Consejos para comprar una moto de 125

El momento de comprar una moto de 125 y saltar al mundo de las dos ruedas no podía ser mejor, nosotros te indicamos una serie de consejos a seguir y te explicamos los motivos de esta afirmación.


La moto se perfila como uno de los medios de transporte más seguros durante estas fechas de alto riesgo de infección por COVID-19, así lo han reconocido organismos oficiales. El sector de la moto se ha visto afectado por esta crisis del coronavirus, pero sin duda alguna supone la vía más económica y segura para transportarse en estos tiempos. Además se trata de uno de los vehículos más eficientes, que menos contaminan, que menos consumen y que más ayudan a la congestión de una ciudad. Los usuarios del carnet B con más de 3 años de experiencia ya disponen del carnet A1 que les permite circular con motos de 125 cc.

Si estas afirmaciones no son suficientes para convencerte, te las desglosamos un poco más y te facilitamos el camino:

Dónde comprar una moto de 125 cc


Fácil, sencillo y necesario. Hay que reactivar la economía, esto seguro que no es necesario que te lo diga yo. Aunque suene contradictorio, si no queremos sumir en una ecatombe financiera, hay que gastar, hay que consumir, así funciona la máquina de la economía emergente. No digo coger todo el dinero que tenemos y empear a gastar como si no hubiera necesidades o situaciones económicas delicadas, lo primero es lo primero, pero si podemos gastar en un transporte, sin duda alguna este es el momento de ahorrar un poquito más y decidirnos por una moto.

Lo primero porque su coste es muy bajo, evidentemente y aunque algunos no les guste lo que voy a decir, hay que sacar de la ecuación las Yamaha R1, Kawasaki Ninjas 1000, Honda Goldwings, BMW R 1250 GS etc... estamos hablando de motos de 125 o en su lugar, motos accesibles y económicas. Un scooter de 125 nuevo puede valer desde poco más de 1000 euros hasta 3000/4000 euros. Esto significa que, el mercado de segunda mano también es tu amigo, y más ahora en estos tienpos donde los precios sufrirán una interesante bajada de precio de la cual, solo ahora podrás "beneficiarte".

Dicho esto, tu objetivo principal son los múltiples concesionarios que están haciendo un esfuerzo en facilitarte el trámite y la gestión, ofertando promociones exclusivas debido esta crisis epidémica, pero de no alcanzarte el presupuesto, el mercado de segunda mano es la otra opción.

Echa un vistazo a las motos 125

Cómo comprar una moto de 125 cc


Bueno, desde aquí te recordamos las múltiples facilidades que están ofreciendo los diferentes concesionarios de cada marca, desde atención personalizada via WhatsApp, citación previa para una atención física, desinfectantes y protocolos de seguridad sanitaria en todos sus establecimientos y ampliación de promociones de todos sus modelos además de otras nuevas fruto de la circunstancia actual.

En caso de apuntar al mercado de segunda mano, os enumeramos una serie de aspectos básicos de cara a la compra de una moto:

  • Lo primero comprobad su documentación, hay diferentes aplicaciones que ofrecen historial de circulación por un pequeño coste (5/6 euros).
  • Comprobad el kilometraje real comprobando el cuenta kilómetros con el historial de su ITV.
  • Evidentemente, que esté al día de ITV e impuestos.
  • Comprobar que el número de chasis coincide con el de la documentación y que la chapita donde se encuentra no tenga ninguna marcha ni arañazo sospechoso.
  • Misma observación con la placa de matrícula.
  • Neumáticos con dibujo (donde más se desgastan es por el centro) y sin grietas (sobre todo en los flancos).
  • Pastillas de freno con más de 2 mm de grosor (mirar siempre la pastilla interior de la pinza, es la que primero se gasta y nunca se ve)
  • Grosor y desgaste del disco de freno.
  • Comprobar que el líquido de frenos está a nivel y de color claro. Si está muy espeso o negro, requiere cambio.
  • Retenes de la horquilla delantera: comprueba que no rezuman aceite por las barras al zarandearla un poco (imagínate que tú eres el operario de la ITV).
  • Mandos y controles en buen estado: botones de las piñas, retorno del puño del acelerador, suavidad de las manetas de embrague (izquierda) o freno (derecha). En caso de ser un scooter, ambas serían los frenos.
  • Inspeccionar que la cadena esté en buen estado, para ello basta con estirar un eslabón por la parte posterior de la corona. Si te resulta fácil y tiene mucho juego, esa cadena requiere más atención y tensado.
  • En caso de ser un scooter, pedir el historial de mantenimiento y comprobad que ha realizado sus cambios de correa de transmisión pertinentes.
  • Comprobar rodamientos de dirección (fácil, frena con el delantero y zarandea la moto hacia delante y hacia detrás, si notas un pequeño "clac-clac" en la tija superior, es que requiere mantenimiento de los rodamientos de dirección)
  • Verificar que las suspensiones, tanto delantera como trasera, realizan bien su movimiento y no se muestran retenidas ni muy rebotonas (osea, que no ofrezcan una rápida estabilización y sigan subiendo y bajando un poco después de haberlas forzado)
  • Pedir al vendedor que la moto se encuentre fría y que esta arranque sin dificultad, así como mantener un ralentí estable y que funcionen todas sus luces.
  • Por último, un sencillo truco: echad un vistazo a la bahía del motor, si este está reluciente, sospechad (aunque tampoco es significativo), si por el contrario está sucio, simplemente sucio, con polvo, es sin duda un signo de motor sano que no ha requerido operación y que el dueño no esconde nada.

Deja un comentario

Volver a la home