El mercado de la moto sufre un receso de más del 40%

La crisis desatada por el brote de coronavirus y el cierre de los concesionarios por el estado de alarma decretado por el gobierno han hecho caer las ventas de motos a cifras de matriculaciones insospechadas.


Era de esperar. La llegada de la crisis del coronavirus y, sobre todo, la entrada en vigor del estado de alarma el pasado 15 de marzo con el consecuente cierre de los concesionarios de motos, hacía presagiar una notable reducción en las ventas y matriculaciones de motos en toda España. ANESDOR ha dado a conocer los datos oficiales de este mes de marzo y se confirman estas premoniciones. En concreto, el mercado de la moto ha bajado un 42,5%. Se pone freno así al crecimiento registrado tanto en enero como en febrero y se salda este primer trimestre del año 2020 con una contracción acumulada del 6,3% respecto al primer trimestre del año pasado.

Son 9479 unidades en total y si agregamos los triciclos y cuatriciclos ligeros esta merma se queda en -41%. Las motocicletas en concreto caen un 45,7% (antes del estado de alarma crecían un 34,4%). Por su parte, los ciclomotores (50 cc), que presentaban un alza del 76,3% antes de la crisis consecuencia de una significativa matriculación de flotas, han cerrado el mes con un decrecimiento del 4,6%.

El mercado ha estado paralizado durante la mitad del mes y sólo ha habido algunas matriculaciones residuales de operaciones realizadas antes del estado de alarma durante los últimos quince días de mes. Para tener otras referencias, hasta el viernes 13 de marzo, el mercado sí que estaba creciendo a un 37,8%, pero la caída desde entonces fue del 89%.

Sin duda alguna, se trata de un momento crucial, ya que el mercado de la moto es muy estacional y estamos justo en el inicio de la temporada alta durante el que hay más ventas de motos, por lo que el impacto cuantitativo es aún mayor.

José María Riaño, secretario general de ANESDOR: «Cada día que pasa con el mercado cerrado la recuperación se vuelve más difícil para las empresas del sector. En esta emergencia que atravesamos es necesario que se tomen las medidas oportunas para minimizar el impacto social y económico. Es preciso que se piense ya en un plan de choque para recuperar la automoción, por supuesto incluyendo a la moto, si queremos que mantener el empleo y sobreponernos a la crisis».

ANESDOR ya está en contacto con el gobierno de España y, a través de la ACEM (homólogo en Europa), con la Comisión Europea para buscar soluciones para dar salida a esta crisis sanitaria, social económica. Las marcas también muestran su disposición a ayudar a las instituciones en todo lo que pueda necesitarse del sector.

#QuédateEnCasa


Volver a la home