Ezpeleta comentó todas las opciones en 'Onda Cero'

Si hay Mundial, Dorna plantea tres escenarios diferentes. El cuarto en discordia, que llegaría en el peor de los casos, sería una cancelación de la temporada. Carmelo Ezpeleta habló sobre todo ello en una extensa entrevista en el programa 'Radioestadio del motor'.


Carmelo Ezpeleta sigue haciendo frente a la que probablemente es la situación más complicada que se ha encontrado desde que Dorna tomó las riendas del Campeonato del Mundo allá por 1992. La pandemia del coronavirus sigue dejando en el aire si habrá o no Mundial de MotoGP este año, aunque tanto Dorna, como la Federación Internacional de Motociclismo e IRTA están haciendo un trabajo óptimo con la intención de salvar la temporada.

En el caso de que finalmente haya campeonato, Dorna abre tres escenarios posibles. La última alternativa de todas sería que, en el peor de los casos, el campeonato no pudiera disputarse, pero a día de hoy es el plano más pesimista. Ezpeleta asegura que sería «el último de los escenarios».

Sobre todas las posibilidades para este 2020 habló el CEO de Dorna en una completa entrevista en Onda Cero, en el programa 'Radioestadio del motor', que se puede escuchar al completo desde este enlace.

«La opción más optimista»: volver en agosto, en Brno o Austria


Dorna, la FIM e IRTA (Asociación de Equipos) siguen trabajando para proponer soluciones sobre la marcha a medida que continúa avanzando la pandemia. En estos momentos, la opción más optimista que contemplan es la de que el campeonato regrese a la acción en el mes de agosto.

Se han aplazado ya siete citas: Tailandia, Austin, Argentina, Jerez, Le Mans, Mugello y Montmeló; las cuatro últimas, pospuestas sin nueva fecha. Ahora mismo el calendario lo abriría Sachsenring el 21 de junio, pero se espera que el GP de Alemania también sea aplazado. Y no sería el único: Assen y Finlandia también peligran en las fechas previstas (28 de junio y 12 de julio). De hecho, el estreno de KymiRing puede que ni siquiera llegue este año.

Sobre el primer escenario que se plantea ahora mismo Dorna, Ezpeleta sostiene que hay que «ver cuándo nos dejarían viajar fuera y de que en determinados países de Europa se puedan hacer carreras y, a partir de ahí, empezar. Ese es el escenario más optimista, que desde luego no contemplamos que sea antes de mediados de julio».

Respecto a los posibles aplazamientos de Sachsenring, Assen y Finlandia, añade que «tengo previsto hablar con el organizador alemán el día 27 de este mes y, a partir de ahí, ver lo que pasa. Lo más posible es que Alemania, que está a mitad de junio, no creo que lo podamos hacer y me parece que con Holanda pasará lo mismo. Ahí pasaríamos a Finlandia. Va a ser difícil, ya que los problemas del coronavirus han hecho que no podamos homologar el circuito, porque no podemos ir, y el circuito tendría que estar homologado a principios de mayo. Y segundo, porque las obras allí se les han retrasado al estar parados. Finlandia va a ser difícil, pero no lo podemos decir, porque contractualmente son ellos los que nos tienen que decir que no llegan a homologar el circuito».

Ezpeleta comenta que «lo más optimista que se me ocurre ahora es empezar en Brno (9 de agosto) o en Austria (16 de agosto) y, a partir de ahí, ir viendo lo que ocurre». «Si podemos hacer ese calendario sería una maravilla y querría decir sobre todo que la humanidad está mejor y que podríamos hacer carreras», añade.

2ª opción: Un Mundial de septiembre a mediados de diciembre, con 10 o 12 GGPP (en el mejor de los casos)


Otro escenario, menos optimista pero que también se contemplan en Dorna, es el de hacer un campeonato que arranque en septiembre y que termine en diciembre. Ahí, el CEO de Dorna puntualiza que la fecha límite que se han marcado junto a los equipos es que el campeonato termine, como muy tarde, el 13 de diciembre. En ese supuesto caso, el final de temporada no se realizaría en Valencia, sino en algún trazado en el que las condiciones climatológicas en esa época del año sean más calurosas.

En un hipotético Mundial de septiembre a diciembre, en el mejor de los casos habría entre 10 o 12 Grandes Premios. Los primeros serían en Europa y, si fuese luego posible salir del Viejo Continente, el resto de citas serían fuera. Tal y como comenta Ezpeleta, sería un campeonato compuesto «entre los circuitos que estén en su fecha todavía y, entre los que se han cancelado, ver los que se podrían hacer, dependiendo también de cómo son las leyes de cada país para poder hacer eventos con o sin público».

«Sería hacer carreras primero en Europa cuando hay buen tiempo, septiembre y octubre. Más allá, a excepción de alguna carrera en España, sería difícil correr en Europa», añade. En este escenario, el campeonato acabaría fuera de Europa en el caso de que fuese posible: «Después, si se puede viajar fuera de Europa, carreras en noviembre y primera mitad de diciembre para tener a lo mejor cinco carreras en Europa y cinco fuera, y tener un campeonato de 10».

