Ten en cuenta estos consejos si vas a comprar una moto

Comprar una moto es una de las experiencias más gratificantes que conocemos, ya sea nueva o de segunda mano. Pero una decisión como esa no debe tomarse a la ligera, por lo que debemos pensar mucho tanto en el tipo como en el uso que le vamos a dar. Para ello, ten en cuenta estos consejos para evitar que lo que era un sueño, se convierta en pesadilla.


  1. Comprar una moto que sobrepase tu habilidad

Prueba Kawasaki H2 - Motorbike Magazine

Sin duda, es uno de los errores más grandes que puedes cometer, ya que todos estamos convencidos que tenemos un nivel de conducción mayor al que realmente tenemos. No es lógico pensar que tras tener un scooter, estamos capacitados para llevar una superdeportiva, aunque seamos el piloto más prudente del mundo. Simplemente es lógica, ya que todo lleva su práctica y hay que ir paso a paso.

 

  1. Comprar una moto sin probarla antes

Triumph-Boneville-T120_19

Ya sabes que moto quieres. Has leído todas las pruebas y te sabes de memoria la ficha técnica, pero lo ideal y aconsejable es probarla. Si tienes un amigo con ese modelo de moto, siempre puedes pedirle que te deje dar una vuelta, y si no, la mayoría de los concesionarios oficiales de las marcas disponen de modelos de prueba con la que salir a dar una vuelta. Ahí podrás comprobar si la moto se ajusta a tu físico, si llegas bien al suelo, a los mandos, si es cómoda la postura de conducción para ti. Todos estos factores pueden hacer que la moto que pensabas adecuada para ti, no lo sea tanto.

  1. No hablar con usuarios del mismo modelo

harley-days

En un mundo dominado por internet, puedes acceder a multitud de foros en los que encontrarás a los dueños del modelo que buscas. Ahí encontraras la solución a multitud de dudas y conocerás datos importantes como el mantenimiento y posibles problemas de uso, contados de primera mano por usuarios reales de la moto. Eso te ayudará a saber si se adapta al uso que quieres dar o la dificultad de conseguir recambios si se trata de una moto antigua y que ya no se fabrica.

 

  1. Comprar una moto más cara de lo que te puedes permitir

Honda-RC213V-S_2

Al igual que no debes comprar una moto que supere tu habilidad, tampoco debes comprar una que te arruine la cuenta bancaria. Todas las marcas ofrecen grandes facilidades de financiación, pero no podemos comprar simplemente por impulso. Y ojo, que no sólo se trata de elegir un modelo con una cuota mensual que podamos pagar, sino que tenemos que pensar también en el mantenimiento que requerirá dicho modelo y sobre todo en el seguro, ya que no cuesta lo mismo asegurar una naked que una superbike de última generación.

 

  1. Elegir el modelo incorrecto de moto

BMW R 1200 GS Adventure 010

Si te gusta hacer largos recorridos, no deberías comprar una deportiva, aunque sea el modelo por el que suspiras a diario. Piensa bien en el uso que le vas a dar, ya que eso te asegurará que no te canses de ella en pocos meses y que sea tu compañera durante muchos años. Comprar una moto no es una decisión que se pueda tomar a la ligera y el uso final al que vas a destinar tu moto tiene que ser la razón principal que decante tu elección hacia un lado u otro.


Bonus track: Motos para el A2

Suzuki Gladius

Si estás buscando una moto para limitarla para el carnet A2, no se te ocurra comprarla sin informarte bien sobre si existen kits de limitación para ese modelo exacto –del año concreto– y cuánto cuesta (Kit de limitación + mano de obra en taller + ITV). Recuerda que para limitar una moto a 35kw de potencia, ésta no debe superar el doble en su estado original, y en el caso de la limitación antigua se aplica de la misma manera, la limitación de 25kw sólo sirve para el A2 en motos que no superen 50kw. Puedes ojear webs como Limita tu moto, Atimpex o Alphatechnik para comprobar online si existen kits para tu moto.