La DGT lo justifica por el aumento de siniestros

La DGT ha propuesto nuevas medidas para conductores de motos a partir de 2024 para hacer frente a los últimos datos de siniestralidad entre las que destacan la implementación de un curso para los conductores con permiso B para conducir motos de hasta 125 cc y el casco integral y los guantes obligatorios.


En la rueda de prensa del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que se hacía balance de la siniestralidad vial del año 2023, saltó la sorpresa. La Dirección General de Tráfico (DGT) va a proponer nuevas medidas de cara a este 2024 para reducir la accidentalidad de las motos. Y van a traer cola... Vamos a ver cuáles son:

Curso para motoristas con carnet de coche que quieran llevar motos 125 / scooter 125

La primera de ellas es la imposición de un curso para todos aquellos que quieran conducir motos de hasta 125 cc y una potencia máxima de 15 CV. Concretamente a los conductores con permiso B con tres años de antigüedad que conducen estos modelos de baja cilindrada.

Hay que recordar que en España se podían llevar este tipo de motos y scooter con el carnet de coche y 3 años de antigüedad desde el año 2004, lo que supuso una apertura del mercado de este tipo de vehículos a un público mucho más amplio, antes restringido sólo a los conductores con un tipo de carnet de moto (carnet A1 desde los 16 años o superiores).

Casco integral y guantes obligatorios

La segunda medida consiste en la obligatoriedad de usar casco integral (o modular) y guantes homologados en carretera. En este apartado se especifica que serán obligatorios en autovías, autopistas y carreteras nacionales. De esta forma, el casco abierto o jet estará prohibido fuera de ciudad.

Yamaha NMAX 125 2022 30Tras anunciar el balance de siniestralidad vial en 2023, periodo en el que han fallecido 1.145 personas, el ministro aprovechó para anunciar estas dos medidas con la intención de reducir la mortalidad. Según los datos publicados por el ministerio, desde 2012, el único medio de desplazamiento que ha aumentado la siniestralidad es el de los motoristas con un aumento del 37% (de 218 a 299 fallecidos).

Grande-Marlaska tampoco ha profundizado sobre estos cursos obligatorios, pero todo hace pensar que será un curso teórico-práctico en el que se informe sobre medidas de seguridad en moto, así como alguna práctica en pista. Un trámite y desembolso que ya ocurre para dar el salto del carnet A2 al A.

Para finalizar, también se ha actualizado el contenido de los cursos de recuperación de puntos para incorporar un perfil específico para los motoristas. Una forma «segura y eficiente», según el ministro.

 

La industria responde: «Tendrá un fuerte impacto en la nueva movilidad»


Por su parte, la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) no ha tardado en manifestarse sobre los datos de siniestralidad y las medidas anunciadas por el Ministerio del Interior. Desde el principio del comunicado, expresa su «enorme preocupación» por la cifra de fallecidos en 2023, además de demandar medidas eficaces para mejorar esos datos. Sin embargo, la asociación no está conforme con las dos nuevas medidas.

Sobre los cursos obligatorios para los usuarios de una 125 cc con el carnet B, ANESDOR opina que esta medida «tendría un fuerte impacto en la nueva movilidad actual, pues dificultaría el proceso de electrificación (la inmensa mayoría de las motocicletas eléctricas vendidas son de esta categoría) y perjudicaría nuevas fórmulas de movilidad exitosas, como el motosharing».