Tipos de correa, ventajas, mantenimiento y los mejores proveedores

Los tipos de transmisión en moto es un tema muy estudiado y que brevemente se resumen en: transmisión por cadena, transmisión por cardán o transmisión por correa. En este artículo veremos un poco más acerca de estas últimas, las más desconocidas.


Como hemos indicado en alguna ocasión, las transmisiones secundarias en las motos se engloban correa, cardán y cadena. En el caso de los scooter y maxi-scooter, las más utilizadas son las transmisiones por correa, pero también se pueden ver en otro tipo de motocicletas de marchas, como las custom.

Ventajas de la transmisión por correa en tu scooter


La correa tiene sus ventajas y desventajas como todo. Frente a motos de gran potencia, par motor, uso abusivo o excesiva tracción, no son, a priori, las más indicadas. Cuando hablamos de gran potencia nos referimos a una superdeportiva. En cuanto a par motor no sólo nos referimos a un motor grande, sino a una moto con gran capacidad de tracción y una cifra de Newton/metro muy elevada. Y sobre el uso abusivo, hacemos alusión a un uso intensivo en circuito. Sin embargo, para motos menos exigentes en esos aspectos, la cosa cambia y pasan a mostrar más ventajas que inconvenientes.

Por eso, la correa dentada se ha erigido como el sistema de transmisión secundaria más adecuado para el uso en scooter y maxi-scooter. ¿Por qué?

Las ventajas más significativas de la transmisión por correa son:

  • No requieren mantenimiento diario (no se alargan ni requieren limpieza y engrase).
  • Son más silenciosas.
  • Son más suaves (no hay vibración).
  • Son más progresivas y dulcifican la entrada repentina de gas.
  • Son más baratas.
  • Son más ligeras (menos peso no suspendido).
  • Duran significativamente más que una transmisión por cadena.
  • No deforman corona ni piñón (ni siquiera usan ese tipo de engranajes).

Tipos de correas de transmisión de scooter


Lo primero que debemos tener claro es que hablamos de correas de transmisión, no correas de distribución ni de motor… aunque básicamente son casi lo mismo.

A grandes rasgos, los tipos de correas de transmisión existentes según el tipo dentado que se utilizan en los scooter y maxi-scooter son:

  • Dentado simple: La mayoría de scooters y motos.
  • Dentado doble: Transmisión a eje doble (quads, cuadriciclos, etc).
  • Dentado avanzado: Fabricantes como Bando disponen de este tipo de correa avanzada, como su modelo Bando Avance que permite eliminar la necesidad de enfriamiento del aceite en los sistemas automáticos de transmisión. En este caso, es un híbrido de correa en V que combina en forma de H compuestos musculares y de los miembros individuales de tensión. Con este diseño y compuesto, se consigue un gran agarre eliminando casi al completo el deslizamiento. Además, produce poco ruido, suavidad de conducción y la generación de calor es muy baja por lo que no necesita de sistemas de refrigeración y puede utilizar toda la capacidad del motor reduciendo así el coste de energía.

En el caso de la marca Bando, también dispone de correas de kevlar, logrando una resistencia muy superior al caucho tradicional.

Mantenimiento de la correa de transmisión de tu scooter


El mantenimiento de una correa de transmisión es prácticamente nulo, ya que se remite únicamente a su sustitución y en todo caso a una supervisión visual con el paso de los años y los kilómetros.

¿Cuándo cambiar la correa de transmisión de un scooter o moto?

  • Principalmente quien indica cuándo se debe realizar el mantenimiento (sustitución) de la correa es el fabricante del scooter, un dato que viene reflejado en el manual de usuario.
  • En caso de no disponer de esa información, basta con seguir unos indicios bastante básicos tal como observar la aparición de grietas en el caucho de la correa, o incluso entre dentado y dentado también son claro síntoma de la necesidad de reemplazo. Muchas veces las grietas no son del todo visibles (en los scooters es necesario extraer la tapa del variador para poder acceder visualmente a la correa), pero la correa ya ha perdido parte de sus propiedades del caucho y empieza a estar cristalizada. Este caso es más difícil de percibir, aunque en muchas ocasiones suele transmitir más vibración de lo normal, al no ser lo suficientemente flexible el caucho de la correa y no absorber dichas vibraciones.
  • Otro síntoma, aunque más extremo, es cuando la moto no logra alcanzar su velocidad máxima. Esto puede ser un directo síntoma del mal estado de correa, que ha perdido espesor por el desgaste, y por ello variar la relación del desarrollo.

En cualquier caso, hay una norma genérica que recomienda no alargar el uso de una correa más de 15.000-20.000 km, aunque hay casos de correas reforzadas que han aguantado bastante más. Hay que recordar que los fabricantes avanzan en la creación de correas y uso de materiales como en el caso de la firma japonesa Bando, que es pionera en las correas de doble dentado, en la calidad del caucho o el uso de Kevlar para fortalecer su capacidad de resistencia. No dudes en consultar la gran variedad de correas Bando distribuidas por BIHR.