Llega el 'pago por uso' en las carreteras públicas españolas

El Gobierno de España ha puesto en el horizonte de 2024 la implantación del pago por uso de las carreteras. Analizamos estos nuevos peajes estatales, quién pagará y cuánto nos costará.


Ya lo advertimos hace unos días. El Gobierno quiere imponer las carreteras de pago mediante peajes, según se podía leer en un borrador del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas. En concreto, es en el Componente 1 (PDF) de dicho conjunto de propuestas enviadas este miércoles a la Comisión Europea donde se habla de una Ley de Movilidad y Financiación del Transporte que tratará «la posible articulación de un mecanismo de pago por el uso de las carreteras estatales que podría implantarse a partir del año 2024, buscando un acuerdo social y político, lo que supone avanzar hacia la internalización de los costes externos del transporte bajo el principio del cobro al usuario “usuario pagador” y también del principio de “quien contamina paga”», un concepto muy repetido en todo el plan y con el que muchos quieren matizar como "repagador", ya que el mantenimiento de carreteras e infraestructuras ya está financiado a través de los presupuestos generales del estado, aunque con un déficit cada vez más acuciante para las arcas públicas.

Por primera vez, el documento pone fecha a la medida: 2024. En estos tres años, el ejecutivo liderado por Pedro Sánchez y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, tendrán que hacer un ejercicio de concienciación y sensibilización si pretenden que la sociedad española acoja de manera positiva esta medida (y otras de carácter recaudatorio mediante otros impuestos o tasas), pero también para realizar el desarrollo normativo y el mecanismo concreto del peaje.

De momento, cuenta con el apoyo de la DGT. Su director, Pere Navarro, apunta que «en todos los países europeos se paga en la conservación y el mantenimiento de las carreteras de alta capacidad, en todos», lo cual no es del todo cierto, ya que países como Alemania o Bélgica no imponen peajes en su red estatal.

Vamos a responder algunas preguntas que se plantean con esta revolución en las carreteras...

¿Quién pagará los peajes de las carreteras públicas españolas?

Esta reforma se dirige a todos los que usen la carretera en cuestión, es decir, incluye a profesionales del transporte y la movilidad y a particulares, ya sean nacionales o extranjeros.

¿En qué carreteras encontraremos peajes?

El documento no entra en detalle al respecto, aunque sí adelanta que las primeras vías que serán gravadas con peaje será la red de alta capacidad, es decir, las autovías y autopistas dependientes del estado (en total, unos 12.000 km). Posteriormente, se extenderá a otras redes de forma progresiva, por lo que también es de esperar estos peajes en ciertos tramos de carreteras secundarias y 'Nacionales' (otros 14.000 km).

Asimismo, el ministerio tratará el tema con las comunidades autónomas y otras administraciones (diputaciones, cabildos) para que incorporen las carreteras de su titularidad a este sistema fiscal de 'pago por uso'.

¿Cuál será el precio de los peajes? ¿Cuánto costará circular por las carreteras en España?

En esta declaración de intenciones (todavía no es una ley), no se dan cifras relacionadas con el precio de los peajes y únicamente se alude a los vehículos pesados de mercancías, a lo que «se pretenden imponer las condiciones normativas necesarias para que el coste de esta medida sea asumido por los cargadores».

También se plantean ofrecer descuentos o «bonificaciones a ciertos colectivos menos favorecidos económicamente, o usuarios habituales en ciertos tramos».

Sobre el precio concreto de estos peajes, el gobierno sólo ha deslizado que tendrán un precio asumible y casi simbólico. ¿Pero cuánto es esa cifra? Sólo podemos hacer referencia a estudios por parte de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras, la cual ha defendido que el déficit de 8.000 millones existente en la actualidad podría ser costeado con un peaje de entre 3 y 5 céntimos el kilómetro.

Para que nos hagamos una idea, si dejamos el precio en 4 céntimos por km, el coste de estos trayectos sería el siguiente aproximadamente: Madrid-Burgos (9 euros), Madrid-Zaragoza (12 euros), Madrid-Valencia  (14 euros), Madrid-Córdoba (15 euros), Madrid-Badajoz (16 euros) y Madrid-La Coruña (22 euros).

Deja una respuesta

Volver a la home