En moto ¿Suspensión dura o blanda?

Analizamos los motivos por los cuales la suspensión de tú moto debe ir regulada de una manera o de otra, y cuando es más aconsejable endurecerla o aflojarla.


Lo primero, repasemos brevemente el funcionamiento de una suspensión, aunque seguramente la mayoría ya lo sepamos. La suspensión de un vehículo (ya que el concepto es aplicable a los coches también) no es más que el conjunto de un muelle y un hidráulico. El muelle amortigua las irregularidades que va absorbiendo, ya sea por inercias o por los baches en el asfalto, y el hidráulico no es más que el encargado de frenar o ralentizar la energía liberada por el muelle. En otras palabras, el muelle comprime y descomprime, y el hidráulico (el amortiguador) frena o retiene las compresiones y extensiones del muelle. Hasta aquí fácil.

Con estos conceptos aclarados y frescos aprovechamos para definir lo que es una suspensión dura y lo que no. Con esto no quiero referirme a blanda, sino a lo que muchas veces pensamos que es dura, y no lo es. Dependiendo del modelo de tu moto, año o suspensión equipada, se puede regular en su totalidad o solo algunas opciones. Para situarnos mejor tenemos este artículo específico de "cómo" regular las suspensiones de tu moto:

De todos modos, hoy vamos a ver el "cuándo" y, algunos consejos básicos para aplicar según tu uso de la moto. Partiendo de la base que regular el hidráulico (los famosos clicks de compresión y rebote) no regulan la dureza suspensión (aunque sí puede dar esa sensación si cerramos los clicks), y teniendo en cuenta que la dureza real de la suspensión de tu moto es la dureza del propio muelle (algo que no se suele poder cambiar tan a la ligera) nos centraremos en lo que sí podemos regular y, cuándo es mejor tocarlo y cuándo no.

Lo primero que debemos hacer para empezar sobre una base fiable es realizar un SAG a nuestra moto. Para ello te recomendamos que visites nuestro artículo de cómo medir y ajustar el SAG de tu moto. Una vez todo puesto a punto, debemos ver qué nos permite regular nuestra moto.

Empezaremos por las motos con suspensiones más básicas, sin regulación. No os preocupéis, a pesar de que vuestras motos no tengan regulación, sí se pueden ajustar. El problema es que debe hacerse en un taller y, la configuración que elijáis no se podrá ajustar hasta que volváis al taller y decidáis cambiarla.

¿Cuándo ajustar la suspensión de tu moto?


Ahora, ¿Cuándo y porqué configurarla de un modo o de otro? Esta respuesta depende de tu forma de conducir, la potencia de tu moto, el uso que le das y tu peso, claro está. Si tu uso va ser casi servicial, ir del punto A al punto B y alguna escapada esporádica, sinceramente no te conviene entrar en camisas de 11 varas, un buen mantenimiento y listo.

Si por el contrario eres un usuario algo más exigente y te gusta practicar conducción deportiva y, notas que la moto no termina de ir "sujeta" cuando estás en faena, te recomendamos, lo primero realizar un SAG adecuado, que te indicará la precarga adecuada, o incluso si es necesario cambiar el muelle por uno más duro o no. Si el SAG indica que el muelle de la suspensión es adecuado pero, tu uso es prácticamente deportivo y buscas un pelín más de radicalidad, en tal caso se recomienda cambiar los muelles de tu horquilla ó amortiguador por unos de dureza ligeramente mayor.

Como decimos, si tu moto no permite regulación del hidráulico (compresión/extensión), entonces una manera de ajustarlo sin modificar (cerrar) el paso del hidráulico es cambiando el aceite de tu horquilla por uno más viscoso, subirle la gradación. Si por ejemplo el manual de tu moto indica que debe llevar una viscosidad específica (se mide en cSt, aunque comercialmente los fabricantes de aceite lo indican en un valor SAE), pero tu has endurecido el muelle en busca de radicalizar el conjunto para una conducción más deportiva, entonces te recomendaríamos un aceite más viscoso (SAE 10 ó incluso un SAE 15). Si tu moto lleva de serie un SAE 15, pues sería un SAE 20 nuestra recomendación.

Con esto la suspensión de tu moto irá siempre más ralentizada, pero equiparada al muelle más duro que has instalado. Esto es recomendable si tu uso es más deportivo o si frecuentas los circuitos y te gusta exprimir al máximo tu moto. También puede darse el caso de que precises endurecer todo tu conjunto de suspensiones pero no seas consciente; en ese caso te damos unos tips para que te puedas responder tu mismo:

  • ¿Das botes a la salida de una curva dando gas? falta ralentizar el conjunto (más viscosidad de aceite).
  • ¿Haces tope de horquilla en las frenadas o en el amortiguador trasero con relativa facilidad? falta endurecer el conjunto (más muelle).
  • ¿Se desestabiliza la moto cuando tomas una curva a la mínima aplicación de gas? falta endurecer un poco y ralentizar el hidráulico.

