Matthias Walkner se convirtió en la sorpresa de la tercera jornada del Dakar 2015, consiguiendo la victoria por delante de Marc Coma y Joan Barreda, los dos favoritos a la victoria final. Tras su triunfo, el piloto austriaco subió al tercer puesto de la clasificación general, que sigue liderada por Barreda.