Una moto eléctrica muy exclusiva

Tras haber dejado ver varios prototipos en los últimos años, la firma estadounidense Curtiss Motorcycles ha comenzado a recibir pedidos para la primera moto que pone a la venta: la Curtiss One.


Hace ya un par de años que empezamos a hablar de Curtiss Motorcycle, una firma estadounidense que estaba dando forma a motos imposibles y que había nacido de las cenizas de la anterior Confederate Motorcycles. Todo empezó con la Curtiss Zeus Radial V8, una moto eléctrica que simulaba montar un motor V8 de combustión, y tras ella llegó la  Curtiss Hades, otra moto eléctrica que inspiraba su diseño en el de un revolver. Incluso vimos una Curtiss Psyche, que pretendía ser la rival directa de la Harley-Davidson LiveWire.

Pero tras todos estos prototipos, el modelo que finalmente se ha puesto a la venta por primera vez es la nueva Curtiss One que aquí puedes ver. Una moto eléctrica que tiene un precio de ni más ni menos que 115.000 dólares, lo que al cambio son unos 102.000 euros.

Curtiss One 2022 6La moto estéticamente se asemeja bastante a los modelos que ya habíamos visto con anterioridad, que al fin y al cabo se inspiran en la moto V8 de carreras de Glenn Curtiss de principios del siglo XX. Con un chasis bajo y largo al más puro estilo ‘long-and-low’ americano. Ofrece una gran capacidad de regulación, ya que se puede variar tanto el ángulo de inclinación, de 27 a 31º, así como las estriberas, con 19 posiciones para las del piloto y 8 para las del pasajero.

Si hablamos de cifras, Curtiss afirma que la moto está un poco por debajo de los 193 kilos, con un motor capaz de ofrecer una potencia de 108 CV y un par de 200 Nm. Pero que en realidad con una futura actualización de software la potencia se podrá aumentar hasta alcanzar 214 CV, más de lo que la mayoría de las superbikes del mercado ofrecen.

Para que no les tomen por locos, Curtiss ha explicado de dónde sale su tecnología para así ganar credibilidad. El motor de flujo axial proviene de la firma británica Yasa, que ha suministrado tecnología a muchos fabricantes y es una subsidiaria de Mercedes-Benz. Pero claro, todo esto tiene que tener un lado menos bonito, y es que la autonomía de la One es de 193 km en ciudad de solo 112 en carretera abierta. El 80% de la carga se obtiene en 2 horas, y tomará 40 minutos más para conseguir la carga completa.

Más allá del motor, como ves el resto de los componentes de la Curtiss One no son menos sorprendentes. Tanto el amortiguador trasero horizontal como el tren delantero utilizan componentes de suspensión personalizados de RaceTech, mientras que los frenos son cosa de Beringer 4D.

Si te interesa la Curtiss One te gustará saber que para encargarla solo habrás de pagar de momento unos 27.000 euros, y lo demás ya vendrá después. Solo se construirán 300 unidades y si quieres puedes curiosear un poco con el configurador de la moto en la web de Curtiss. No te preocupes por el diseño final, podrás personalizarla con los diseñadores de la empresa antes de que se construya a finales de 2022.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home