Jornada de pruebas para Stoner en Malasia

Casey Stoner ha sido el gran protagonista del jueves en Sepang, donde ha rodado con la nueva Ducati Desmosedici GP17 en una jornada que no se ha querido perder Jorge Lorenzo.




Faltan sólo cuatro días para que arranquen los entrenamientos de pretemporada de Sepang, pero el trazado malasio ya lleva varias jornadas registrando actividad.

Los pilotos probadores se han convertido en los teloneros de los primeros test oficiales de 2017 y ya están rodando en Sepang para establecer una base de trabajo previa a los entrenamientos que comienzan el próximo lunes.

Todas las marcas están ya presentes en Sepang pero ha sido Ducati la que ha empezado a acaparar los focos, ya que cuando se tiene a un probador de la magnitud de Casey Stoner no puede ser de otra manera.

Michele Pirro ya estuvo rodando ayer con una Ducati Desmosedici GP17 que incorpora un innovador escape, y este jueves ha sido Stoner el que se ha unido al italiano en el programa de pruebas para extraer unas conclusiones todavía más certeras antes de que Lorenzo se suba a su nueva arma para la temporada 2017.

El australiano ha completado una positiva jornada a pesar de que la lluvia caída por la noche y el escaso drenaje del nuevo asfalto de Sepang han retrasado su salida a pista. Tan interesante es para Ducati que Stoner se suba a la moto y las impresiones del bicampeón, que hasta Lorenzo ha adelantado sus vacaciones para estar ya en Malasia siguiendo de cerca estas pruebas.

Stoner se ha encontrado en el box de Ducati con un viejo conocido, Christian Gabarrini, quien fuera su jefe de mecánicos en Ducati y Honda, y que ahora ha regresado a la fábrica italiana para trabajar junto a Jorge Lorenzo. El #27 ha probado el nuevo prototipo de Ducati con y sin alerones, ya que la firma de Borgo Panigale sigue estableciendo comparaciones con estos apéndices pese a que su uso estará prohibido a partir de esta temporada.