Pedrosa y su compañero Borga tuvieron que abandonar en las dos carreras

El piloto español no pudo completar ninguna vuelta en las dos carreras del fin de semana en el Lamborghini Super Trofeo, en la primera por un incidente de su compañero de equipo y en la segunda por un choque inevitable nada más comenzar.


Dani Pedrosa no guardará un grato recuerdo de la que fue su segunda participación como piloto del Lamborghini Super Trofeo. El tricampeón del mundo de motociclismo llegó a Misano con el objetivo de dar un paso adelante respecto a su debut en Imola, pero las cosas no le salieron de cara ni a él ni a su compañero de equipo, el suizo Antonin Borga.

La dupla del FFF Racing Team no pudo terminar ninguna de las dos carreras del fin de semana, aunque el rendimiento en los entrenamientos había sido prometedor. Borga disputó la Q1 para configurar la parrilla del sábado, acabando 10º en la clasificación global y quinto dentro de la categoría Pro-AM. Por su parte, Dani Pedrosa fue el encargado de salir a la Q2 para confeccionar las posiciones de salida del domingo, finalizando en 20ª posición (octava en Pro-AM) y mejorando holgadamente sus sensaciones respecto a Imola.

Sin embargo, las carreras fueron para olvidar para el dúo Borga-Pedrosa. El piloto suizo fue el encargado de tomar la salida y de hacer la primera parte de carrera en la manga disputada el sábado, pero un toque con otro piloto acabó con ambos en la grava y con el coche del FFF Racing Team fuera de carrera. En ese momento ya estaba abierta la ventana para el cambio de piloto, por lo que Pedrosa estaba ya preparado para salir a pista y acabar la carrera, pero no pudo ni siquiera participar tras el incidente de su compañero.

Dani Pedrosa Lamborghini Super Trofeo Misano 2

La fortuna volvió a estar en contra de Pedrosa el domingo. En esta ocasión era a él a quien le tocaba tomar la salida y hacer la primera parte de carrera, pero un toque en la parte delantera del grupo nada más arrancar la prueba provocó el trompo de Basz, que se quedó parado en mitad de la pista entre las curvas 1 y 2, con tan mala suerte de que fue imposible de esquivar para Pedrosa. Dani chocó contra él y se vio envuelto en un golpe múltiple que le obligó a retirarse de la carrera. Otra vez se quedaba sin haber podido completar ni una sola vuelta.

«En general, ha sido un fin de semana muy desafortunado porque no he podido dar ni una vuelta en carrera», comenzaba diciendo Dani Pedrosa. «El sábado, mi compañero de equipo tuvo una lucha contra otro piloto y durante esa lucha ambos se fueron a la grava, por lo que no pude participar en la segunda mitad de la carrera. Y hoy (por el domingo), tras la salida, he estado envuelto en un gran choque junto a otros tres o cuatro coches, así que ha sido imposible terminar la primera vuelta, por desgracia».

Pedrosa salía con sabor agridulce de Misano, ya que había mejorado su ritmo respecto a su debut en el campeonato, pero no tuvo la oportunidad de plasmarlo en carrera: «No he podido marcar tiempos en carrera, aunque el ritmo en los entrenamientos y el que esperaba para la carrera era muy bueno, con una mejora muy grande en comparación a mi primera participación en Imola. Así que estaba deseando intentar hacer una buena actuación hoy, pero por desgracia no ha sido así. Espero que la próxima vez podamos hacerlo mejor y tener más suerte».

El actual probador de KTM y Leyenda de MotoGP volverá a ponerse a los mandos del Lamborghini Huracán Súper Trofeo EVO2 el próximo mes de noviembre para la última cita de este campeonato monomarca, que se celebrará del 2 al 4 de ese mes en Portimao. También se disputará allí la Lamborghini World Final los días 5 y 6 de noviembre.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home