El piloto australiano apunta a los test privados previos al primer ensayo de MotoGP 2018

Como ya sucedió en años anteriores, Casey Stoner podría subirse a la nueva Ducati antes que los dos pilotos oficiales en los entrenamientos privados que las marcas llevarán a cabo con los probadores del 24 al 26 de enero.



Estamos a poco más de tres semanas de que se lleven a cabo en Sepang los primeros entrenamientos de pretemporada de MotoGP 2018. La actividad para los pilotos y equipos de la categoría reina comenzará nuevamente en el trazado malasio, en esta ocasión del 28 al 30 de enero, pero Ducati parece estar guardando un as bajo la manga para el test privado que se realizará en los días previos y en el que las marcas llevarán a sus pilotos probadores.

Estos entrenamientos privados se realizarán del 24 al 26 de enero, y en el caso de Ducati, Casey Stoner podría estar presente junto al otro piloto probador de la marca, Michele Pirro, para poner en pista por primera vez la nueva Ducati Desmosedici GP18, a la que días después se subirán Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo. Según apunta ‘Motorsport.com’, Stoner podría subirse a la nueva Desmosedici antes que los pilotos titulares.

Esta situación no sería nueva, ni mucho menos. Ya en 2016 y 2017, el bicampeón de MotoGP se subió a la Ducati en estos test privados y acabó quedándose en Sepang para rodar también con los pilotos permanentes en los entrenamientos colectivos que empezaban días más tarde. De hecho, el año pasado lideró la única jornada de test en la que tomó parte.

En el caso de confirmarse la presencia del #27, Ducati volverá a hacer gala de su maravilloso plantel que atesora con el mejor probador del planeta. El hecho de que el piloto de Southport pruebe la Desmosedici GP18 incluso antes que los pilotos oficiales puede aportar indicaciones muy valiosas de cara al desarrollo de la nueva montura, una opinión más que se uniría a las de Pirro, Dovizioso y Lorenzo en las primeras pruebas de 2018, y que permitiría a la marca de Borgo Panigale acumular importantes datos para seguir desarrollando un prototipo con el que buscarán volver a la cima de MotoGP, algo de lo que se quedaron a sólo un peldaño en 2017.

Para contrarrestar la fortaleza de Ducati en lo que respecta a los probadores, Honda también se ha reforzado en este aspecto con la llegada de Stefan Bradl. El alemán empezará a ejercer este nuevo rol en Sepang, siempre y cuando su lesión en la muñeca se lo permita.