Comparativa BMW G 310 R vs BMW G 310 GS

Enfrentamos entre sí a la BMW G 310 R y la BMW G 310 GS, una interesante comparativa entre dos modelos que parten de una misma base que comparten un gran atractivo para los conductores con carnet A2, pero que también tienen unas diferencias que te harán decantarte por la naked o la trail según tus necesidades. ¡Te ayudamos a decidirte por una de ellas!


Comparativa BMW G 310 R vs BMW G 310 GS en 5 tweets

  • La BMW G 310 R y la BMW G 310 GS parten de una misma base, pero ambas están dirigidas al público con carnet A2.
  • Tanto la naked como la trail cuentan con un conjunto sencillo de motor suave y prestaciones contenidas, pero siempre reflejando la calidad BMW.
  • La R es la opción más urbana, muy divertida en curvas y más accesible en altura. También es más económica.
  • Por su parte, la GS hace honor a su apellido teniendo mayor versatilidad, sobre todo con ligeras capacidades off-road.
  • Puedes conocer todos sus detalles en la ficha técnica de la BMW G 310 R y en la ficha técnica de la BMW G 310 GS, pero no te pierdas la comparativa completa a continuación…

BMW se ha metido de lleno en la lucha por el segmento del carnet A2 con sus dos primeros modelos ‘puramente’ A2, es decir, que no necesitan ningún tipo de kit de limitación para poder ser conducidas con dicho permiso. La primera en llegar, aunque se hizo esperar, fue la BMW G 310 R, una naked que entró en la lucha con otras marcas con modelos ya veteranos la mayoría de ellos y con varios años en el mercado a sus espaldas. Sólo un año después se presentó la BMW G 310 GS, una trail desarrollada sobre la misma base que responde a una nueva oleada de modelos versátiles de baja cilindrada y con ciertas capacidades para salir fuera del asfalto.

Aprovechando que estas dos económicas motos de acceso al universo BMW Motorrad están enmarcadas dentro del programa Rookie con interesantes ventajas en su compra, hemos querido enfrentarlas para que puedas decidir cuál se adapta mejor a ti. ¿Una naked versátil para el día a día y con un toque ‘R’ divertido para salir de curvas como es la G 310 R? ¿Una opción igualmente utilizable para diario y con aplicaciones más viajeras e incluso fuera de la carretera como es la G 310 GS?

A continuación, te invitamos a degustar esta comparativa entre la BMW G 310 R y la BMW G 310 GS que hemos podido probar en las mismas condiciones en los alrededores de Madrid…

Equipamiento BMW G 310 R

  • Casco: BMW Street X
  • Traje: BMW Venting
  • Botas: BMW Sneaker Dry

Equipamiento BMW G 310 GS

  • Casco: BMW GS negro mate
  • Traje: BMW Ventureshell
  • Botas: BMW Gravel

Más información sobre el equipamiento utilizado: https://www.bmw-motorrad.es/es/accessories-and-parts/ride.html

¿En qué se parecen la BMW G 310 R y la BMW G 310 GS?

El desarrollo de esta familia denominada G 310 ha partido de una misma base, por lo que podríamos decir que cuenta con más características comunes que diferentes. Para empezar, se ha optado por un motor con una cilindrada y una potencia adecuados para el público al que están dirigidos ambos modelos. El monocilíndrico de BMW refrigerado por líquido y cuatro válvulas y doble árbol de levas de 313 cc rinde 34 cv de potencia, por lo que aún tiene margen para estirar hasta los 47 cv, límite del carnet A2. En ambas motos se caracteriza por tener el cilindro inclinado hacia atrás con la culata a 180 grados con admisión por delante y escape por detrás.

Tanto en la BMW G 310 R como en la G 310 GS, te encontrarás básicamente con la misma instrumentación, donde hay que destacar la pantalla digital en la que se muestra gran cantidad de información como el consumo medio, el consumo actual, temperatura del motor, autonomía estimada, kilómetros totales, dos parciales, velocidad media o fecha.

Como sabéis, la alianza de BMW con la marca india TVS es la que ha permitido la llegada de la BMW G 310 GS y la BMW G 310 R. Ambos modelos se fabrican en la India, pero la calidad de acabados están muy conseguidos y dignos de una moto firmada por BMW, como puedes corroborar en detalles como las piñas de mandos con el botón de los intermitentes, muy blando y rápido de activar.

Otros detalles como el asiento o los frenos Bybre (filial india de Brembo)  son exactamente iguales en las dos motos bávaras.

