El español regresaba tras su operación en el antebrazo derecho

El piloto del Repsol Honda Team ha vuelto a la competición en la 16ª posición tras una caída en la segunda vuelta. No obstante, ha podido volver a carrera para terminar y acumular unos kilómetros muy importantes en su regreso.

No ha sido el regreso esperado para Dani Pedrosa, después de sufrir una caída en la segunda vuelta. La parte positiva es que el catalán ha reemprendido la marcha y ha completado la carrera con un buen ritmo. Para el piloto del Repsol Honda Team ha sido una caída inesperada, y ha asegurado que tras la caída tenía el manillar totalmente torcido y que el acelerador no retornaba de forma automática, lo que le ha obligado a hacer todo el movimiento hacia delante y hacia atrás, con el consiguiente esfuerzo físico: «El puño del gas no tenía retorno y en esas condiciones tienes que hacer más esfuerzo».

«Las primeras sensaciones a nivel físico son más positivas y eso es lo bueno. A nivel técnico falta mucho, hay que mejorar mucho la moto», confirmaba el piloto español, que añadía lo siguiente: «Ya he dado mis indicaciones sobre lo que creo que se puede mejorar y vamos a ver si estamos a tiempo de dar un paso adelante en las próximas carreras y acercarnos a nuestros rivales». Dani era conciso sobre los principales problemas de la Honda RC213V: «Básicamente, que la moto se mueve mucho. Pero creo que ahora lo importante es intentar coger los puntos débiles, que son entrando en la curva y saliendo de la curva. Puede ser que sólo con un pequeño cambio la moto cambie por completo y podamos estar más fuertes. Hay que pensar bien y hacer buenos pasos».

Está claro que queda trabajo por delante en Honda para mejorar en la puesta a punto, pero Pedrosa es consciente de que la clave está en saber bien cuáles son los cambios que se han de hacer: «Lo importante antes de nada es tener buenas ideas y después de eso es posible que los cambios se puedan hacer en uno o dos Grandes Premios. Aunque he pilotado solo en carrera y no he podido estar con otros pilotos, que eso también ayuda mucho, he podido entender un poco la moto y vamos a ver si a partir de ahí podemos ayudar a mejorar».

Sobre la situación de su brazo, el condicionante que le ha impidió estar presente en Austin, Argentina y Jerez, Pedrosa aseveraba que ha tenido buenas sensaciones: «He sentido un poco menos de dolor. Evidentemente, en la primera carrera no es perfecto porque falta fuerza y falta costumbre. Espero que con las próximas semanas con un poco más de terapia y entrenamiento pueda coger más ritmo. Estaba un poco nervioso antes de empezar la carrera por la incertidumbre, pero ahora estoy un poco más tranquilo».