KTM saca tajada de una jornada marcada por el abandono de Brabec

Alegría por partida doble para KTM en la octava etapa del Dakar 2019. Matthias Walkner se he hecho con su segundo triunfo de etapa, mientras que Toby Price se ha aupado al liderato después del abandono de Ricky Brabec. Price y Quintanilla, máximos favoritos a la victoria.


Pase lo que pase de aquí hasta el final, que tendrá lugar dentro de dos días, el Dakar 2019 será recordado como una de las ediciones más abiertas e impredecibles de todos los tiempos. El intercambio de líderes ha sido una constante desde que arrancó la carrera el pasado 6 de enero y este martes se ha vivido un nuevo capítulo al respecto después de que Ricky Brabec haya sufrido en sus carnes la cara más cruel de esta carrera: una rotura de motor le dejaba parado en el kilómetro 56 de la especial. Adiós Dakar y adiós al sueño tanto suyo como de Honda de hacerse con la victoria.

La etapa había arrancado de forma bastante peculiar, ya que el formato de salida previsto para hoy era intercalando las 10 mejores motos, los 10 mejores coches y los 5 mejores camiones de la etapa anterior, lo que provocaba que entre varios de los favoritos hubiese una brecha importante entre sus respectivas horas de salida.

Quien aprovechó la tesitura a las mil maravillas fue Toby Price, que después de ser muy regular durante todo el Dakar, tenía entre ceja y ceja que esta antepenúltima jornada de competición era para atacar. Lo hizo desde el inicio, situándose al frente ya desde el primer way point, aunque sus diferencias con Walkner y Quintanilla estaban siendo pequeñas.

Tanto el austriaco como el chileno acabaron la etapa con mejor ritmo, superando finalmente a Price. Cabe recordar la gesta del australiano, quien apenas hace un mes se rompía la muñeca izquierda en un entrenamiento y era seria duda para correr en el Dakar. No sólo lo está disputando, sino que además desde este martes es el nuevo líder cuando sólo restan dos etapas para el final.

El honor de la jornada recaía en su compañero de filas, Matthias Walkner, que de este modo lograba su segundo triunfo parcial en lo que va de Dakar con una renta de 45 segundos sobre Quintanilla y de 1’13” sobre Price. Sunderland, cuarto en la etapa, llegaba ya a 6’21” del ganador.

Así las cosas, ya sin Brabec en carrera, Toby Price (KTM) escala a la primera posición de la clasificación general con 1’03” de renta sobre Quintanilla (Husqvarna), 6’35” sobre Walkner (KTM), 6’38” sobre Sunderland (KTM) y 9’54” sobre Van Beveren (Yamaha). Es decir, pese a todo sigue habiendo cinco pilotos separados por menos de 10 minutos y ahora el pastel queda a repartir entre tres marcas (KTM, Husqvarna y Yamaha), ya que Kevin Benavides (Honda) ha cedido 15 minutos más y está a 21’41” del liderato.

KTM tiene ya a sus tres espadas en las cuatro primeras posiciones de la general y la gran amenaza para el 18º título consecutivo llega por parte de Quintanilla, piloto Husqvarna, marca que es propiedad de KTM. La etapa de mañana, la penúltima, se presenta como el día clave antes del “paseo” de 112 km de la última jornada. Todo llega muy abierto hasta el final, pero Toby Price, campeón de 2016, ha plantado firmemente su candidatura a ser nuevamente campeón.