Comparamos la BMW F 850 GS y la Triumph Tiger 800 XCx/XCA

La BMW F 850 GS y la Triumph Tiger 800 XCx/XCA son dos trail presentadas como novedades 2018. A continuación, vamos a analizar, valorar y comparar lo que ofrecen dos de los modelos más interesantes del panorama trailero.



Son dos de las novedades 2018 más interesantes y, dentro del segmento trail más campero de cilindrada media, son dos de nuestras favoritas. La BMW F 850 GS y la Triumph Tiger 800 se han renovado de manera profunda para ofrecer a sus usuarios las mejores armas y afrontar así los viajes más ambiciosos. Además, estos dos modelos son las versiones más camperas y mejor preparadas para el off-road, con suspensiones de mayor recorrido y neumáticos de 21 pulgadas delante y 18 detrás con llantas de radios, entre otras especificaciones. Vamos a analizar, valorar y hacer una comparativa sobre el papel de estos dos modelos.

Toma de contacto: BMW F 850 GS 2018


La BMW F 850 GS es un modelo totalmente nuevo con un cambio radical respecto a su antecesora y es la vertiente más preparada para el off-road frente a su hermana BMW F 750 GS, más enfocada al turismo de asfalto. La trail de cilindrada media, que tan buena fama se ha ganado hasta ahora con el nombre de BMW F 800 GS, se ha actualizado para hacer frente a unas rivales cada vez más capaces y más tecnológicas.

Lo primero que hay que citar de la nueva BMW F 850 GS es el nuevo motor de dos cilindros en línea que ha visto aumentada su cilindrada hasta los 853 cc (antes 798 cc). Gracias a esto y a las mejoras realizadas en el propulsor, se ha mejorado su rendimiento con 95 cv de potencia 95 CV a 8.250 rpm y 92 Nm a 6.250 rpm además de reducir el consumo de gasolina. Su sonido es más vibrante y emocional gracias a un desplazamiento de los ejes del cigüeñal de 90 grados y un intervalo de ignición de 270 grados. En esta edición 2018, la F 850 GS cuenta con la cadena de la transmisión en la parte izquierda y embrague anti-rebote.

Por otro lado, la F 850 GS estrena un nuevo chasis más robusto gracias a su construcción monocasco que abandona el anterior multitubular. El resto de componentes también se han modificado ligeramente como la nueva horquilla invertida o el basculante de doble brazo de aluminio con amortiguador central. Gracias al recorrido de 204 y 219 mm de las suspensiones, mejora sus capacidades off-road. Se ha rebajado ligeramente el asiento, haciéndolo más asequible para más conductores, y pierde un litro de capacidad del depósito dejándolo en 15 litros.

Uno de los aspectos en los que se ha hecho más hincapié en la BMW F 850 GS es la electrónica y las asistencias. Por un lado, cuenta con los modos de conducción Road y Rain. El conductor también se beneficia del control de tracción ASC. Sin embargo, este equipamiento se puede completar con otros extras como los modos de conducción Pro y los modos adicionales Dynamic, Enduro y Enduro Pro, además del control dinámico de tracción DTC y el sistema ABS Pro, extras que también incluye la luz de freno dinámica. Otro de los extras maravillosos de las nuevas BMW F 850 GS son las suspensiones ESA con ajuste electrónico. También como equipamiento opcional, puedes adquirir el faro LED integral (con luz diurna), sistema de llamada de emergencia eCall, la nueva pantalla TFT a color de 6,5 pulgadas y sus nuevas funciones de conectividad Connected Ride, todo ello hasta ahora sólo disponible en las grandes maxi-trail.

Toma de contacto: Triumph Tiger 800 XCx / XCA


La familia trail de la marca británica se ha actualizado por completo en sus dos cilindradas. En este caso, vamos a centrarnos no sólo en la cilindrada media sino en las dos versiones más camperas y mejor equipadas para hacer salidas off-road, las Triumph Tiger 800 XCx y XCA.

