Trucos y técnica a tener en cuenta

Un scooter puede ser el compañero perfecto para tus desplazamientos diarios, pero quizá aún no lo sepas porque nunca has probado uno. Si es tu caso, y quieres conducir un scooter por primera vez, aquí te damos unos cuantos consejos para que lo disfrutes con seguridad desde el primer momento.


Los scooters son los vehículos más prácticos, cómodos e inteligentes que podemos conducir si lo que queremos es movernos en nuestro día a día con soltura y rapidez. Son fáciles de conducir, sencillos y económicos de mantener, limpios y muy útiles. Ágiles y ligeros. Tanto, que en el tráfico urbano no tienen rival a la hora de abrirse paso entre los demás vehículos. Por eso son tan atractivos para quienes se enfrentan cada día a desplazamientos rutinarios, pues hacen que nuestros trayectos sean un poco más llevaderos, y mucho menos duraderos. 

Pero aunque un scooter sea un vehículo fácil de conducir, antes de ponernos a sus mandos hay que saber cómo funcionan y cómo se manejan para disfrutarlos con seguridad y desde el primer momento. Los scooters 125 son los vehículos de dos ruedas más vendidos del mercado de la moto y siempre lideran las listas de matriculaciones. Tienen la ventaja de poder ser conducidos con el carnet B de coche además de con el A1 de moto, lo que hace que el público que tiene acceso a ellos sea enorme, aunque en muchos casos poco experimentado. Y sí, aunque un scooter de 400 cc pueda ser conducido con el carnet A2, que no exige ninguna experiencia previa, asumimos (y recomendamos) que lo mejor y más sensato es haber empezado antes desde más abajo, como por ejemplo un scooter 125. 

Si te quieres poner a los mandos de un scooter por primera vez, y quieres saber a qué te enfrentas, aquí te vamos a dar unos cuantos consejos para que sea mucho más fácil y divertido empezar a rodar con él. También te vamos a indicar alguna precaución que debes tener en cuenta, pero la más importante de todas es la siguiente: cuidado, que esto de las dos ruedas engancha, y quien lo prueba difícilmente sale de este mundo que cada vez tiene más adeptos.

Cómo son los scooters: lo que tienes que tener en cuenta


Aprilia SR GT 125 2022 16Por así decirlo, un scooter es un tipo de moto. Tradicionalmente los scooters se han diferenciado de las motos por su tipo de chasis y su tipo de transmisión, pero lo de “tradicionalmente” hay que tenerlo muy en cuenta, porque conforme han pasado los años todo ha evolucionado y hoy hay modelos en el mercado que no sabemos muy bien si son un scooter, una moto, las dos cosas a la vez o ninguna de ellas, porque todo se ha entremezclado y combinado en busca de nuevas soluciones. 

Según los cánones más puristas, un scooter se considera un scooter por cumplir con estas características básicas, aunque como decimos no siempre sea así:

  • Un scooter tienen una posición de conducción cómoda, como si fueras sentado en una silla, con las piernas flexionadas por delante del cuerpo y con los pies juntos. No como una moto, en la que cada pierna va por un lado del motor.
  • Un scooter tiene la transmisión automática, con un embrague automático y un variador continuo, por lo que no hay marchas.
  • Un scooter tiene los frenos en las manetas. En la izquierda el trasero y en la derecha el delantero. En el caso de las motos, la izquierda corresponde al embrague. 
  • Un scooter tiene un hueco debajo del asiento donde podemos guardar cosas, a veces un casco o incluso dos. 

Como ves, la transmisión automática es una de sus peculiaridades. Eso hace que al ralentí la rueda trasera esté desconectada del giro del motor, pero que conforme aceleramos el giro se transmita al eje trasero y el scooter se ponga en movimiento, sin necesidad de engranar marchas ni nada, simplemente al girar el acelerador y aumentar las revoluciones del motor. Esto es muy importante tenerlo en cuenta, así que es fundamental tenerlo claro desde el principio.

Consejos para conducir un scooter


Ray 77 2022 scooter electrico pruebaMBK 2Es muy fácil conducir un scooter, pero es conveniente que alguien te explique cómo se hace antes de que te sientes, des el contacto y te pongas a acelerar. Si vas a aprovechar la convalidación del carnet de coche para animarte con scooter 125 es importante que sepas que un scooter no tiene nada que ver con un coche, ni a la hora de manejarlo ni a la hora de circular con él. Pero en cuanto le cojas el truco, verás que es mucho más sencillo y simple que un coche. Así que no hay nada que temer. 

