El Yamaha XMAX 300 Iron Max y el Honda Forza 300 2019 comparados frente a frente

El Honda Forza 300 y el Yamaha XMAX 300 2019 son eternos rivales del peso medio, dos scooters que jamás se cederán un metro el uno al otro por ganarse la ciudad, o las carreteras interurbanas. Hemos decidido soltarles juntos en la misma metrópoli y ver qué sucede. Aquí te lo contamos.


El comparativo de la Honda Forza 300 y la Yamaha XMAX 300 en 5 tweets

  • El Yamaha XMAX 300 de esta comparativa es la versión Iron Max, con acabados estéticos más deportivos, pero comportamiento y motor idéntico al XMAX 300 estándar.
  • El Honda Forza 300 2019 es la opción más cómoda, más agradable, y más eficiente.
  • El Yamaha XMAX 300 2019 es la alternativa más deportiva y prestacional.
  • Si quieres más información del Honda Forza 300 2019, visita su ficha técnica.
  • Si quieres más información del Yamaha XMAX 300 2019, visita su ficha técnica.

Tanto el Honda Forza 300 2019 como el Yamaha XMAX 300 son las referencias del segmento scooter 300 para usuarios del carnet A2. Estamos ante dos púgiles del peso medio dispuestos a ofrecernos un interesante encuentro, donde podremos ver tanto las virtudes de cada uno, como sus puntos débiles y, basándonos en ello elegir el que más se adecue a nuestras necesidades o gustos. Honda y Yamaha disponen de la referencia del sector en la mayoría de segmentos, y este caso no es una excepción, por tanto, no hay vencedor, ni hay vencido. Lo que encontraremos son las diferencias entre uno y otro, más interesantes para nosotros o menos.

A un lado del ring tenemos al Honda Forza 300 2019, con un peso de 180 kg, 25 cv de potencia máxima. Honda siempre se ha caracterizado a lo largo de los años por ser la marca que busca la finura y el bien hacer, es la marca de las motos afinadas, precisas, agradables y fáciles de conducir. Al otro lado del cuadrilátero tenemos al Yamaha XMAX 300 2019, que viene vestido con una calzona en colores Iron Max, con 180 kg de puro músculo y 27,6 cv de potencia. Yamaha aguarda en la otra esquina, estamos ante un púgil más agresivo, más dinámico, con un método de entrenamiento que sacrifica el confort para generar más potencia. Yamaha es una marca que prima el rendimiento, las sensaciones y la deportividad. Es un interesante encuentro, veremos dos filosofías distintas en un mismo peso, una misma cilindrada, un mismo ring, una misma ciudad.

Las apuestas están igualadas, 5.800 € para la Honda Forza y 5.799 € para la Yamaha XMAX, aunque esta versión Iron Max aumenta su valor hasta los 6.199 €.

Ahora, tomen asiento, abran sus palomitas, esperen a que el micro se eleve, y enseguida me haré un lado para tocar la campana y darles paso al combate del año.

Equipamiento piloto Honda Forza 300

Equipamiento piloto Yamaha XMAX 300

Opinión Honda Forza 300 y Yamaha XMAX 300

Lo mejor

Podría mejorar

  • Honda Forza 300
  • Acabados
  • Frenada
  • Confort
  • Yamaha XMAX 300
  • Prestaciones
  • Estética
  • Diseño
  • Honda Forza 300
  • Llave proximidad - inhibidores
  • Prestaciones
  • Yamaha XMAX 300
  • Frenada
  • Instrumentación

Precio de la Honda Forza 300 y el Yamaha XMAX 300 2019 y sus rivales

El precio del Honda Forza 300 (5.800 €) y Yamaha XMAX 300 (5.799 €) está completamente igualado, se diferencian de 1 euro. Hay que recordar que Yamaha tiene la versión Iron Max (la unidad de la prueba), que se diferencia por unos acabados más deportivos, pero estética básicamente, y esta tiene un precio ligeramente encarecido (6.199 €). Tampoco debemos olvidar al hermano mayor del XMAX 300, el Yamaha XMAX 400 (6.799 €) un scooter ligeramente superior, tanto en cilindrada como en precio. Por el otro lado, el Forza 300 sería hijo único en este símil de posicionaiento dentro de la propia marca, acompañándole únicamente su primo pequeño el Honda SH300i Scoopy (5.850 €).

