El británico se deshace en elogios hacia Márquez

Cal Crutchlow no dudó en ensalzar la gran temporada de Marc Márquez y el nuevo título del piloto del Repsol Honda. Para el de Coventry, el #93 es un “extraterrestre”. «Lo que él hace con esta moto, nadie más puede hacerlo en el mundo», dice.




Después de ganar su sexto título mundial, el cuarto de MotoGP, Marc Márquez no ha parado de recibir elogios. Algunos de ellos han llegado por parte de compañeros de parrilla, como es el caso de Cal Crutchlow, el más claro a la hora de ensalzar los méritos del piloto del Repsol Honda. El piloto británico habló a las mil maravillas sobre el #93, compañero de marca que ha vuelto a deslumbrar con una Honda RC213V a la que ha sabido sacarle mucho más partido que nadie. «Es el mejor piloto del planeta, tan simple como eso», comenta Crutchlow.

La histórica salvada que protagonizó Márquez en Valencia es otro motivo de elogio para el piloto del LCR Honda: «Ves esa salvada, con la que podría haber perdido el campeonato si Dovizioso hubiera ganado la carrera, y si hubiese sido cualquier otro piloto se hubiera caído».

«Lo que él hace sobre la moto es fenomenal, es un campeón increíble, no hay duda sobre esto. Hace nuestra vida más difícil estando en la misma fábrica. Si hubiera sido otro piloto de Honda, no hubiéramos terminado la carrera. Es un “bicho raro”, en el buen sentido, obviamente», añade Crutchlow.

El británico ha tenido una temporada realmente complicada, en la que ha estado lejos del nivel que mostró en 2016, cuando consiguió dos victorias, subió al podio en un total de cuatro ocasiones y fue el mejor piloto privado. En esta ocasión, sólo ha hecho un podio y ha sido superado en el ránking de independientes por Johann Zarco y Danilo Petrucci. Por ese mismo motivo, Crutchlow destaca aún más lo que ha conseguido Márquez con la ‘misma’ moto, la Honda RC213V: «Todos hablan de “aliens” en MotoGP. Pero sólo hay un “extraterrestre” y es él, el resto somos normales. Lo que él puede hacer con esta moto, nadie más puede hacerlo en el mundo».