En una entrevista a La Gazzetta dello Sport, el CEO de Ducati habla sobre el regreso del piloto australiano y de los planes que la marca tiene en competición para un 2016 en el que ya están trabajando firmemente.

Ducati está a punto de cerrar un año que, en líneas generales, ha sido positivo para la marca. El descalabro de las últimas temporadas empezó a reconducirse en un buen 2015 con nueve podios en MotoGP y el subcampeonato en Superbike de la mano de Chaz Davies, ganador de cinco carreras en este certamen.

Casey-Stoner_Ducati-2016Te puede interesar
Stoner se implica al máximo en su vuelta a Ducati

A la firma italiana se le abren nuevos horizontes de cara a un 2016 en el que esperan dar un nuevo paso adelante. Una de las primeras noticias que se conocieron para el año que viene es el retorno a la marca de un ilustre como Casey Stoner, que será embajador y piloto probador. Esta incorporación ha llevado implícito desde el primer momento los rumores sobre un posible regreso a la competición del bicampeón de MotoGP como wild card en alguna prueba de 2016. No obstante, Domenicali confirmó en La Gazzetta dello Sport que a día de hoy no se contemplan esa posibilidad: «Las cosas están claras entre nosotros por ahora, no está en nuestros planes, ni tampoco en los suyos. Casey está sereno y tranquilo, lejos de la idea de entrar de nuevo en el juego».

Sobre los objetivos para 2016, el CEO de Ducati se muestra ambicioso. Las metas para este año pasaban por ganar al menos un carrera en MotoGP, algo que no consiguieron, pero eso no frena sus pretensiones para el futuro. De hecho, son aún mayores: «Tenemos que ganar al menos dos carreras. Este año nos quedamos muy cerca, haciendo carreras muy buenas, pero la competencia en MotoGP es muy fuerte. Es la competición con el nivel más alto, pero los objetivos no van a cambiar. Tenemos que mejorar», asegura Domenicali.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Volver a la home