Si quisiéramos ubicarnos en todo el mercado, deberíamos ojear los rivales tanto del Honda Forza 300 como los del Yamaha XMAX 300, ya que estos serían comunes. El primer rival que se nos viene a la cabeza es el Kawasaki J300 (5.399 €), ligeramente más barato. El siguiente del ranking de púgiles del peso medio 300 sería el KYMCO Super Dink 350 (4.999 €), y para finalizar también debemos tener en cuenta el SYM Joymax Sport 300 (4.699 €).

Rivales Honda Forza 300 y Yamaha XMAX 300 2019

Ver más

Características del Honda Forza 300 y del Yamaha XMAX 300 2019

Báscula, ranking y palmarés. Aquí analizaremos la cartilla de cada uno. Tanto el Honda Forza 300 2019 como el Yamaha XMAX 300 2019 vienen muy equipados, ambos pesan prácticamente lo mismo, tienen casi la misma potencia y el mismo precio.

El Honda Forza 300 2019 viene equipado con un motor  monocilíndrico SOHC de 279 cc y 4 válvulas, refrigerado por agua, con una potencia de 25 cv y un consumo muy contenido de 3,2 litros a los 100 km, esto nos permite rebasar los 350 km de autonomía con un depósito de combustible de 11,5 litros.

En lo que respecta a la parte ciclo, el Honda Forza 300 se ha mejorado bastante respecto el modelo anterior; ahora el ángulo de dirección es más cerrado (menos avance), y por tanto su batalla es ligeramente más corta. Ha adelgazado 12 kg, mejorando su comportamiento general en todos los aspectos, y cuenta con unas pinzas de freno Nissin muy bien acabadas. Las medidas de los neumáticos son 120/70R15 para el delantero y 140/70R14 el trasero. La altura del asiento al suelo es de 780 mm.

Cuenta con Smart-Key (llave de proximidad), pantalla ajustable en altura, control de tracción (desconectable) iluminación LED y frenada ABS. El hueco del asiento tiene espacio para dos cascos integrales y se dispone de una guanterita frontal con toma de corriente.

El Honda Forza 300 lo podemos encontrar en los colores:

  • Azul Crescent Metalizado
  • Negro Nightstar Perlado
  • Gris Cynos Mate Metalizado
  • Blanco Cool Mate Perlado

El Yamaha XMAX 300 2019 quizá no muestra tantas novedades y mejoras respecto su modelo antecesor, pero lo cierto es que ya se trataba de un modelo muy bueno y difícil de mejorar.

El XMAX 300 incorpora un motor monocilíndrico también SOHC de 292 cc, 4 válvulas y refrigerado por agua con una potencia máxima de 27,6 cv y un consumo declarado de 3,2 litros a los 100 km (calcado al Forza 300 en el papel). En este caso, como ya hemos mencionado, la unidad del comparativo es un Yamaha XMAX 300 Iron Max, equipado con un escape Akrapovic (silencioso final, no afecta al rendimiento, solo estética y sonido).

La variante Iron Max se diferencia del XMAX 300 estándar en lo siguiente:

  • Asiento doble con respaldo para el piloto.
  • Estribos de aluminio, y detalles en los reposapies delanteros.
  • Acabado en cuero del acolchado interior del salpicadero
  • Acabado en alcántara sintética en el exterior de las guanteritas frontales
  • Instrumentación con marco de aluminio en cromo satinado.
  • Luz de óptica trasera ahumada.
  • Color gris Sword Grey.

Para todo lo demás, estamos ante un XMAX 300, que se sirve de las mismas medidas de neumáticos que el Forza 300; 120/70R15 para el neumático delantero140/70R14 el neumático trasero. Cuenta con una altura del asiento al suelo de 795 mm (algo más alto que el Forza) lo que nos ofrece una posición más deportiva, y el hueco bajo el asiento también permite almacenar dos cascos integrales, aunque ligeramente más justos. Por supuesto también cuenta con llave de proximidad, frenada ABS aunque con un tarado menos intrusivo) e iluminación LED.

