El australiano, que se encuentra desde este viernes en el circuito de Losail, no podrá rodar durante este fin de semana debido a que el reglamento prohíbe ejecutar pruebas privadas en los 14 días previos a  la disputa de un GP en ese mismo circuito.

Casey Stoner ya está en Qatar, pero tendrá que volverse después de pegarse un viaje en balde hasta el circuito de Losail. El australiano no podrá realizar las dos jornadas de pruebas que Ducati tenía previstas para este sábado y domingo, debido a que no pueden llevar a cabo entrenamientos privados en una pista 14 días antes de que comience un Gran Premio.

Así lo expresa el reglamento en el párrafo b del artículo 1.15.1.1: «Los test no están permitidos en los 14 días anteriores del inicio de un Gran Premio salvo autorización de Dirección de Carrera». La fecha que se toma en cuenta es la del inicio del GP, el jueves 17 de marzo, por lo que según esto, el periodo en el que Stoner entrenaría está dentro de la prohibición. Quedaba abierta la posibilidad de recibir el beneplácito de Dirección de Carrera, pero como esto podría levantar la queja de otros fabricantes, Ducati se ha visto obligada a cancelar los test de Stoner.

Así las cosas, el australiano y Ducati se quedan sin unas pruebas que hubieran sido muy valiosas de cara a preparar la primera cita de la temporada. Ahora habrá que esperar para volver a ver en pista a Stoner, ya que por el momento no está programado por el momento ningún nuevo test. Los días posteriores al GP de Qatar empiezan a barajarse como una opción.