«Este título lo recordaré por las desgracias que han pasado»

Carmelo Morales es el nuevo campeón de Europa de Superbike. El piloto del Yamaha Laglisse, con la nueva Yamaha R1M, ha firmado una sólida primera carrera en Jerez, penúltima cita del año, que ha desembocado en la consecución de su noveno título aún con dos carreras por disputar, su quinta corona de carácter continental. Por respeto a sus rivales Noyes y Rivas, ambos objeto de sendos infortunios este año, Carmelo no ha querido festejar su nueva corona.

En el momento de llegar a Jerez, 64 puntos separaban a Carmelo Morales de su más inmediato perseguidor en la general, Robertino Pietri. El venezolano estaría obligado a quedar por delante de su compañero de marca -que no de equipo- si quería retrasar el cierre del campeonato, y además salir del trazado gaditano restando, al menos, quince puntos al líder ya en la primera carrera. Sin embargo, desde los cronometrados de ayer, Carmelo transmitía el mensaje a Pietri de que esta posibilidad sería bastante difícil, cuando el piloto de Laglisse llevaba, una vez más, la voz cantante de la categoría y se aseguraba el primer sitio en la parrilla.

Y si ayer sumaba una nueva pole, a más de medio segundo de todos los demás pilotos, hoy ha añadido la sexta victoria del año a su casillero, y todavía queda una segunda carrera a las 15:00h. Morales ha vuelto a dominar una manga, esta vez con unas condiciones realmente peligrosas debido al fuerte viento presente en Jerez«He empezado tranquilo, después de haber llovido ayer no me atrevía a tirar del todo. A mitad de carrera ha empezado a aumentar el viento, y he decidido bajar el ritmo porque la verdad que estaba bastante mal la pista, era incluso peligroso. Pero tenía una buena ventaja e iba mirando la pizarra, y si apretaban atrás apretaba yo». 

CMorales - Motorbike MagazineEl palmarés de Morales ya impresiona. Dos veces campeón de España de Fórmula Extreme (2008 y 2009), tres títulos de campeón de Europa de Superstock (2008, 2009 y 2012), campeón de España de Moto2 (2010), campeón de Europa de Supersport (2010), título de Stock Extreme (2012), y ahora, campeón de Europa de Superbike. El de hoy ha sido una gran alegría, pero no el mejor según nos comenta: «El inicio de año me ha gustado mucho. El año pasado acabó con un poco de tensión con el equipo de Kawasaki y tal, y este había mucha motivación para ver quién marcaba la pauta. Ahí es cuando me he superado y hemos hecho un gran trabajo. Pero en el cómputo global no es uno de mis mejores campeonatos. Hacía dos años que no lo ganaba, y estaba muy motivado. El cambio de marca ha sido una nueva motivación para el equipo. La verdad que hemos trabajado muy bien, sobre todo a principios de año. En la segunda carrera ya marcamos la pauta del campeonato, aunque bueno, a mitad de año los rivales también han mejorado, pero con las desgracias de este año ha sido más fácil. Nosotros fuimos los que más rápidos pusimos la moto en el sitio, y esa es la parte donde tanto el equipo como el piloto hemos hecho un gran trabajo».