Esta versión Iron Max del XMAX 300 viene solo en color gris oscuro (mate), pero el XMAX 300 estándar podemos encontrarlo en tres colores distintos:

  • Phantom Blue.
  • Sonic Grey.
  • Blazing Grey.

Ver más

Comparativa Honda Forza 300 y Yamaha XMAX 300

— ¡Ding, ding! —  Suena la campana.

El Honda Forza 300 sale de su esquina como un dandy, marcando paso, ritmo, posición, entra en la rotonda y se acomoda en el exterior, va redondeando, realizando un circulo alrededor de su rival, el Yamaha XMAX 300, que ha salido de la otra esquina como un toro. Ha llegado al encuentro en la primera rotonda muy rápido, ha entrado hasta el centro y se ha mantenido ahí, buscando al Forza, que circumbala a su alrededor, pausado y confiado. El XMAX 300 se acopla al interior y empieza a desencadenar una concatenación de golpes de gas que le posicionan en cabeza. Bestial primer asalto, el jurado se mira y entienden que será un largo encuentro y con final tardío. No habrá ganador, esto se decidirá por votación del público.

Suena la campana, el fotógrafo sale de su cuneta y pide separar a los dos púgiles, circulan muy pegados. Los dos scooters regresan a sus esquinas. Lo que podría ser un primer asalto para el Yamaha XMAX 300 no preocupa en exceso al Forza 300, cuyo entrenador le aconseja que mantenga esa estrategia, está manteniendo un buen consumo y a este ritmo el Yamaha XMAX se cansará antes y tendrá que ir a repostar.

Suena la campana de nuevo y da comienzo al segundo asalto. Ambos púgiles salen como balas para encarar un tramo recto. De nuevo el Yamaha se posiciona por delante, acelera claramente más rápido, se nota más brioso y enérgico. El Forza 300 tampoco se queda atrás, no pierde el ritmo y aguarda hasta ... la frenada. En ese momento el Forza 300 realiza un cambio de registro ¡Vaya! increíble maniobra, cuando el XMAX 300 ha tenido que soltar gas para frenar ante una curva de 90 grados para decidirse a accionar las manetas de freno y parar toda esa celeración, el Honda Forza 300 ha soltado gas al mismo tiempo pero ha podido dosificar mejor la frenada, su tacto es más directo y más efectivo, pudiendo retrasar el momento de frenada y ¡apareciendo por el exterior y sorprendiendo al XMAX 300!

Bestial intercambio de habilidades; el Yamaha XMAX 300 se ve más prestacional, acelera más y tiene más velocidad punta, pero sorprendentemente no mantiene el tipo con la frenada. El sistema de frenos del Forza 300 y sus pinzas Nissin están mejor sincronizados y ofrece un tacto mejor y una mordida superior. Además no debemos olvidar, el Forza 300 se le ve menos fatigado, solo ha perdido una "rayita" del indicador de combustible... el XMAX 300 presenta una imagen más exhaustada, y el indicador de gasolina se muestra un pelín más bajo. A pleno rendimiento el Yamaha XMAX 300 es capaz de alcanzar velocidades de hasta 160 km/h y un gasto energético de combustible de 5,6 litros a los 100 mantenidos a esa velocidad. El Forza 300 se fatiga menos, puede mantener una punta de 5,2 litros a los 100 km, aunque esta será claramente inferior, ya que no rebasa los 145 km/h en llano.

El tercer asalto ha sido un fiel reflejo de lo recién analizado; Yamaha XMAX mayor velocidad punta, cruceros más capaces por autopista, y recuperación más efectiva. El Forza 300 se sujeta a la eficiencia; no es tan prestacional, pero resulta menos fatigado circular a alta velocidad, cuenta con una protección dental, que digo, protección aerodinámica mayor, y además dispone de ajuste en altura de la pantalla frontal, permitiendo bajarla en ciudad y subirla en vías de alta velocidad. En pleno asalto prestacional, el Forza 300 no puede con el XMAX 300.

El Honda Forza 300 guarda fuerzas y decide ser más inteligente. Ya ha demostrado que tiene mejor frenada, mejor consumo y mejor ergonomía y confort. La batalla prestacional es del Yamaha XMAX 300.

