Dani Pedrosa tomó la repentina decisión de bajarse de la moto tras la primera carrera del año cuando su equipo le anunció que no contarían con él para la próxima temporada. Todo apunta a que este fue este el desencadenante de la noticia que revolucionó el paddock del GP de Qatar.

 

Dani Pedrosa MotoGPEl pasado mes de julio Dani Pedrosa renovó por dos temporadas con el equipo con el que ha estado desde que llegó a la categoría reina. La noticia llegó cuando ya se sabía que Dani había estado en negociaciones con Suzuki, pues su continuidad en Honda dependía de un acuerdo económico que finalmente sí se alcanzó, pero el piloto de Castellar del Vallés tuvo que reducir mucho sus pretensiones económicas para poder llegar a un punto de encuentro.

Todas las partes se mostraron muy satisfechas con este acuerdo que les unía hasta finales de 2016. Pero como todos los acuerdos, éste estaba condicionado por ciertas cláusulas y el anunciado acuerdo de dos años podría mejor interpretarse como un acuerdo de 1+1,es decir, que se renovó para 2015 y, si ambas partes lo querían, se prolongaría una temporada más en las condiciones pactadas.

Pero todo apunta a que una de las partes –el equipo– ha querido hacer valer su opción de no continuidad y así se lo anunciaron a Dani Pedrosa que, según lo visto, no encajó bien la noticia y anunció de forma repentina e inusual que se bajaba de la moto sin fecha de regreso.

Es más que comprensible que, si el equipo tomó aquella decisión, quisieran anunciárselo al piloto con tiempo suficiente para que éste pueda comenzar a negociar su futuro. También es lógico habitual que haya una cláusula con una fecha límite tras la cual el acuerdo ya no pueda romperse.

Es también comprensible que Dani, tras recibir esta noticia, decidiese que era el momento propicio para poner fin a la lesión que tanto sufrimiento le estaba causando y, tras recuperarse, completar una temporada en la que demostrar que él sigue siendo uno de los pilotos más rápidos del mundo y que merece tener una moto a la altura de la más rápida.

Empiezan las conjeturas

Jack Miller Maverick Vinales MotoGPSea como sea, es más que evidente que lo sucedido en Qatar ha abierto una brecha entre piloto y equipo que ya pocos creen que pueda cerrarse, así que se ha abierto la veda para que comiencen las conjeturas sobre los pilotos que podrían estar llamados a subirse a la moto que ha sido durante tantos años patrimonio de Dani Pedrosa.

Cal Crutchlow, Jack Miller, Aleix Espargaró o Jorge Lorenzo son nombres que resuenan con fuerza y que ya antes han sido relacionados, de una u otra forma, con la marca del ala dorada.

Jorge Lorenzo ya tuvo una oferta en firme proveniente de Honda, un asunto que terminó con la fulminante ruptura de Jorge con Marcos Hirsch, el manager que gestionó aquel no-acuerdo que terminó en renovación con Yamaha.

Cal Crutchlow está haciendo un gran papel con la Honda del Team LCR y podría ser un interesante candidato a vestir los colores de la petrolera española por su condición de piloto británico.

Jack Miller tiene a su favor que HRC apoyó su salto a la categoría reina y el ser un piloto australiano, y esto en términos comerciales es siempre interesante, aunque en su salto de Moto3 a MotoGP aún no está logrando resultados muy destacados por lo que podría ser un interesante candidato más a medio-largo plazo que en la actualidad.

Qué duda cabe que Aleix Espargaró es un grandísimo piloto que lleva varias temporadas logrando excelentes resultados con motos muy inferiores a las de los rivales con los que se pelea carrera tras carrera desde hace casi cuatro años.

Dani Pedrosa por Maverick Viñales. ¿Hay trueque?

Maverick Vinales MotoGPPero si hay un piloto que resuena como firme candidato a sustituir a Dani Pedrosa en el Repsol Honda este es Maverick Viñales.

Compañero de Aleix Espargaró en el equipo Suzuki y debutante en la categoría reina, Maverick es uno de los pilotos con mayor proyección del Mundial de MotoGP, una trayectoria que poniéndola paralela a la de Marc Márquez poco tiene que envidiar y que, tras sólo dos carreras en MotoGP, ya está dando síntomas de lo que puede estar por llegar.

En estos momentos Suzuki tiene dos pilotos muy competitivos y no tendrá interés en dejar escaparlos, pero también es cierto que Davide Brivio ya demostró la temporada un gran interés por Dani Pedrosa aludiendo a su larga experiencia como piloto, un valor que para Suzuki aún podría ser clave a la hora de desarrollar una moto que sea capaz de plantar cara a las más competitivas del Mundial.

Repsol, Honda y Red Bull. Un último factor que podría ser clave en este sentido es el acuerdo alcanzado entre el equipo Repsol Honda y Red Bull. Por primera vez en 20 años, Repsol ha cedido una parte importante de la imagen de las motos que patrocina y lo ha hecho con una marca que apostó en 2014 por Maverick Viñales. Viñales pasó a ser piloto Red Bull en 2014, uno de los primeros frutos de su acuerdo con Aki Ajo como representase, una de las personas en el paddock del Mundial más ligadas a la firma de bebidas energéticas, si no la que más.

Todo esto podría quedar en poco más que palabras vacías si la especulada ruptura entre Honda y Pedrosa no es tal, pero parece que las cosas empiezan a apuntar en esta dirección. Año tras año se anticipa el inicio del mercado de fichajes y parece que esta temporada se ha abierto la veda apenas unos minutos después de la primera carrera del año.