Entrevista de piloto a piloto

Márquez invitó a Sainz a seguir los pasos de su padre, que ya probó la Honda NSR500 de Crivillé, para que hiciese lo propio con su RC213V. El piloto de Ferrari aceptó de inmediato.


La semana pasada tuvimos la oportunidad de acudir al Museo Estrella Galicia (MEGA), en A Coruña, donde tuvo lugar un interesante encuentro con la prensa de Marc Márquez y Carlos Sainz, dos referentes del mundo del motor que comparten ese patrocinio personal de la cervecera española desde hace muchos años (2011 en el caso de Márquez y 2013 en el de Sainz).

Una vez terminada nuestra interesante visita al MEGA y la rueda de prensa con los protagonistas, ambos se quedaron durante unas horas en A Coruña para grabar esta interesante charla de piloto a piloto, en la que hablaron de la actualidad de ambos, de los retos para 2023 e incluso dejaron caer un desafío que incumbe sobre todo al piloto de Fórmula 1. La complicidad entre ambos, sobre todo desde que hace unos meses son prácticamente vecinos en Madrid.

Preguntado por su brazo y por si podrá volver a estar al cien por cien físicamente, Márquez comenta que «esa es la intención». Asegura que el brazo «no levanta lo que debería levantar aún, pero me queda todo enero, febrero y marzo para prepararme. Hay un plan específico para intentar sacar el máximo y con esa intención me hice la cuarta operación. Yo me operé la cuarta vez porque el brazo iba, pero no para ser un deportista de élite. Yo sabía que 2022 lo tiraba, pero es que pilotando de esa manera lo tiraba igualmente. Entonces pensé en preparar bien el 2023 y todo a una carta, all in», respondía.

Sainz le preguntó por la nueva generación de rivales (Bagnaia, Quartararo, Mir) y sobre si cree que podrá batirlos, y esto respondió el ocho veces Campeón del Mundo: «Yo creo que una cosa que tiene que tener un deportista, siempre con respeto, es autoestima alta. Si ellos lo pueden hacer, ¿por qué tú no eres capaz de hacerlo? Sobre todo, si ya lo has hecho. Cuando llegué al Mundial había nombres como Rossi, Lorenzo, Pedrosa... Nombres que pesaban y aprendí mucho de ellos. Ahora hay pilotos jóvenes, de los que aprendes también, y ves que hacen cosas diferentes. Pero también cometen errores; yo recuerdo a Lorenzo, por ejemplo, y no cometía errores. Era un reloj. Estando todo en su sitio, se tiene que ser capaz».

Sobre qué le mantiene motivado a pesar de tener ya ocho títulos, el #93 comenta que es «la ambición de ponerse retos. No me gusta perder ni al parchís. La adrenalina está ahí, la ambición también. Era muy bonito ganar, pero ahora tengo un reto. He venido del cielo, al infierno, y ahora a recuperar esto, que es lo que cuesta. Subir esa montaña y competir con otros rivales».

Y respecto a si podrá volver a la cima de MotoGP, Márquez expone que «ojalá, pero imagínate que no lo consigo. Pero si yo me quedo con la sensación de que no lo he intentado al máximo, no estaré tranquilo. Si lo he intentado al máximo y he hecho todo, igual no puede ser, pero yo lo he intentado».

El reto de Márquez a Sainz


Pero no todo fue charla entre los dos pilotos, sino que también hubo tiempo para que Márquez le propusiera un reto a Sainz. «Sabes que tu padre probó la 500cc de Criville. ¿Tú cuándo vas a probar la mía?», le comentó el #93. «Cuando me dejes, cuando Estrella Galicia lo organice», respondía Sainz.

El madrileño tiene claro que se atrevería a subirse a una MotoGP: «Tú a mí me dices 'súbete mañana a una MotoGP', y me subo de cabeza. Pero si me das a elegir, si me dejas antes una Moto3 o una Moto2 para darme tres trucos, y luego por la tarde o al día siguiente a la MotoGP, yo encantado. Pero si me dices que me tengo que subir a una MotoGP mañana, me subo de cabeza también», comentaba el piloto de Ferrari.

Su padre ya tuvo la oportunidad de subirse a la Honda NSR500 de Álex Crivllé en 1996. ¿Cogerá en algún momento el testigo el actual piloto de F1 para probar la RC213V de Márquez? Parece que tarde o temprano llegará ese momento...

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home