El baremo de 10-12 carreras sería la mejor posibilidad si se llega a dar este escenario, pero Ezpeleta apostilla que podrían ser menos. En condiciones excepciones como las de este año, no hay un mínimo de carreras para que sea considerado Mundial (en condiciones normales, son 13 el mínimo firmado por Dorna con la FIM): «Estamos hablando de 10, pero eso no es problema. Si luego salen ocho... Esta semana hemos hecho oficial la congelación de motores para 2020 y 2021, y creemos que es muy importante que se pudieran hacer carreras para que esto se haga efectivo. Si se hacen carreras podremos pagar a los equipos y la situación económica será mejor que si simplemente tienen que vivir con la subvención de mínimos que les hemos podido dar».

3ª opción: Entre noviembre y diciembre, un Mundial en tres circuitos


En el caso de que se pueda celebrar el campeonato de una forma u otra, la tercera posibilidad que se plantea Dorna es hacer una mini-temporada con sólo dos o tres circuitos, en los que habría más de una carrera por fin de semana: «Si en noviembre es posible viajar fuera, a lo mejor irnos a uno, dos o tres circuitos, estar allí concentrados con un control del paddock bien hecho, y hacer el campeonato entero en tres circuitos distintos», expone el Consejero Delegado de Dorna.

«Lo mejor que tenemos es que todo el mundo de MotoGP; fabricantes, equipos, nosotros y la FIM queremos hacer el campeonato. Por lo cual, buscaremos la solución mejor en cada momento. Nuestro principal objetivo en estos momentos, es hacer el campeonato», añade.

¿A puerta cerrada?: muy probablemente, un Mundial sin público, sin prensa, sin invitados y con el mínimo de personal


Sea como fuere, si el campeonato llega a celebrarse, otro de los temas a tener en cuenta es en qué condiciones. A medida que los escenarios empiezan a ser más pesimistas, también lo son las condiciones en las que se disputen los Grandes Premios. Salvo que la legislación propia del país que organice cada Gran Premio diga lo contrario, todo apunta a que sería a puerta cerrada, sin público en las gradas y con el personal indispensable por parte de equipos y organización: «Podemos dejar el paddock en unas 1.000 personas. Contemplamos, si el país nos lo permite, tener un confinamiento, irnos a un sitio y estar cerrados, viajar a lo mejor en aviones chárter sólo para nosotros. Lo tenemos controlado», comentó Ezpeleta.

«IRTA ha pedido a los equipos la posibilidad de saber cuántos serían el mínimo que un equipo necesitaría. Estamos en las cifras de 40 personas por equipo de fábrica de MotoGP, 25 para los privados de MotoGP, y unas 10 o 15 para Moto3 y Moto2. Eso sería lo mínimo, sin contar a prensa o invitados», dijo al respecto.

En el caso de tener que disputarse en estas condiciones, también quedaría fuera la prensa, probablemente: «Después, el único ingreso que quedaría para pagar a los equipos sería el de la televisión. Los operadores de televisión también lo haríamos con un número restringido. Seguramente, la prensa que no sea de televisión, no estaría. También estamos mirando un número determinado de fotógrafos que pudieran trabajar para todos y para que hubiera fotografías de los eventos».

Otra de las cuestiones que le plantearon en 'Radioestadio del motor' es que sólo corriese MotoGP para reducir aún más el personal en el paddock, pero Ezpeleta sostiene que lo más probable es que, si hay Mundial, sea con las tres categorías: «¿Sólo MotoGP? En principio está descartado. Si podemos correr sin espectadores, podemos hacerlo con las tres categorías».

¿Y si fallan las tres primeras? Que no haya Mundial, «el último de los escenarios»


Por último, el máximo responsable del Mundial de MotoGP dejó claro que, en el peor de los casos, no habría campeonato. Eso sí, puntualizó muy claramente que esa es la última opción que se contempla en Dorna y la FIM, ya que ambas partes van a hacer todo lo posible para que haya Mundial: «Ese es el último escenario. Obviamente, seríamos muy tontos si no lo contempláramos. Sí hemos contemplado qué pasaría si no hubiera Mundial, pero repito, no quiere decir en ningún caso que sea en lo que estamos ahora».

«Lo que si tenemos es un escenario de qué pasaría si no hubiese Mundial; sobre todo, desde el punto de vista económico. El hecho de que lo tengamos previsto, que seríamos tontos si no lo tuviéramos previsto, no quiere decir que sea en el escenario en el que nos estemos moviendo ahora».

Ezpeleta comenta que en el caso de cancelación del campeonato, evidentemente habría pérdidas económicas para el organizador, que aun así tratará de sufragar los gastos de los equipos para que éstos no tengan un agujero económico una vez pueda reanudarse la actividad: «No tendríamos ningún ingreso y sí que tendríamos gastos. Habría que soportar eso, pero hace 29 años que llevamos esto y creemos que es una obligación poder mantener la salud de los equipos que participan en el Mundial, sobre todo, más de los equipos privados que de las fábricas. Tenemos contemplado cómo podrían ser las ayudas a los equipos en ese caso».

«Hemos hecho un plan, en el que ya han empezado unas ayudas para los próximos tres meses para los equipos de MotoGP, y en estos días vamos a negociar también Moto3 y Moto2. La parte principal es poder pagar los salarios de los trabajadores de los equipos», zanjó en su amplia e interesante entrevista en Onda Cero.  

Deja un comentario

Volver a la home