Baúles o top-case para todo los gustos y necesidades

Hacemos un repaso de los tipos de motoristas y los tipos de baúles o top-case más adecuados para sus necesidades. Dime quién eres y te diré qué baúl necesitas...


Si para cada tipo de motorista hay un tipo de moto, para cada tipo de motorista también existe un tipo de baúl. No se trata de tener el más grande o el más rígido y robusto sino de tener el más adecuado para tu moto y, sobre todo, para tu tipo de uso.

Por eso, hemos querido trazar ciertos criterios de cómo y cuál puede ser el también conocido como top-case más interesante para cada tipo de persona y motorista más allá de la moto que conduzca. Lo vemos a continuación...

Para el ejecutivo...


Quien dice ejecutivo, puede decir cualquier oficinista, médico, dentista, etc. Se trata de alguien que tiene que vestir bien y que puede ir en scooter, en naked o incluso en maxi-trail. Lo que sí necesita es un mínimo de espacio para guardar ropa, calzado y alguna bolsa o maletín. Por eso, creemos que debe ser un baúl de dimensiones contenidas, pero muy práctico. Puede ser realmente pequeño y accesible, como el Kappa K26, de 26 litros tan aprovechables que puedes meter hasta un casco integral. También puedes ganarle mucho espacio y calidad con otras alternativas como el Kappa K355N, de 35 litros y con cierres y materiales externos e internos de mejor factura.

Para el estudiante...


Si vas al instituto o a la universidad en scooter o moto, es muy interesante contar con un baúl, no sólo para olvidarte de llevar el casco contigo mientras vas de un clase a otra. También durante tu recorrido. Siempre es más cómodo y seguro llevar la mochila en el top-case en vez de en tu espalda. Además, si llueve, llevarás más protegidos tus libros y apuntes a cubierto en un baúl resistente al agua como puede ser el Kappa K466 Urban.

Para el aventurero...


El motorista por excelencia que necesita baúl y maletas suele ser el que realiza viajes en moto. No sólo se trata de llevar una gran cantidad de cosas ('¡con la casa a cuestas!'). Para ello y dependiendo del viaje, puedes optar por el Kappa K53N o el K56N., por ejemplo, modelos que tienen una gran capacidad. Sin embargo, los más aventureros querrán un extra de calidad en los materiales, que ofrezcan mayor robustez, mayor resistencia al agua y, por qué no decirlo, un diseño más atractivo. Como ejemplos, os podemos hablar del Kappa KGR52 Garda, más robusto gracias a la base en tecnopolímero Fiberglass Reforzado.

Si además eres de los que te gustan ir por el campo y hacer off-road, nuestra recomendación es elegir un top-case de aluminio, ya que tienen un plus de resistencia, algo que tener en cuenta ante posibles golpes, arañazos o caídas normales en el campo. Los hay más convencionales como el Kappa KFR420A de 42 litros, pero también los hay más grandes, como el Kappa KFR480B, de 48 litros y en versión que además tiene un plus de atractivo por el acabado en negro. El aluminio aporta también una imagen más pura y auténtica de moto aventurera.

Para el elegante...


La verdad es que cualquier tipo de top-case de los anteriores son realmente atractivos. Los fabricantes de accesorios cada vez se esmeran más y saben conjugar las necesidades de funcionalidad básicas de un baúl con la estética, algo que tradicionalmente ha sido muy difícil combinar con la estética de la moto y el scooter. Ahora sí que se está llegando a niveles de diseño mucho más avanzados. Dos ejemplos son el Kappa K320NMAL Cube, de 32 litros y capacidad para un casco modular, y el Kappa K43NMAL Cube, de 43 litros y con capacidad para dos cascos integrales. Estos top-case de acceso presentan un diseño urbanita, incluso diríamos que retro, que se adapta a todo tipo de moto o scooter y prueban que puedes disfrutar de la funcionalidad y la capacidad de un baúl sin menoscabar la estética de tu moto y a un precio muy competitivo (entre unos 80 euros y 130 euros, respectivamente).

Para el que siempre necesita espacio...


Los hay que no paran de meter cosas para llevar en un viaje en moto. Y si hay más espacio... ¡lo llenan! Para ellos hay un baúl realmente inmenso, el Kappa KFR580A, con unos generosísimos 58 litros en los que caben dos cascos modulares y muchos objetos más. No se trata de cargar por cargar. Es importante tener en cuenta que cuanto menor peso llevemos encima, mejor, tanto por el dinamismo de la moto como por los consumos. Sin embargo, hay momentos en los que, ya sea por necesidad en un gran viaje o por simple 'vicio', es una auténtica bendición contar con un gran espacio de almacenamiento en nuestra moto.

Deja una respuesta

Volver a la home