Revisión de la moto en invierno

Toma nota de estos consejos sobre el mantenimiento y la revisión de tu moto en invierno, una época especial para los conductores y sus motos.


Muchos de nuestros lectores sois motoristas de los que no se bajan de la moto ni siquiera en invierno… ¡ni aunque caigan bombas! Pero el endurecimiento del clima hace que tengamos que tener en cuenta aún más el estado de algunos elementos de nuestra moto.

Por eso, te vamos a dar unos breves consejos sobre puntos y elementos clave que debes revisar o tener en cuenta en tu mantenimiento de tu moto durante el invierno, una época no sólo más dura para el motorista sino también para tu querida motocicleta.

Neumáticos de la moto


Es seguramente el elemento más importante y por eso queremos resaltarlo en primer lugar. Los neumáticos de la moto ya son de por sí un componente de nuestro vehículo muy importante en cualquier momento del año, pero en invierno las condiciones de adherencia pueden ser mucho más difíciles debido a las bajas temperaturas o incluso la nieve y el hielo. Por eso, hay que prestar atención al estado de los neumáticos, que mantengan el dibujo dentro de los límites. También hay que prestar atención a la correcta presión del neumático, la recomendada por el fabricante.

Si están ya demasiado desgastados, lo mejor es sustituirlos por un juego nuevo. Si eres de los que te gusta la aventura y decides entrar con tu moto por sendas, ríos y zonas difíciles que empeoran con la aparición de la nieve, puedes optar por un neumático especialmente endurero y campero como puede ser el Kenda Trackmaster 2. Si, por el contrario, eres un usuario de moto más general y por carretera, pero con pretensiones de tener confianza en el asfalto ante condiciones frías y húmedas, una de las últimas novedades más destacadas del mercado ha sido el Continental ContiRoadAttack 3.

El líquido refrigerante de tu moto


Si tu moto tiene motor refrigerado por líquido, es importante revisar el nivel del líquido refrigerante y renovarlo según los intervalos establecidos por el fabricante. Es importante su doble función, ya que por un lado, mantiene el motor en funcionamiento a la temperatura adecuada y, por otro, evita que las piezas se congelen cuando la temperatura ambiente cae bajo cero y por eso al líquido refrigerante también se le conoce como anticongelante.

Aceite de moto


El aceite de la moto es fundamental para el funcionamiento del motor de 4 tiempos. Debido a los diferentes rangos de temperaturas en los que mejor funcionan, es importante informarse en tu guía de usuario o taller de confianza cuál es el más adecuado en cuanto a su viscosidad, sobre todo para afrontar un viaje o una temporada en la que las temperaturas van a ser especialmente frías. Esta propiedad, la viscosidad, la podemos saber por un código denominado SAE y que tiene una estructura como esta: 15W-40, donde 15 serían los grados (ojo, Fahrenheit y no Celsius), W de winter (invierno, en inglés) y el 40 se refiere a la viscosidad a altas temperaturas. Es recomendable seguir las indicaciones del fabricante en cuanto al grado SAE del aceite del motor y realizar su sustitución cuando lo recomiende la marca.

Batería de la moto


Las temperaturas frías suelen repercutir en la capacidad de la batería de tu moto debido a su reacción química a determinadas temperaturas. Puede ser un buen momento para estrenar una batería de moto y estar seguro de que no te va a dejar tirado.

BS Battery

Limpieza general y específica de la moto


En invierno y en determinadas localizaciones, sobre todo en carreteras de montaña, se suele utilizar el esparcido de sal para evitar que se formen placas de hielo. ¡Bienvenida sea para poder circular con mayor seguridad! Sin embargo, al salpicar el agua derretida hace que muchos componentes de la moto se llenen de sal, lo cual es muy agresivo con la pintura y con gran parte de los materiales de los componentes de tu moto. Por eso, para nosotros es casi obligatorio que, cada vez que salimos y hacemos un largo camino por carreteras con sal, hacer una limpieza de la moto. Lo ideal es hacerlo con agua dulce para quitarle a la moto el agua salada que puede corroer los materiales. Además, también conviene hacer limpiezas más profundas periódicamente, como durante todo el año, pero en invierno, debido a estas circunstancias, cobran mayor importancia. Además de agua, puedes utilizar productos específicos para la limpieza de tu moto novedosos como el nano gel de Muc Off o simplemente unas toallitas multiusos que siempre van a venir bien.

Limpieza y engrase de la cadena


También debido a la agresividad de las condiciones húmedas y la sal, conviene estar más atento al estado de la cadena y su engrasado. Presta especial atención en la limpieza de la cadena con un buen desengrasante. Posteriormente, hay que aplicarle una grasa de cadena adecuada para las condiciones de suciedad en las que normalmente nos movemos en invierno por el agua y la sal. No es lo mismo que en verano, con otras temperaturas y condiciones.

 

Muc-Off case