WSBK Imola 2019: La lluvia obliga a cancelar la segunda manga de SBK y la carrera de Supersport 300

Ya es oficial: no habrá segunda carrera de Superbike en Imola ni carrera de Supersport 300. La fuerte lluvia que ha caído sobre el trazado italiano y la mala capacidad de drenaje de esta pista, además de la cercanía de los muros, han obligado a cancelar dichas carreras por motivos de seguridad.


Finalmente, tras una espera de más de una hora sobre el horario previsto, la organización ha decidido cancelar la segunda carrera de Superbike en Imola a causa de la fuerte lluvia que ha caído sobre el trazado italiano.

Se esperaba que para este domingo apareciese la lluvia sobre el Autódromo Enzo e Dino Ferrari de Imola, una lluvia que sí hizo acto de presencia durante la primera hora de la mañana, pero que no intercedió ni en la Superpole Race de SBK ni en la carrera de Supersport.

Sin embargo, el líquido elemento empezó a arreciar en los minutos previos a que comenzase la segunda manga de Superbike, lo que obligó a la organización a posponer el inicio de la prueba. En un primer momento, la decisión se aplazó durante media hora, mientras los coches de seguridad rodaban en la pista para comprobar cuáles eran las condiciones y la evolución de las mismas.

Hubo reunión improvisada del director del campeonato, Gregorio Lavilla, con los pilotos, siendo la mayoría partidarios de la cancelación de la carrera. No obstante, otros como Rea, Cortese o Rinaldi sí que querían correr pese a las condiciones. Así las cosas, se decidió que todos dieran una o dos vueltas de formación de parrilla para comprobar de primera mano cuáles eran las condiciones antes de tomar una decisión.

Una vez dadas esas vueltas, muchos de ellos volvieron a reunirse en parrilla y la mayoría reafirmaban su decisión de no correr. El spray que se formaba cuando rodaban juntas varias motos, los charcos sobre el asfalto y la cercanía de los muros en Imola eran argumentos muy sólidos para suspender la carrera debido a la peligrosidad de correr bajo semejante aguacero.

Se volvió a aplazar la decisión y se deshizo la parrilla de salida. Entre tanto, la lluvia no amainaba. Los pocos pilotos que manifestaron que querían correr, entre ellos Rea, se mantenían firmes en su decisión. Pero la decisión definitiva estaba en manos de Dirección de Carrera, que se basaron en la opinión de la mayoría y en la premisa principal de la seguridad para cancelar definitivamente la segunda manga de Superbike en Imola. La carrera de Supersport 300, que se iba a celebrar después, también era cancelada.

Así las cosas, Álvaro Bautista se va de Imola con 43 puntos de ventaja sobre Jonathan Rea, que ha ganado las dos carreras celebradas este fin de semana; la primera carrera larga y la Superpole Race.