Condiciones y pasos para limitar una moto a 35 kW

Os resumimos las condiciones y los trámites que se necesitan para limitar una moto para el carnet A2. Es decir, rebajar su potencia a 35 kW (47 cv).


Antes de nada, si no tienes el carnet A2 deberías conocer ciertas condiciones. Lo primero de todo es saber lo que dice la ley sobre este carnet (Directiva Europea 2006/126). Este permiso de moto se puede obtener a partir de los 18 años y permite conducir motocicletas de una potencia máxima de 35 kW (47 cv) con una relación potencia/peso máxima de 0,2 kW/kg y no derivadas de una moto originalmente con el doble de esta potencia.

Es decir, que con el permiso A2 puedes llevar una moto de hasta 47 cv o una de mayor potencia pero limitada hasta esos 35 kW, siempre y cuando su potencia original no sea superior al doble de la limitación: 70 kW (unos 95 cv). La ley habla en términos de potencia y no de cilindrada, por lo que los centímetros cúbicos del motor no son un criterio para saber si puedes llevar una moto o no con el A2.

Es cierto que en el mercado hay motos de serie con más de 95 cv que se pueden limitar. Es el caso de la Yamaha MT-09, que tiene una potencia de 119 cv en su versión estándar, pero ofrecen al mercado una versión específica con esos 70 kW máximos para poder limitarse hasta los 35 kW y ser una moto A2. Os recomendamos que os informéis bien sobre el modelo que os interesa y su limitación antes de hacer la compra.

Triumph Tiger 850 Sport 2024 5

Distintos escenarios de motos A2 limitables


¿Ya tienes el carnet A2? ¡Enhorabuena! Si lo que te falta es la moto, tienes dos opciones: comprar una con hasta 47 cv o limitar una de mayor potencia. Nos vamos a centrar en la última opción, que a su vez tiene dos maneras de hacerse a través de una compra:

  • Moto nueva con más de 35 kW (47 cv) de serie, pero con la opción para limitar en el concesionario oficial.
  • Moto de segunda mano con más de 35 kW (47 cv), pero con la opción para limitar.

El primer caso es el más sencillo. El concesionario ya instala la limitación con la compra de la moto y junto a sus respectivos documentos que lo acrediten (ficha técnica). Una rebaja de su potencia que no supone ningún incremento del precio en comparación a la versión con la potencia completa, aunque deslimitarla cuando se obtenga el carnet A sí que tendrá un desembolso.

La historia cambia si compras una moto de segunda mano que se puede limitar, pero tiene su potencia máxima superior a 47 cv. Para empezar, hay que mirar su ficha técnica y ver que no tiene más de 70 kW de origen. Luego, consultar los kits de limitación que dispone dicha moto en el mercado. Todo dependerá del modelo y año de fabricación de la moto que desees.

Cabe mencionar que estas limitaciones pueden ser reglajes de muchos tipos: obturadores, casquillos en los carburadores, topes limitadores, centralitas, puños electrónicos... En Internet puedes encontrar fácilmente los kits para limitar cada moto.

Consejos y pasos para limitar una moto para el carnet A2


A continuación vamos a simular un hipotético caso muy común: compras una moto de segunda mano con más de 47 cv, pero tienes el carnet A2. Éstos serían los pasos a seguir:

Instalación de la limitación

Suzuki GSX 8S 2023 precio detalles 14

Después del 'papeleo' entre titulares, evidentemente es ilegal conducir con ella, por lo que deberás acudir al concesionario oficial de la marca o un taller autorizado para instalar la limitación. Puedes buscar y comprar por tu cuenta el kit de limitación, pero lo ideal es dejar que los profesionales se hagan con él y, tras instalarlo, recibirás una documentación del propio taller que acredite tal cambio en el motor. Un consejo: pide al taller las partes originales que han sido sustituidas para la limitación, ya que las necesitarás cuando la deslimites.

ITV y reforma de ficha técnica

Con el certificado emitido por el taller, debes pedir cita previa y acudir a una estación de ITV en la que harán la inspección técnica pertinente. Momento en el que procederán a realizar la reforma de la ficha técnica para que aparezca el nuevo dato de potencia. Dos aspectos a destacar en este paso. El primero es que con el certificado del taller y la cita previa para la ITV ya se puede circular con tu moto. El segundo es que esta prueba no es una inspección 'convencional' si ya tienes la ITV en vigor, sino una prueba técnica para comprobar la potencia de la moto.

Y listo. Con la limitación instalada y la documentación legal en tu posesión ya puedes disfrutar de tu moto con tranquilidad. El proceso desde que la compras hasta que terminas con la cita en la ITV puede que no sea el más rápido del mundo, aunque depende de la zona, la dificultad de la limitación y el tránsito que tenga la sede de la ITV. Lo mismo ocurre con los precios, dependen del taller y la sede.