Carmelo Ezpeleta habla de lo que pasó en Argentina

El Consejero Delegado de Dorna, Carmelo Ezpeleta, analizó lo ocurrido en Termas de Río Hondo y dejó claro que no va a juzgar las decisiones que tomaron los comisarios sobre las sanciones que se llevaron a cabo en la carrera de Argentina.


La carrera de MotoGP 2018 en Termas de Río Hondo aún sigue coleando. La prueba fue una de las más locas que se recuerdan en la categoría reina y tuvo de todo, desde una salida que se retrasó en 20 minutos, hasta la polémica que se generó con varios incidentes en pista, pasando por una bonita lucha por la primera posición que acabó llevándose Cal Crutchlow.

En primer lugar, Carmelo Ezpeleta habló sobre la decisión que se tomó con el procedimiento de salida, que se retrasó después de que todos los pilotos, a excepción de Miller, volvieran a pit lane para cambiar de moto, mientras que el australiano permaneció en su lugar de parrilla montando los neumáticos de seco. El CEO de Dorna explica que la decisión se basó en no repetir lo que había pasado en Alemania en 2014, cuando la mayoría de pilotos salieron desde el pit-lane: «Miller, que era el poleman, había escogido los neumáticos slicks y cuando el resto se dieron cuenta de cómo estaba la situación, decidieron, como permite el reglamento, entrar a pit y cambiar las motos con otro setup y neumáticos de mojado. Todo esto hubiera llevado a una situación complicada y peligrosa, parecida a la de Sachsenring de hace unos años -2014-. Desde entonces, ya se pensó en esta situación: hacer que el que ha tomado la decisión correcta y no se ha movido de la parrilla salga desde su posición, y el resto salgan de una posición retrasada. Se hizo así y fue correcto», cuenta Ezpeleta en motogp.com.

El máximo responsable de Dorna no entró a valorar la polémica que provocó esta carrera con las acciones de Márquez contra Espargaró y Rossi, la de Zarco con Pedrosa y la de Petrucci con Aleix, ni cuestionó las decisiones de los comisarios. Advirtió que en la próxima Comisión de Seguridad, que tendrá lugar el viernes 20 de abril en Austin, se hablará con todos los pilotos sobre lo que pasó: «Luego, debido a las condiciones de una pista en la que sólo había una línea seca, fue una carrera complicada y lo que sucedió, todo el mundo lo vio. Los jueces lo han juzgado y evidentemente yo no voy a entrar a juzgar sus decisiones. Lo que sí haremos es discutir en la próxima Comisión de Seguridad de Austin con todos los pilotos lo que ha sucedido, mejorar las cosas y que se pueda tener una reglamentación que contemple estos temas».