: «Estaba esperando a hacer una buena salida, pero me ha fallado el embrague y no he salido bien. Eso me ha dejado una posición débil en la primera curva. Miller ha entrado sin frenos y nos ha sacado a los dos de la pista. Por suerte estaba ahí asfaltado, pero no íbamos por el sitio, hemos vuelto a pista más lentos y los pilotos que venían han aprovechado en la recta para pasar, y aún he perdido muchas más posiciones en la siguiente curva a raíz de eso», explicaba Pedrosa.

Sin embargo, su principal quebradero de cabeza ha estado en el neumático trasero duro. Por su liviano peso, el piloto del Repsol Honda tiene más problemas para calentar estos compuestos, pero no ha tenido más remedio que utilizarlo. Michelin había recomendado a todos los equipos montar el duro trasero, ya que con las dos opciones medias y la blanda no estaba garantizado que se pudiera terminar la carrera teniendo en cuenta las altas temperaturas que se han registrado en Buriram durante el fin de semana.

Pedrosa ya trabajó con el duro trasero de cara a la carrera teniendo en cuenta que era la elección más segura y no las tenía todas consigo. Este domingo las sensaciones han ido por los mismo derroteros: «El problema principal ha sido el neumático duro, porque no tenía agarre en el momento de calentar el neumático cuando lo pones. Ha sido una clarísima desventaja en ese sentido, porque he necesitado cinco vueltas para calentarlo, mientras que los rivales lo ponían nuevo en la salida. He hecho dos vueltas extra antes de ir a parrilla para limpiarlo un poco más, pero aun así la diferencia era enorme. Lo que pasa es que supongo que eso no le importa a mucha gente», decía el piloto español.

Dani puntualizaba en Movistar MotoGP que el mensaje no lo decía por Michelin, pero se mostraba muy conciso: «Lo digo porque cuando le pasa sólo a un piloto, a nadie le importa».

Pedrosa cree que para volver a luchar por el podio en las próximas carreras «la clave es intentar salir bien y estar en el grupo de delante, porque luego hemos podido rodar como ellos o mejor. Intentar hacer bien esos momentos clave que hay hoy en día en MotoGP, porque es mucho más fácil pilotar con los pilotos de delante que con los de detrás».