El catalán muestra su interés por el Dakar, aunque puntualiza que lo haría sobre cuatro ruedas

Inmerso desde 2015 en el mundo de los raids, disciplina en la que consiguió un meritorio triunfo en el Rally Panáfrica a los mandos de un Buggy, Carlos Checa no esconde sus ganas de dar en el futuro el salto al Dakar. Eso sí, no sería sobre una moto.



Carlos Checa siempre ha demostrado ser un tipo intrépido y que no teme a ningún desafío. Ya en su época como piloto de velocidad le vimos en varias ocasiones practicar paracaidismo, y de hecho en una ocasión llegó al circuito de Cheste tirándose desde un paracaídas antes de correr allí en su primera temporada en el Mundial de Superbike. Una vez alejado de los circuitos, con una retirada que llegó a finales de 2013, Checa puso su foco en los raids, una nueva pasión que le ha devuelto de cierta manera al mundo de la competición sobre dos… y cuatro ruedas.

“El Toro” llegó a participar en moto en una de las pruebas más exigentes como el Rally Merzouga en el año 2015, y nunca ha escondido su deseo de participar en el Dakar, aunque en el caso de hacerlo, está más convencido de que la aventura la llevaría a cabo sobre cuatro ruedas. De hecho, ya demostró su destreza el pasado mes de octubre ganando con autoridad el Rally Panáfrica en la categoría de buggys y asume que, si da el paso al Dakar, será con el objetivo de competir a un buen nivel: «Ahora mismo me divierto participando en rallies en el desierto con el Buggy. Es una especialidad que siempre me ha gustado y algún día me gustaría participar en el Dakar. Obviamente, lo mejor sería correr con un coche en lugar de con una moto, ya que mi objetivo sería competir a un alto nivel. Es necesaria una gran preparación, ya que el raid es particularmente duro», comentó el Campeón del Mundo de Superbike de 2011 a GPone.com.

Ya hablando sobre MotoGP, Checa analizó la temporada y ensalzó el gran 2017 de Andrea Dovizioso: «Los milagros no existen. Creo que Dovi merecía este segundo puesto en el Mundial, mostrando a todos el significado del trabajo. Pienso que terminar un campeonato detrás de Márquez equivale a una victoria», añade el de Sant Fruitós.

Sobre Márquez, Checa destaca que «es uno de los pilotos más rápidos que hemos visto nunca. Es completo y posee una determinación increíble. Lo que más me impresiona es su mentalidad, única. Si continúa a este nivel, para el resto de pilotos será difícil intentar ganar el Mundial». Poniendo la vista en 2018, Carlos cree que no habrá grandes cambios: «Espero una temporada como la última, con Márquez y Dovizioso delante de nuevo».

En cuanto al resto de candidatos, Checa afirma que «esperaba un poco más de Lorenzo. En el 2018 sólo podrá mejorar, el mismo discurso vale también para Maverick. Esperaba que estuviera delante toda la temporada, pero no fue así». ¿Y en cuanto a Rossi? El piloto catalán, que fue compañero de Valentino en 2004, confía en el que el #46 vuelva a pelear en las primeras posiciones: «Valentino es un piloto inteligente y seguirá hasta que sea competitivo. Tiene verdaderas ambiciones de pelear por el título y si consigue estar entre los mejores desde la primera carrera, le veremos entre los candidatos al Mundial». Palabra de Campeón del Mundo, ¿y de futuro dakariano? Veremos si en alguna de las próximas ediciones de la carrera más dura del mundo podemos contar que Carlos Checa está allí, aunque sea sobre cuatro ruedas. A sus 45 años, el de Sant Fruitós sigue demostrando su pasión por competir.

Galería de fotos Carlos Checa

Ver galería completa (22 fotos)