¿Qué hay que revisar antes de comprar una moto clásica?

Consulta estos sencillos consejos antes de comprar una moto clásica. Además de un vistazo general, puedes fijarte en ciertos componentes o tomar nota de algunos trucos para conocer mejor su estado real y hacer una buena compra al precio justo.


Uno de los caprichos que todo amante de las dos ruedas se quisiera dar alguna vez es comprar una moto clásica, una reliquia con la que sentir la pureza del motociclismo. Sin embargo, si ya a veces nos da cierta desconfianza la compra de motos de segunda mano al no conocer su estado real, imagínate cuando afrontamos la compra de un vehículo que acumula incluso décadas de antigüedad y que ha podido pasar por muchas manos.

Es algo inevitable en motos con tantos años, pero siempre podemos echar mano de los consejos que nos da John Searle, experto en motos de la plataforma de subastas online Catawiki, quien nos da unas interesantes pautas para saber en qué tenemos que fijarnos antes de comprar una moto clásica. ¡Toma nota!

1. Bastidor y chasis

Echa un vistazo general del chasis y elementos del bastidor para encontrar grietas, abolladuras, fracturas y reparaciones de cualquier tipo que se le hayan podido hacer debido a un golpe o caída. Puedes comprobar si el bastidor está recto deslizando la vista a lo largo de la moto, desde la parte delantera o trasera. Además de que estos daños rebajan el valor de la moto, puede afectar a su comportamiento y sobre todo a la seguridad.

2. Motor

Puede parecer una lotería que te toque una moto con su motor en buen estado. Más allá de su kilometraje, parece imposible detectar un fallo a simple vista u oído. Aun así, John tiene un pequeño truco que le enseñó su abuelo. Se trata de echar mano de un destornillador y pegarlo a las diferentes partes del motor. A través de él podemos escuchar el motor en marcha. Lo que deberíamos oír es un leve rumor o simplemente silencio, pero si detectamos un ruido muy fuerte o un golpeteo, puede querer decir que algo necesita ser revisado en la moto clásica. Tenlo en cuenta.

3. Ruedas y neumáticos

A veces las motos clásicas mantienen sus neumáticos originales o son motos que permanecen paradas mucho tiempo. Hay que revisar los neumáticos, que estén en buen estado, que no estén desgastados o no tengan ninguna grieta o estén cuarteados. Otro de los indicadores de la edad del neumático está en el lateral de la goma, donde está el código de homologación (DOT xxx…). Las cuatro últimas cifras nos dicen el mes y año de fabricación, es decir, 0517 quiere decir que está fabricado en el mes de mayo del año 2017.

Tampoco hay que olvidarse de la propia llanta. En ella hay que revisar si hay radios rotos. Pasa el destornillador rozando los radios mientras giras la rueda. Si hay algún radio roto, lo oirás de una forma diferente.

4. Kilometraje

Es una de las primeras cosas que podemos saber de la moto mirando el cuentakilómetros. También puede ser que se haya roto en algún momento, que ya no funcione o que incluso lo hayan trucado, por lo que a veces no es lo más fiable para guiarte única y exclusivamente.

5. Escape

El escape no debería estar oxidado y el cromado debería estar en buenas condiciones. Sobre todo en las motos clásicas japonesas adquiere valor el escape original en buenas condiciones, ya que los originales son difíciles de conseguir a buen precio.

6. Prueba de conducción

Por último, pero muy importante, sería genial poder hacer una prueba de conducción de la moto clásica. A veces el dueño no lo va a permitir, pero si no es así, podrás sentir cómo funciona y cómo se comporta todo el conjunto, acelerando, girando y frenando.

Si esta batería de consejos para comprar una moto clásica te han despertado el interés por hacerte con alguna joya que poder disfrutar en tu garaje, te recomendamos echar un vistazo a las subastas semanales de motos de Catawiki, que están revisadas por y evaluadas por John Searle y su equipo.