El trazado adopta la configuración de F1 adelantando la entrada a la chicane

Pese a que hace unos meses se cubrió con grava la escapatoria de la curva 12, el Circuit de Barcelona-Catalunya ha aprobado una modificación en el trazado para MotoGP. Se adoptará la misma configuración que en la Fórmula 1, adelantando en tres metros la llegada a la chicane previa a la última curva.



Tras consensuarlo con la Federación Internacional de Motociclismo, el Circuit de Barcelona-Catalunya realizará finalmente algunos cambios en su trazado para acoger el Mundial de MotoGP. El trágico accidente de Luis Salom en la curva 12 durante el GP de Catalunya ha llevado a adoptar medidas para mejorar la seguridad del trazado.

El Gran Premio siguió adelante adoptando la configuración del trazado de Fórmula 1, abordando antes la curva 10 y realizando una chicane antes de llegar a la última curva. Sobre esta configuración, que permanecerá intacta para la F1, se llevarán a cabo un cambio en MotoGP para 2017, adelantando en tres metros la entrada en la chicane para ganar más escapatoria y que sea más segura.

Por tanto, a partir de 2017 los pilotos de MotoGP no volverán a realizar del mismo modo la curva 12, en la que se produjo la caída de Salom. Siguiendo el canon del trazado de la F1, se adelanta la frenada de la curva 10, que ahora serán curvas 10 y 11, ya que justo después hay un viraje a izquierdas. La antigua curva 12 ahora pasa a ser la 13 y conduce hacia la chicane, que al adelantarse deja el circuito reducido a 4.652 metros por los 4.655 que tiene para la Fórmula 1.

Está previsto que las obras se inicien en enero y puedan estar finalizadas en febrero, antes de que el circuito catalán comience la actividad de pretemporada.

En la siguiente foto se puede ver cómo es el nuevo trazado del Circuit de Barcelona-Catalunya para MotoGP:

circuit-barcelona-catalunya-2017