Pedrosa saldrá quinto en Mugello

Segunda fila de parrilla y buenas sensaciones para Dani Pedrosa en Mugello. El piloto del Repsol Honda saldrá quinto, entre la Ducati de Michele Pirro y la Honda de su compañero Marc Márquez, sus dos acompañantes en la segunda línea. Asegura que han de mejorar en algunos puntos, pero se muestra positivo de cara a la carrera.



Dani Pedrosa sigue mostrando consistencia en este primer tercio de temporada en MotoGP. El piloto de Castellar del Vallés se ha clasificado como mejor Honda en Mugello, logrando una positiva quinta posición por delante de Márquez. El segundo clasificado del campeonato se mostraba satisfecho por cómo había ido la jornada: «En general estoy contento por la posición. Hemos trabajado bastante en la clasificación; sobre todo esta mañana hemos tenido algún problema en el FP3, pero por suerte hemos podido solucionarlo y entrar directamente en la Q2. También ha sido importante en el FP4 probar algunos neumáticos y ya sabemos más o menos la elección para mañana», explicaba en el micrófono de Movistar MotoGP.

Aun así, Pedrosa no las tenía todas consigo, puesto que no se ha encontrado del todo cómodo en la Q2 y asegura que tienen algunos problemas de electrónica que les están limitando: «En la Q2 el tiempo no ha sido muy, muy rápido. La sensación con el neumático más blando no era extremadamente buena y quizá por el calor, o no sé por qué, nos ha costado un poco más. Tenemos un par de puntos en los que nos cuesta electrónicamente, algo que nos está limitando un poco. Vamos a intentar trabajar en esa zona, a ver si podemos ganar algo ahí para mañana. Y luego, estar concentrados en la salida y las primeras vueltas, que son muy importantes en este circuito, y también en el ritmo».

En cuanto a la elección de los neumáticos para mañana, Pedrosa ha apuntado algunas claves: «No he probado el duro trasero. Parece que habrá bastante gente con el neumático duro delantero, y puede ser que también nuestra opción. Con el trasero está más mezclado, pero parece ser que la mayoría opta por el medio».

De cara a sus opciones de victoria, Dani no cierra las puertas a la posibilidad de ganar en Mugello, aunque asegura que será una carrera reñida, con muchos rivales, a la que intentará llegar con los problemas de electrónica ya resueltos: «Hay que luchar mañana, porque es una carrera no sólo contra rivales, sino también con la moto; si podemos mejorar la parte electrónica conseguiremos mucha más estabilidad y eso nos ayudará a ir un poco más cómodos. En cuanto a rivales, hay bastantes para mañana; parece que Valentino ha enseñado las cartas ya hoy, y en general habrá que estar concentrados para una carrera en la que los rebufos pueden ser también muy importantes».