La importancia de mantener tu casco limpio y en buen estado

Lo más imprescindible cuando montas en moto es el casco, y limpiarlo para mantenerlo en perfectas condiciones de uso es algo fundamental si quieres que dure lo máximo posible


Hace unos días, nuestros amigos de Shoei España compartían en las redes sociales el proceso de restauración de uno de sus cascos con 6 años de antigüedad y cerca de 200.000 kilómetros de uso. Ahí indicaban algunos consejos de mantenimiento que nos gustaría compartir con vosotros para hacer que vuestro casco os dure mucho tiempo. Para ello, una buena limpieza es importante, tanto cuando volvemos de una ruta pequeña como de varios días. Pero vamos a ir por partes, para que veas bien cómo es el proceso.

Si hace tiempo que no le haces una limpieza a fondo, lo primero que debemos hacer es desmontar la pantalla, ya que deberemos de limpiarla de forma separada al resto. Es la parte más sensible del casco y una de las más importantes, ya que una buena conservación nos permite una óptima visibilidad.

Nunca uses papel de cocina o higiénico, y por supuesto no uses una esponja dura ya que pueda rallarla. Lo mejor es usar agua caliente con jabón neutro para ablandar la suciedad, y a continuación quitar los insectos con un trapo suave. También hay productos específicos para limpiarla, y algunos que ponen una capa extra de protección antivaho y para evitar la suciedad.

Para la calota o parte externa, también deberás usar jabón neutro. Aplicamos agua y jabón con un pulverizador y tras esperar unos minutos a que el jabón actúe, usamos un cepillo de dientes suave para eliminar los insectos y toda la suciedad que se acumula en las zonas de difícil acceso, como entradas de aire, cantos…

Limpieza_Casco - 1

Para el interior, debemos tener en cuenta si en nuestro casco lo podemos desmontar. En el caso de que se puedan desmontar todas las almohadillas, retíralas y lávalas con agua templada y jabón. Puedes usar la lavadora, siempre que uses una bolsa o red para prendas delicadas y a una temperatura de 30º. En el caso de que no sea desmontable, o haya zonas que no puedes quitar, deberías usar la bañera o cualquier recipiente grande en el que puedas sumergirlo completamente para su completa limpieza. No te olvides de aclararlo bien con agua fría hasta que no queden restos de jabón. Déjalo secar bien, entre 24 y 48 horas en un lugar ventilado, y nunca directamente al sol.

Además, si tienes pequeños arañazos, aprovechando que le haces la limpieza puedes eliminarlos usando pulimento líquido convencional, aplicándolo en las zonas más dañadas y frotando con movimientos circulares con un trapo de microfibra. Una vez acabado este proceso, usa una gamuza suave para eliminar los restos de pulimento y darle brillo a la calota.

Limpieza_Casco - 10

También debes aplicar aceite de silicona (a la venta en tiendas de moto o buceo) en los contornos de goma que unen la calota a la pantalla, de esta manera evitarás que se agrieten y deterioren, manteniendo sus características de sellado ante el viento y el agua.

Seguro que con estos pequeños consejos consigues que tu casco esté bien conservado y te dure muchos años en perfecto estado, no olvides que en caso de impacto deberás sustituirlo y que si la pantalla está rallada lo mejor es sustituirla, ya que no son muy caras y se trata del elemento que permite la visión.