Para no liarte, aquí tienes esquematizados los pasos que debes seguir para conducir un scooter:

  1. Da el contacto con la llave. En algunos modelos, muy pocos, la llave puede ser de proximidad, de modo que con llevarla en el bolsillo será suficiente, el scooter la reconocerá y solo deberás accionar el mando del contacto.
  2. Arranca el scooter presionando el botón de arranque, que está junto al puño derecho, y hazlo siempre mientras aprietas el freno trasero, es decir, la maneta izquierda. Es una medida de seguridad.
  3. Con el motor ya arrancado, gira poco a poco el acelerador. Hazlo muy suavemente. Verás que las revoluciones del motor aumentan y que llega un momento en el que el scooter se empieza a mover. Cuando esto pase, sube los dos pies a la plataforma y ponte en marcha. Por debajo de los 30 km/h tendrás que aguantar tú el equilibrio, pero cuando rebases esa velocidad el efecto giroscópico de las ruedas será quien mantenga la moto en vertical, sin que tú tengas que hacer nada para evitar que se caiga hacia los lados.
  4. Mantén el acelerador en el punto justo para mantener una velocidad constante. Y recuerda que si lo giras más, el scooter acelerará.
  5. Silence S01 2020 scooter electrico 89Una vez en marcha lleva siempre los dedos de ambas manos sobre las manetas de los frenos. Hazlo siempre, porque los imprevistos no avisan y así podrás frenar tan rápido como sea posible.
  6. Para frenar, lo primero que has de hacer es DEJAR DE ACELERAR. Suena a obviedad, pero es un error muy común entre quienes conducen un scooter por primera vez. Para hacerlo gira el acelerador hacia su posición inicial. Es decir, hacia delante. Y a la vez, o después si quieres, aprieta las manetas de los frenos, pero recuerda que lo primero es dejar de acelerar, y que con solo eso el scooter terminará por detenerse, antes o después. 
  7. Usa ambos frenos por igual. Si alguien te ha dicho que usar el freno delantero es peligroso olvídalo, el delantero es precisamente el que más frena, pero para que la frenada sea más estable te recomendamos usar los dos por igual. Más adelante, con más experiencia, ya frenarás con uno u otro indistintamente, según te convenga en cada momento. Recuerda que todos los scooters de más de 125 cc por ley han de ir equipados con ABS, por lo que las ruedas no se deberían bloquear por muy fuerte que frenes. Los de 125 pueden tener ABS o no, y si no lo tienen han de equipar CBS, es decir, un sistema combinado que hace repartir la frenada tanto delante como detrás con solo accionar la maneta derecha (la del freno delantero).
  8. Cuando te detengas, hazlo siempre al lado derecho de la calle e indicándolo previamente con el intermitente correspondiente.

Una vez que tienes estos pasos claros la mejor manera de perfeccionarlos es repetirlos, y repetirlos, y repetirlos, hasta que todo ello se convierta en un acto natural en el que no tienes que pensar. Atarse los cordones de los zapatos es en realidad algo complejo, y seguro que lo haces sin tener que pensarlo. Pues esto igual. Así que si al principio te parecen muchas cosas a tener en cuenta de golpe… tranquilidad, que rápidamente se interioriza y pronto podrías hacerlo con los ojos cerrados (aunque mejor no lo hagas, eso déjalo para los zapatos, si acaso).

Algunas precauciones a tener en cuenta al conducir un scooter


Como ves, conducir un scooter es muy sencillo, pero hay que tener en cuenta algunas cosas para que todo transcurra con seguridad. Para que te sea más claro, te lo enumeramos también:

  1. Recuerda que un scooter no tiene “punto muerto” como tal y que tal como gires el acelerador la rueda trasera se pondrá a girar. Por tanto, si el scooter está arrancado no toques el acelerador, ni te apoyes en él, a no ser que estás sentado sobre el asiento y te quieras poner en marcha. No vayas a girarlo sin querer y el scooter vaya a salir disparado.
  2. Recuerda que el giro del acelerador es gradual y eso determina la velocidad del scooter. No es un “todo o nada”, porque si piensas eso verás que el scooter acelera sin parar y mucho más de lo que tú deseas, y puede ser un peligro.
  3. Yamaha Neos 2022 scooter electrico 29Recuerda, y grábatelo a fuego, PARA FRENAR, LO PRIMERO ES DEJAR DE ACELERAR. No lo he comprobado, pero seguro que YouTube está lleno de vídeos de gente que sale descontrolada sobre un scooter a pesar de apretar los frenos, y todo porque no dejan de acelerar. 
  4. Recuerda que sobre un scooter en marcha intervienen al menos tres fuerzas: la fuerza giroscópica, que es la que lo mantiene de pie; la fuerza de la gravedad, que lo mantiene pegado al suelo; y la fuerza centrífuga, que es la que al girar en una curva nos manda hacia fuera, y la contrarrestamos inclinando el scooter hacia el interior. Por tu seguridad, tenlas todas en cuenta, porque las notarás desde el primer momento.
  5. Recuerda, al menos al principio, utilizar los dos frenos a la vez. La frenada será más estable y te detendrás antes. Si no tienes experiencia y solo utilizas uno no tiene por qué pasar nada, pronto lo harás de esa manera, pero si te falta práctica igual el scooter se puede desestabilizar un poco y eso te restará confianza. 
  6. Y lo que decíamos al principio, el mayor peligro de probar un scooter por primera vez es que esto de las dos ruedas engancha, y quizá algún día querrás un scooter mayor, o una moto con marchas, o irte a darle la vuelta en mundo sobre dos ruedas, quién sabe.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home