Bastianini embistió a Zarco llegando a la posición de parrilla

Enea Bastianini impactó con la moto de Johann Zarco cuando estaba llegando a la parrilla en la vuelta de calentamiento. El italiano no percibió que Zarco estaba calentando frenos y chocó por detrás de la Desmosedici GP del piloto francés, quedando fuera de carrera antes incluso de empezar. Dirección de Carrera notificó que investigaría el incidente tras la carrera.


Increíble pero cierto: el primer incidente de la carrera de MotoGP en Mugello se produjo incluso antes de que se apagase el semáforo. Como es habitual con los pilotos de la categoría reina, todos ellos aprovechan la vuelta de calentamiento para calentar los frenos de carbono, que necesitan un rango de temperatura muy elevado para un funcionamiento óptimo.

Esto obliga a los pilotos a clavar frenos en repetidas ocasiones para que los discos de carbono cojan temperatura y trabajen bien desde el primer momento, algo que hacen sobre todo cuando se encuentran en la recta principal antes de situarse en su posición de parrilla.

Pues bien, este mismo procedimiento es el que ha provocado este domingo una de las caídas más atípicas y aparatosas que se recuerdan: cuando estaban llegando a la posición de parrilla, Johann Zarco había aminorado la velocidad y Enea Bastianini llegó mucho más rápido por detrás. No percibió que el francés se había detenido e impactó con él, llevándose "La Bestia" la peor parte.

Bastianini tuvo que clavar frenos de forma tan brusca que hizo un invertido y salió por encima de su Ducati, golpeando el colín de la Desmosedici de Zarco. El piloto italiano no pudo tomar la salida y fue corriendo al box para coger la segunda moto, pero no duró ni una vuelta: se fue también al suelo con ella cuando rodaba solo y en la última posición.

«En la vuelta de formación, saliendo de la última curva, me encontré a Zarco y no puede hacer nada pare evitar la caída. Traté de llegar al box lo más rápido posible para buscar la segunda moto, pero en la primera vuelta me fui al suelo», explicaba el piloto del Esponsorama Racing.

Por su parte, Zarco no tuvo problemas para correr, aunque lo hizo con el colín dañado tras el impacto recibido de la moto de Bastianini. Acabó la carrera en cuarta posición, resultado que le sitúa segundo del Mundial. Por suerte, no hubo que lamentar daños físicos tras este aparatoso choque.

Valentino Rossi, que vio el lance en primer plano, explicaba así lo ocurrido desde su punto de vista: «Todo el mundo frena muy fuerte antes de llegar a la parrilla para poner en temperatura los discos de carbono y también para el dispositivo de salida. Todo el mundo abre gas y frena muy fuerte, tanto para el dispositivo de salida como para llegar con una buena temperatura en los frenos a la primera curva. Pero cada piloto piensa en sí mismo: abre gas, frena, abre gas, frena... Es el procedimiento normal, pero a veces es peligroso. El piloto que viene detrás tiene que estar atento, porque cuando frenas fuerte con una MotoGP, la moto se detiene. Estaba ahí y he visto la caída de Bastianini a un metro, y he pensado "Joder, no es un buen inicio, porque ni hemos empezado aún". En italiano se dice: "Empezamos bien...". Desafortunadamente, son cosas que pueden pasar», comentaba el#46.

Deja una respuesta

Volver a la home