Por el contrario, hay usuarios que buscan una conducción más confortable y menos rígida de como viene su moto. En ese caso recomendamos lo mismo pero en el sentido inverso; instalar un muelle más blando y bajar la viscosidad del aceite. También puedes responderte a unas preguntas básicas que te pueden aportar más información:

  • ¿Notas la moto muy seca ante cualquier asfalto? hidráulico muy lento (cerrado).
  • ¿La entrada a curva te supone mucho esfuerzo? excesiva dureza de muelle e hidráulico muy lento.
  • ¿Te pega latigazos o deslizadas repentinas el tren trasero al salir de una curva? excesiva dureza del muelle.
  • ¿Marcas el neumático con líneas longitudinales o que tienden a ser longitudinales? excesiva precarga.

KTM 1050 Adventure MBK6 - Suspensión

Para aquellos usuarios que dispongan de una moto con regulación, la cosa se complica, no por otro motivo sino por la ampliación de posibilidades, porque además de regular la precarga o el hidráulico, también puedes seguir cambiando la viscosidad del aceite o la dureza del muelle. Si con esas no terminas de estar a gusto y, ya te has respondido a las preguntas previas que son aplicables a todo los usuarios, tengan la regulación que tengan, te comentamos como puedes afinar el ajuste. Generalmente las motos con regulación disponen de:

  • Regulación única de hidráulico (clicks de compresión o extensión)
  • Regulación dual de hidráulico (clicks de compresión y extensión)
  • Regulación múltiple de hidráulico (clicks compresión y extensión, baja y alta velocidad)
  • Regulación única de hidráulico y precarga (clicks de compresión o extensión y tuerca de precarga)
  • Regulación dual de hidráulico y precarga (clicks de compresión y extensión y tuerca de precarga)

Ahora, aplicando las preguntas de antes sobre usuarios que sí tienen regulación de precarga, donde dice "más muelle", se puede hacer algo también endureciendo la precarga, aunque esta realmente está para ajustar el recorrido muerto del muelle, es cierto que algo puede hacer si no tenemos que endurecer mucho. Cuando se habla de ralentizar el conjunto y más viscosidad del aceite, simplemente debemos girar unos cuantos clicks a la derecha (cerrar el paso del hidráulico). Si notas que, casi siempre debes llevar la regulación del hidráulico de tu moto muy cerrada, y al cabo de unos kilómetros (o vueltas en circuito) notas que tienes que seguir cerrando más aun los clicks, entonces es que no llevas la viscosidad de aceite adecuada, y requiere, además de cerrar los clicks de tu hidráulico, aumentar la viscosidad del aceite en tu próximo cambio de aceite de horquilla.

Con este conocimiento ya aplicable sobre nuestra moto, hacemos un breve recordatorio: si lo que estás ajustando son "clicks", lamento decirte que no estás tocando la dureza de la suspensión, únicamente su velocidad de actuación. Es cierto que una suspensión muy lenta da la sensación de ser una suspensión dura, pero no debemos confundir los conceptos por culpa de los términos. Si lo que estás ajustando son giros de una tuerca, eso sí es la "dureza" de la suspensión, y lo pongo entre comillas porque tampoco sería exactamente la dureza, sino la tensión del muelle, en otras palabras, el recorrido muerto del mismo. El único modo de modificar la dureza real de una suspensión es sustituyendo el muelle por uno más duro.

Para finalizar, una vez expuesto situaciones típicas en moto, y dónde y cómo ajustar, me gustaría capitular con un consejo aplicable a todos los usuarios y de bastante sentido común, pero que muchas veces desatendemos: las suspensiones de una moto deben ir siempre lo más blandas posibles que tu conducción y tu circunstancia te permita. Siempre es bueno acostumbrarse a llevar la moto en su umbral de regulación más blando, para así acostumbrarse a los pequeños movimientos y por tanto aprender la naturaleza de tu moto y dar más margen a su regulación en dureza para cuando sea preciso.

De todos modos, esto no es más que un recordatorio del funcionamiento básico de una suspensión, que debe interpretarse como una guía. Si realmente estás interesado en conocer el funcionamiento interno y específico así como su puesta en práctica fuera de la teoría, te recomendamos encarecidamente los cursos de AndreaniMHS, donde encontrarás una formación profesional y muy completa.

Deja una respuesta

Volver a la home