El siguiente asalto ya está rodando, y ahora ambos púgiles buscarán otras estrategias y otras técnicas. El Honda Forza 300 comienza con una instrumentación más completa. Ambos incorporan guantes a la vieja usanza; tanto el tacómetro como el velocímetro en los dos scooters son analógicos, y también se sirven de una pequeña pantallita central LCD con parciales y demás información. Ambos presentan una interfaz muy similar de cara a mostrar la información: se divide en dos apartados de información en el cuadro (A y B), en uno encontramos parciales y consumos, y en el otro apartado encontramos información como el control de tracción, carga de la batería o kilometraje restante para la próxima revisión. Hasta aquí todo resulta un empate técnico, pero lo cierto es que en el Yamaha XMAX 300 no encontramos indicador instantáneo de combustible. También encontramos algo compleja la acción de desactivar el control de tracción, mientras que el Forza 300 cuenta con un dial explícito para ello.

Suena la campana y los púgiles regresan a sus esquinas. El Yamaha XMAX 300 ha demostrado ser más potente, más rápido, pero inferior en lo demás. Pero el XMAX 300 no ha dicho todo, y ¡Ding, ding! suena la campana y ambos scooters vuelven a salir a las calles de la metropolí. En estas que el Yamaha XMAX 300 a pesar de no tener tan buen tacto de freno, se ha percatado de que el Forza 300 sufre en superficies irregulares   (agua, arenilla, pintura blanca) y se "acojona" un poco. Sin duda el perfil del Honda Forza 300 es más conservador, y su sistema de ABS es bastante más intrusivo. Sabiendo esto, el Yamaha XMAX le acorrala hasta una frenada en apoyo inclinado sobre un cebreado. El Forza 300 intenta zafarse, pero le salta el ABS y pierde la línea y la trayectoria de la curva. El XMAX 300 forzó lo justo para poder imponer de nuevo su estrategia: comportamiento superior. Lo que podría ser algo mejor, de mayor seguridad, no siempre es un punto positivo; hay situaciones donde un exceso de ABS te impide detener bien la moto. El Yamaha XMAX cuenta con pequeño margen entre el bloqueo y la activación del ABS, que si lo encuentras y eres capaz de hacer buen uso de ello, sufragas la carencia de mordida y te permite "timonear" mejor en las curvas.

Siguiendo el hilo de la curva, el Yamaha XMAX 300 aprovechó para hacer gala de su gran chasis y su buen setup de fábrica, prácticamente inalterado desde la generación anterior. Las suspensiones son algo más duras, y es cierto que sacrifica confort, pero de cara a esquivar los ataques del Forza y "culebrear" entre la fauna urbana, el XMAX es más efectivo.

Suena la campana y ambos púgiles vuelven a sus esquinas. Vemos a un XMAX 300 crecido, con mucha confianza y superior en términos absolutos, pero fatigado. Mientras tenemos al Forza 300 en la otra esquina, otorgando lo mejor de sí, sin perder adherencia, manteniendo un ritmo muy neutro.

También tiene sus puntos, ganados callando. No parece que llueva, pero a pesar de haber perdido unos cm en el último encontronazo dinámico, todo el público ha podido ver que como llueva o se complique la situación, y el cuadrilátero deje de ser asfalto seco, el Honda Forza 300 lograría un comportamiento mucho más seguro y por tanto mejor.

Siguiente asalto, ambos scooters están fatigados ya, pero salen al encuentro. Esta vez el Yamaha XMAX vuelve a posicionarse por delante, su aceleración sigue siendo superior, tiene una salida muy fuerte, es la personalidad del púgil, el tacto de su motor incita a ir abriendo gas con prominencia. Además el Yamaha aprovecha su superioridad actual para recordar pequeños detalles: no tendrá dial de acceso directo para desactivar el control de tracción (el ABS no es desconectable en ninguno de los dos scooters) pero la ergonomía de sus mandos de control y diales de las piñas son algo más ergonómicos: Honda ha decidido de un tiempo aquí intercambiar la posición del dial del cláxon con la de los intermitentes. Una decisión que hará pitar a muchos usuarios de Honda cada vez que quieran señalar cambio de giro o dirección. Tambaleado, el Forza 300 no ve llegar otro gancho del XMAX 300, mostrándole sus dos guanteritas frontales (una con cierre y otra libre), a contra posición de solo una del Forza 300, de apertura sin llave... y algo compleja de abrir.

