El nuevo trazado tendrá 75 metros menos que el anterior

El Gran Premio de Catalunya de MotoGP en 2017 se disputará en las mismas instalaciones, el Circuit de Barcelona-Catalunya, pero ahora en un trazado modificado. Los operarios han construido una nueva chicane entre la última y penúltima curva que recorta el trazado en 75 metros.



Las obras para adaptar el circuito de Barcelona-Catalunya a las nuevas especificaciones acordadas tras el trágico accidente de Luis Salom se han sucedido en el trazado de Montmeló durante el pasado mes de enero. El resultado ya es palpable, y ahora la pista muestra una nueva chicane entre las curvas Europcar (14) y New Holland (15 y última), metros antes que la destinada para las competiciones de Fórmula Uno y que MotoGP también usó como alternativa en el pasado GP de 2016.

El circuito se ve recortado en un total de 75 metros, contando ahora con una cuerda total de 4.652 metros respecto a los 4.727 del anterior. A su vez, la nueva variante será tres metros más corta que la de F1, de 4.655 metros.

New #MotoGP chicane is… ready to race! #CatalanGP

A photo posted by Circuit de Barcelona-Catalunya (@circuitdebcncat) on