Los cambios comunes en todas ellas se centran en primer lugar en el motor tricilíndrico con innumerables mejoras. Además, se ha modificado la relación de la primera marcha haciéndola más corta, lo que mejora la tracción fuera del asfalto y ayuda a salir de lugares difíciles además de facilitar la maniobrabilidad a baja velocidad o regalar aceleraciones más poderosas. Podemos destacar el nuevo silenciador, más ligero y abierto que nos deleita con un sonido más embaucador.

El chasis también ha recibido alguno de los 200 retoques que se han hecho en total, lo que ayuda a mejorar su manejabilidad. Sigue confiando en un conjunto de horquilla y monoamortiguador WP ajustables, mientras que los frenos los firman Brembo delante y Nissin detrás.

En Hinckley también se han esforzado en dotar con un buen paquete electrónico a las Triumph Tiger 800 XCx y XCA, en las que no puede faltar el ABS y el control de tracción desconectables. Y aquí es donde aparecen más las diferencias en las dos versiones disponibles XCx y XCA. La Triumph Tiger 800 XCx dispone de 5 modos de conducción, incluido el modo Off-Road Pro. También puedes utilizar un control de velocidad, puños calefactables, cubremanos, cubre-cárter de aluminio, defensas de motor y protector de plástico para el radiador. En las dos versiones, también puedes contar con la nueva pantalla TFT a color de 5″ con mandos en el manillar tipo joystick de 5 posiciones, luces LED (incluida diurna), pantalla ajustable en 5 posiciones, asiento tipo confort para conductor y pasajero (ajustable en altura) y manillar y levas ajustables.

En cuanto a la Triumph Tiger 800 XCA hay que añadirle como equipamiento de serie un modo adicional programable al gusto del conductor. La XCA, que es el top de la gama, cuenta además con asiento calefactable (conductor y pasajero), mandos retroluminados, luces antiniebla y mejora sus capacidades con un protector del radiador en aluminio.

De cero a cien

 BMW F 850 GS %Triumph Tiger 800 XCx / XCA 
 2 cil. en línea, refrigerado por agua, 4 válvulas/cil, DOHC y lubricación por cárter seco. 853 cc.Motor3 cilindros en línea, refrigeración líquida, 4 válvulas/cil, DOHC. 800 cc 
 95 cv a 8.250 rpmPotencia95 cv a 9.500 rpm 
 229 kg (orden de marcha)Peso205 kg (peso en seco) 
 2,41 kg/cvRel. Peso/Potencia2,15 kg/cv 
 2 Modos, control de tracción ASC. Extras: suspensiones ESA, DTC, modos Pro, eCall…Electrónica5/6 Modos, Control de tracción, control de velocidad, puños y asientos calefactables, LED… 
 Precio 

Frente a frente: BMW F 850 GS vs Triumph Tiger 800 XCx / XCA


Sin duda, el enfrentamiento entre la BMW F 850 GS y la Triumph Tiger 800 XCx y XCA es uno de los más esperados para los amantes de las trail de medio peso. Las mejoras que han recibido ambas son dignas de tenerlas en cuenta a la hora de decidirse por uno de estos magníficos modelos.

En primer lugar, ambos modelos han rejuvenecido con un restyling de sus líneas. Siguen siendo perfectamente reconocibles por los rasgos que los han hecho famosos respecto a sus antecesoras, pero ahora con un aire más contemporáneo y agradable, con líneas más curvadas y suaves, sin perder por ello su actitud agresiva y agreste, dado su carácter campero.

Motor

Si empezamos por el motor, hay que decir que la Triumph Tiger 800 ha recibido ligeros cambios que hacen mejorar su comportamiento. Sin embargo, la BMW F 850 GS sí que da un paso adelante respecto a su predecesora. El crecimiento de su cubicaje en 55 cc le ha permitido ponerse a la altura de la competencia y ahora rinde 95 cv de potencia, igual que la británica. Y es que ésa es la potencia límite que deben tener para que ambas puedan ser limitables para el carnet A2, sin duda alguna, uno de los atractivos de este segmento. Luego, el carácter de uno u otro motor se basa bastante en las opiniones de cada usuario. Mientras el bicilíndrico de la BMW F 850 GS tendrá una pegada inicial más contundente, el tricilíndrico de la Triumph Tiger 800 XCx/XCA alargará la entrega de potencia llegando a un pico final más lejano, pero también ligeramente más rabioso.