Ver más

Cómo es la BMW G 310 R y en qué se diferencia de la GS

Vamos a empezar a analizar la BMW G 310 R, la primera en llegar. Esta naked A2 tiene un diseño bastante atractivo, agresivo, actual y en línea con lo que puedes esperar de la marca alemana, sin duda, uno de sus puntos fuertes. El diseño de las llantas, el asiento, los faros y otros elementos son exactamente iguales en ambas motos. Quizá el conjunto de faro y porta-matrícula trasero es lo más extraño, sobre todo en la R, donde seguramente el piloto quedaría mejor más cerca del colín. Por contra, las tapas, el depósito, la cúpula y demás elementos con mayor presencia son totalmente distintos, aportando un aire más deportivo y ‘cañero’ en la naked.

Al subirnos, nos damos cuenta de que es una moto muy accesible, con 785 mm de altura del asiento, con una posición de las piernas más recogida aunque sin resultar incómoda en absoluto.

La 310 R, igual que la GS, cuenta con una horquilla invertida sin ajustes mientras que el monoamortiguador trasero es ajustable en precarga. En ambos trenes encontramos componentes de buena calidad, pero la opción ‘R’ se adapta más al asfalto con un recorrido de suspensiones delantera y trasera de 140 mm y 131 mm, respectivamente. Para ser sinceros, el ajuste de fábrica que viene es muy acorde al tipo de uso y condiciones para los que generalmente va a estar destinada, con un aplomo firme y en asfalto un toque más deportivo que la GS.

Aunque se aprecia ligeramente, la posición de conducción en la BMW G 310 R está un poco más adelantada y con una inclinación del cuerpo más pronunciada. Insistimos en que es cómoda, pero estas características propias la hacen más divertida en conducción por carreteras reviradas y puramente de asfalto.

El monocilíndrico resulta bastante divertido incluso en carretera y estira fácilmente hasta los 120 km/h legales. Quizá le falta un poco de ‘alegría’ en bajas revoluciones, donde deberás jugar bastante con el embrague para no calar el motor, algo que notarás sobre todo al moverte en entornos urbanos. La parte ciclo se comporta de manera excepcional y acorde al tipo de moto que llevamos entre nuestras piernas. Nos gustaría destacar su estabilidad y la agilidad que le regala sus neumáticos Michelin Pilot Street Radial. Los frenos Bybre funcionan de manera muy correcta y cumple teniendo en cuenta el segmento del que estamos hablando y de que sólo cuenta con un disco delantero.

En el caso de la G 310 R, la naked está disponible en distintas opciones de color: Azul Estrato Metalizado (el que probamos), Blanco Perlado metalizado o Negro Cósmico.

Ver más

Cómo es la BMW G 310 GS y en qué se diferencia de la R

Ya a simple vista, la BMW G 310 GS parece ‘más moto’, recordándonos a sus hermanas mayores de la familia GS. Sus dimensiones son más propias de una trail, lo que la hace parecer más grande de lo que realmente es. Así pues, nos damos cuenta de que cuenta con un manillar más elevado, igual que el faro, a lo que hay que añadir el pequeño deflector que ayuda a proteger del viento cuando salimos a vías rápidas aunque siendo una trail, podría ser un poco más grande para proteger aún más. Como puedes ver, carenados, quilla, depósito o rejilla portabultos son algunas de las diferencias que más llaman la atención.

La 310 GS es más voluminosa en general, pero sigue siendo muy asequible para cualquier motorista. Si la naked se queda en 158,5 kg de peso en lleno, la GS sólo sube hasta los 169,5 kg. Además su altura tampoco crece en exceso, quedando en 835 mm pudiendo incluso optar por uno más bajo de 820 mm o, al contrario, un asiento más cómodo de 850 mm. En cualquier caso, es una altura a la que puedes ir muy cómodo incluso para usar por la ciudad. A ello ayuda también el amplio radio de giro del manillar.

Seguramente la diferencia más importante entre la BMW G 310 GS y la BMW G 310 R está en sus suspensiones. Aunque ambas cuentan con horquilla invertida y con un monoamortiguador trasero regulable en precarga, en el caso de la GS aumenta el recorrido de la horquilla de 140 a 180 mm mientras que el monoamortiguador hace lo propio de 131 a 180 mm. También se siente un tarado mucho más blando que en la naked. Con esto se consigue sobre todo mayor comodidad, aunque a la vez, la GS se hace menos eficaz, por ejemplo, en frenadas fuertes, donde se hunde más del tren delantero.

