Pfeiffer tenía 51 años y fue una referencia en el stunt

Chris Pfeiffer, leyenda del stunt, se ha quitado la vida a los 51 años. Fue uno de las grandes referentes históricos de la disciplina, además de dejar su sello en el Hard Enduro con cuatro triunfos en el Erzbergrodeo.


Llegan trágicas noticias desde Alemania. Chris Pfeiffer, uno de los mejores pilotos de stunt de todos los tiempos se quitó la vida el pasado fin de semana a los 51 años, tal y como ha informado el portal Speedweek.com.

Según recoge el medio alemán, Pfeiffer llevaba tiempo luchando contra una profunda depresión y sufrió una recaída grave en los últimos meses, que acabó llevando al suicidio al conocido stunt rider alemán.

Pfeiffer, leyenda de la disciplina de las acrobacias, fue embajador de BMW Motorrad y siempre utilizó modelos de la marca germana para sus espectáculos de stunt.

Dio sus primeros pasos en el Trial y en el Enduro, brillando en el Enduro Extremo y cosechando victorias de renombre como las cuatro que logró en el Erzbergrodeo (Red Bull Hare Scramble). Todo ello lo compaginaba con el stunt, disciplina en la que compitió hasta 2010 y en la que continuó cinco años más realizando shows a lo largo de todo el globo terráqueo.

En 2015, a los 45 años, anunció su retirada definitiva del stunt, aunque durante los últimos años no dejó de lado las redes sociales para compartir imágenes junto a su familia, recordar algunos de sus mejores momentos y mostrar nuevas acrobacias. Desgraciadamente, una depresión le ha llevado a quitarse la vida. D.E.P, Chris Pfeiffer.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home