Chasis

Si antes ambas compartían el concepto de chasis multitubular, esta vez la BMW se ha pasado al chasis monocasco, lo que le dará un comportamiento más robusto.

Por otro lado, tanto la BMW F 850 GS como las Triumph Tiger 800 XCx/XCA son versiones concretas de sus familias trail de media cilindrada que están pensadas para recorrer con solvencia tramos y rutas off-road y con cierta dificultad ‘endurera’. Así pues, cuentan con neumáticos mixtos de 21″ delante (90/90-21) y 17″ detrás (150/70-17) y suspensiones de alto recorrido, concretamente 204/219 mm en la alemana y 220/215 mm en la británica. En cuanto a los frenos, la F 850 GS y la Tiger 800 cuentan con doble disco delantero de 305 mm con pinza de doble pistón flotante, ambas con Brembo (Nissin atrás en el caso de la Triumph) y detrás un disco de 265 mm para la BMW y uno de 255 mm para la Triumph.

Importante es la altura del asiento. Mientras la GS se ha hecho más accesible con 815 mm, la Tiger se mantiene con unos 840 mm (hasta 860 mm) que la harán más difícil de manejar en parado, pero con mejores perspectivas para la circulación en el campo.

En cuanto al peso, no podemos compararlo directamente porque por un lado tenemos el peso en orden de marcha de la BMW con 229 kg y, por otro, el peso en seco de la Triumph de 205 kg, pero calculamos que llenando al 90% los 19 litros del depósito de la británica, estará muy cerca de la cifra de la GS. En este caso, ambas tienen un peso muy adecuado si equilibramos sus capacidades off-road con sus capacidades viajeras. Dicho esto, habrá que ver cuál de las dos ofrece mejores consumos y autonomía, declarando 4.7 l/100 km la Tiger y 4,1 l/100 km la GS, aunque la Triumph cuenta con 4 litros más de capacidad que la BMW.

Electrónica y asistencias

Las marcas cada vez hacen más esfuerzos por ofrecer lo último de lo último en la electrónica de la moto y, en este caso, no se han podido resistir en hacer lo propio con estas trail. Conviene destacar el control de tracción y ABS desconectables en ambas. También las dos llegan con diferentes modos de conducción, 2 en el caso de la BMW y 5 ó 6 en el caso de las Triumph. Sin embargo, un punto a favor de la Triumph Tiger 800 XCx es que llega mejor equipada de serie, aunque evidentemente con precios de partida superiores. El control de velocidad, los puños calefactables, pantalla TFT a color de 5″ con mandos en el manillar tipo joystick de 5 posiciones, luces LED (incluida diurna) y, en la versión XCA asientos calefactables, mandos retroluminados o las luces antiniebla LED hacen que vengan con un magnífico equipamiento de serie.

Mientras tanto, en la BMW F 850 GS hay que configurar como extras la pantalla TFT a color (6,5″), los modos de conducción Pro y los modos adicionales Dynamic, Enduro y Enduro Pro, la luz LED, el control dinámico de tracción DTC y el sistema ABS Pro con la luz de freno dinámica, algo que no está disponible en la británica, eso sí. Otra de las opciones extra pero diferenciales respecto a la Triumph, son las tecnológicas suspensiones ESA ajustables electrónicamente de la GS, además de las funcionalidades de eCall y conectividad ConnectedRide.

Precio

Falta por conocer el precio de estas nuevas trail, pero conocemos la política de las dos marcas en modelos anteriores de la misma familia, por lo que auguramos que la BMW F 850 GS tendrá un precio de salida algo superior a los 11.450 € de la actual F 800 GS. Por su parte, la Triumph Tiger 800 XCx tendrá también un precio superior a los 12.500 € de la anterior versión, por lo que habrá una diferencia de unos mil euros entre ellas. Hay que apuntar que la británica tiene un precio más caro, pero con un equipamiento bastante superior al de la alemana. Y ya no digamos de la versión Tiger 800 XCA. A favor de la BMW hay que decir que cuenta con suspensiones electrónicas ESA, eCall y otros detalles de conectividad que, si bien son opcionales, aún no los puedes instalar en la Triumph.