Termina el penúltimo asalto, y el Yamaha XMAX 300 se le ve superior, más confiado, aunque más fatigado... bastante más fatigado. El Forza 300 no se le ve tan cansado, pero psicológicamente se muestra menos activo, menos jovial.

Último asalto: consumo Forza 300 / XMAX 300

Suena la campana, el último asalto acaba de comenzar, y ¡Vaya! vemos a un XMAX 300 muy lento. Mucho más de lo que ha estado mostrando en los anteriores asaltos. Se muestra excesivamente conservador en sus movimientos, acelera muy despacito y... se queda claramente atrás. Su entrenador preocupado le pregunta sin entender nada, le hace aspavientos ... hasta que el XMAX 300 se vuelve y le hace el gesto inevitable de todo motero: pulgar a la boca del depósito. ¡El XMAX 300 había entrado en reserva! ¡¡Y además no disponía de indicador de kilometraje restante!! un fallo muy serio. Solo se podía apreciar la intermitente indicación de reserva. El XMAX 300 había consumido todas sus opciones y se había quedado sin gasolina. Se desplazaba con aperturas lentas y contenidas del acelerador. El camino se despejaba para el Honda Forza 300, que siendo inferior dinámica y prestacionalmente... llegó antes a su destino. La autonomía fue su mayor alíado. Aunque ambos presentan un consumo idéntico sobre el papel, en la práctica el XMAX consume algo más de los 3,2 l/100 km ... no mucho más, estaríamos hablando de 0'3/0'4 más, pero lo justo.

Increíble duelo, un despliegue de repertorios, aceleraciones, puntas, frenadas, consumos y detalles sin igual. Jamás antes dos scooters se habían medido hasta tal punto. El XMAX 300 llegó a la gasolinera, no cayó a la lona, pero el Forza 300 le llevaba esperando un rato. El resultado de este combate está en ustedes lectores, quienes se habrán simpatizado con uno o con otro, y ustedes le darán victoria al scooter 300 que elijan de esta comparativa.

Ver más

Conclusión y opinión del Honda Forza 300 y del Yamaha XMAX 300 2019

Espectacular encuentro entre los dos scooters de lo más alto del ranking del peso medio (300cc). El Honda Forza 300 ha mostrado ser un scooter más equilibrado, mejor acabado, y con mayor atención, aunque no disponga de dos guanteritas en el frontal, algo que se agredece muchísimo en el XMAX 300, y que prestacionalmente sea inferior.

El Yamaha XMAX 300 es la vigorosidad hecha scooter, es el adolescente de la cilindrada media, mucho más enérgico (sus arranques son más dinámicos) y más deportivo, no solo ya prestacionalmente, aceleración y velocidad punta, sino en comportamiento; suspensiones más duras y chasis más efectivo. Le pecan algunos detalles de la instrumentación, la escasa protección aerodinámica en comparación al Forza 300, y un habitáculo para el piloto más reducido, más deportivo si, pero menos ergonómico y confortable que el Forza 300. Y para cerrar capítulo, un consumo más elevado. Cierto es que su carácter deportivo incita a una conducción más espirituosa como quien dice, pero tuvimos que visitar la gasolinera más veces con él.

Mi opinión es que estamos ante dos grandísimos scooters, y que solo son comparables entre ellos, pues muestran una superioridad evidente frente a sus rivales, y su coste superior no es tanto. El XMAX es más divertido, pero quizá servidor, de elegir uno, me quedaría con el Forza 300. Nuestro colaborador quedó enamorado del XMAX 300 y vota por él.

Galería de fotos del Honda Forza 300 y del Yamaha XMAX 300 2019

Fotos acción Honda Forza 300 / Yamaha XMAX 300

Fotos detalles Honda Forza 300 y Yamaha XMAX 300

Colores Honda Forza 300 y del Yamaha XMAX 300 2019

Colores Honda Forza 300

Colores Yamaha XMAX 300