Tormenta perfecta

Las ventas de motos caen de manera estrepitosa en el mes de enero de 2021. A la incidencia del Covid-19 hay que añadir otros factores como la borrasca Filomena, la cuesta de enero o el efecto fin de serie Euro 4 que adelantó las ventas al mes pasado.


'Se han alineado los planetas', como se suele decir. La incidencia del Covid-19 sigue lastrando el gasto de los españoles. A esto hay que añadirle la previsible 'cuesta de enero' a la que hacemos frente cada primer mes del año después de los excesos en Navidad. Sin embargo, pocos contaban con las consecuencias de la borrasca Filomena que tuvo a gran parte de España y que dejó a estas regiones absolutamente colapsadas y bloqueadas.

A estos factores negativos para el mercado de la moto hay que añadirle que el mes de enero de 2021 ha tenido dos días laborables menos que el mismo mes del año pasado, en el que, por cierto, todavía no éramos conscientes de la que se nos venía encima con la pandemia.

También cabe añadir el efecto fin de serie Euro 4, que ha provocado que muchas compras se hayan adelantado al mes de diciembre, antes de que esas unidades no se pudieran vender o matricular.

El resultado es estremecedor: sólo se han matriculado 9.073 vehículos ligeros, un descenso del 39,2% respecto a enero de 2020. La mayoría de los segmentos tienen caídas. Las motos caen un 37,5%, el de ciclomotores un 58,8%, el de triciclos un 44,1% y el de cuatriciclos ligeros un 11,8%. El único número en verde que vemos es el de los cuatriciclos pesados, con un crecimiento del 33,3%.

José María Riaño, secretario general de ANESDOR: «Ha sido un mes negativo en todos los aspectos para el sector. Las restricciones de movilidad impiden la dinámica normal de las ventas y este mes, a la COVID se ha sumado el impacto del temporal de nieve. Adicionalmente podemos constatar que el efecto fin de serie Euro 5, que contribuyó a incrementar las matriculaciones en diciembre, ha actuado de forma contraria en este mes de enero. En el sector de la moto hay una estacionalidad marcada y los meses de invierno son temporada baja. Igual que en 2020 la pandemia afectó de lleno al periodo de mayores ventas, confiamos en que si la situación mejora en los próximos meses el mercado retome el pulso. Es evidente que vivimos una gran incertidumbre económica a corto y medio plazo, pero todavía creemos que 2021 será un mejor año para el sector de la moto y los vehículos ligeros que 2020».

Deja una respuesta

Volver a la home