El español ha tenido la ocasión de subirse a la Ducati Panigale R

El Campeón del Mundo de Superbike en 2011, Carlos Checa, ha estado rodando de martes a jueves en el circuito de Mugello con la Ducati Panigale R, en unos test programados por la marca italiana. El piloto catalán ha demostrado que sigue en forma, realizando más de 150 vueltas entre los tres días.

Primero fue Troy Bayliss, después llegó el turno de Max Biaggi y ahora ha sido Carlos Checa el que ha vuelto a enfundarse el mono. Pero al contrario que Bayliss y Biaggi, Checa no lo ha hecho para competir, sino para realizar tres jornadas de test con la Ducati Panigale R de Superbike en el circuito de Mugello.

El Campeón del Mundo de Superbike en 2011 con Ducati, que puso fin a su andadura como profesional al término de la temporada 2013, ha demostrado que sigue en forma tras haber completado más de 150 vueltas en el cómputo de los tres días en los que ha estado en sobre la pista.

Entrevista Carlos Checa en Motorbike Magazine 04Entrevista a Carlos Checa en Motorbike Magazine: «Me siento satisfecho con todo lo que he conseguido, lo que he aprendido y en lo que me he convertido»

Desde su retirada, Checa es embajador de la marca italiana, que ha tenido el placer de volver a recibir información de la experimentada voz del piloto de Sant Fruitós al ponerse de nuevo a los mandos de la Ducati Panigale. Según ha confirmado Ducati por medio de su comunicado de prensa, Carlos ha logrado unos grandes tiempos por vuelta, aunque no han trascendido los registros obtenidos por el español.

Estos test iban a ser realizados por Luca Scassa, pero la lesión del piloto italiano durante el fin de semana de Misano dejó la puerta abierta a Checa, que no ha desaprovechado la oportunidad de volver a sentirse piloto y de aportar, a buen seguro, indicaciones muy valiosas para el desarrollo de la máquina italiana en el Mundial de Superbike.

El catalán se mostraba encantado tras estos días de pruebas: «He tenido el placer de subirme de nuevo a la Panigale y de ser rápido inmediatamente. Ha sido muy emocionante volver a trabajar con las personas que me ayudaron a lograr mis resultados pasados. Espero que mi trabajo a lo largo de estos tres días haya ayudado al equipo a mejorar aún más la moto, que ha crecido mucho recientemente. Quiero dar las gracias a Ducati y a todo el equipo de desarrollo por haberme dado la oportunidad de disfrutar de la emoción de estar en pista una vez más. Me he divertido mucho y quién sabe, tal vez tendré la oportunidad de volver a probarla en el futuro».