Sunderland, sancionado con una hora; Benavides, con tres

Sam Sunderland fue penalizado con una hora al final de la octava etapa del Dakar 2019 después de alegar problemas en su iritrack para no abrir pista. No es la única sanción, ya que Benavides fue castigado con tres horas por usar anotaciones complementarias a su roadbook.


La lucha por la victoria en el Dakar 2019 se reduce después de la octava etapa. Pese a que la antepenúltima especial acabó con los cinco primeros clasificados de la general separados por menos de 10 minutos, uno de ellos ha quedado apeado de esa pelea por una sanción de una hora. Se trata de Sam Sunderland, que cae de la cuarta posición de la general hasta la novena tras esta penalización.

El piloto británico, ganador de dos etapas en lo que va de Dakar, era el encargado de abrir pista ayer tras su triunfo en la séptima especial. Sin embargo, arrancó detrás de Cornejo y Brabec, 14 minutos más tarde de la hora prevista y justificó lo que había sucedido explicando que había tenido problemas en su iritrack y que había comenzado más tarde al tratar de solucionarlos.

Sin embargo, la organización determinó que el piloto británico había causado deliberadamente este problema técnico con tal de no salir el primero en la etapa y aprovechar la referencia de los tres pilotos que arrancaron por delante, por lo que decidieron sancionarle con una hora.

De este modo, Sunderland pasa de estar cuarto a 6'38" del liderato, a ser noveno a 1h06'38" y sin margen (quedan sólo dos etapas) para remontar la situación. El británico no tendrá posibilidades de repetir el triunfo de 2017.

Benavides, sancionado con tres horas


Y si el día no había tenido suficiente para Honda con el abandono de Ricky Brabec cuando iba líder de la carrera, la marca del ala dorada perdió cualquier esperanza de victoria después de que Kevin Benavides recibiese una penalización de tres horas. El argentino estaba haciendo trampas, ya que llevaba anotaciones complementarias a su roadbook, todas ellas anotadas en un papel que iba sobre el depósito y que escondió antes de arrancar la etapa.

La organización persigue que estas prácticas no se produzcan y, para predicar con el ejemplo, las sanciona muy duramente. La penalización de tres horas a Benavides le hace caer al 14º puesto de la general, lo que sitúa a Oriol Mena 10º y a Laia Sanz en la 12ª plaza.