Por contra, lo que se consigue con esta configuración de suspensiones, los neumáticos Metzeler Tourance y la elección de neumático delantero de 19 pulgadas (en vez de 17) es mayor versatilidad para poder afrontar viajes con mayor comodidad y, sobre todo, cierta libertad para afrontar pistas de tierra de contenida dificultad. Que la BMW G 310 GS ha pensado en su vertiente off-road se demuestra también con que, a diferencia de su hermana, cuenta con ABS desconectable de la rueda trasera. Se desactiva manteniendo pulsado un botón en la piña izquierda, algo que agradecerán todos los amantes de la conducción más campera y de puro trail. La parrilla portabultos con asideros más grandes para el pasajero la hacen también muy propicia para viajes, aunque un aumento de la capacidad del depósito (11 l, igual que la R) le habría dado un toque aún más viajero que su hermana.

Según tus gustos, puedes elegir la GS con diferentes opciones de color: Blanco Perlado metalizado (el de las fotos), Negro Cósmico o Rojo Racing.

Ver más

Precio de la BMW G 310 R y BMW G 310 GS: Programa Rookie

Uno de los mayores atractivos de estas cilindradas, tanto en el segmento naked como en el trail, es su precio, mucho más accesible que en cilindradas y potencias superiores. Además, para los que tienen el carnet A2, hay que olvidarse del coste que puede provocar la necesidad de instalar un kit de limitación si la potencia original es superior a la permitida. Por tanto, la BMW G 310 R o la BMW G 310 GS, en cada caso, puede ser una opción muy inteligente.

Más allá del uso que busques para tu nueva moto, el plus de versatilidad de la BMW G 310 GS hace que su precio sea ligeramente más elevado que el de la BMW G 310 R, pero ambas están en línea con el mercado en sus respectivos segmentos.

Por si fuera poco, ahora BMW ha presentado el programa Rookie, específico para las dos G 310 y dirigido a los nuevos conductores A2, ya que, si adquieres una de estas dos motos, puedes beneficiarte de lo siguiente:

  • 500 € de descuento en una BMW G 310 R o BMW G 310 GS en el momento de la compra, siempre y cuando el conductor se haya sacado el carnet A2 en el año 2018.
  • Si no es así, puedes optar por el mantenimiento de la motocicleta durante 3 años o 30.000 kilómetros incluido sin coste adicional (BMSI Service Inclusive 3/30 con un P.V.P. recomendado de 665,50€: Primera revisión + 3 revisiones incluyendo, aceite, recambios y mano de obra).

Solicita un presupuesto para la BMW G 310 R

Solicita un presupuesto para la BMW G 310 GS


Fichas técnicas y promociones

Ver más

Con cuál me quedo: Conclusión y opiniones de la BMW G 310 R y la BMW G 310 GS

Para ser sinceros, las diferencias entre la BMW G 310 R y la BMW G 310 GS son mínimas, pero pueden ser cruciales para que se adapten perfectamente a tus necesidades.

Como ya hemos visto, la primera diferencia que puede condicionarte está en el precio. En este caso, los 850 € de diferencia pueden ser un motivo de peso para que salga ganando la naked. También la G 310 R es seguramente más atractiva estéticamente, aunque en este caso, los gustos son muy personales. La R te puede ofrecer mejores sensaciones cuando quieras pasar un rato de curvas y en cuanto a la conducción urbana, son realmente muy similares aunque puede ser ligeramente más fácil manejar la naked, tanto por peso como por altura del asiento.

Por contra, la BMW G 310 GS es un pelín más cómoda de conducir y sobre todo, te ofrece unas capacidades para tener unos escarceos con el off-road que con la R es mejor ni planteárselo.

En definitiva, se trata de dos modelos muy interesantes para iniciarte con el carnet A2 y perfeccionar una técnica y unas habilidades a buen precio antes de querer dar el salto a una naked como la BMW F 800 R o a una trail como las BMW F 750 GS o F 850 GS, un paso natural gracias al conocido plan de financiación BMW Motorrad Select. En cualquier caso, te recomendamos que pruebes por ti mismo cada modelo para terminar de decidirte. Haz la reserva de una prueba en este enlace: https://pruebatumoto.bmw-motorrad.es/index.aspx

Ver más

Galería de fotos: BMW G 310 R vs BMW G 310 GS

Galería de fotos: BMW G 310 R

Acción

Detalles

Galería de fotos: BMW G 310 GS

Acción

Detalles