Cal Crutchlow habla de su relación con Pedrosa

Pese a que asume que en ocasiones ha de tener más cuidado con sus declaraciones sobre MotoGP, Cal Crutchlow sigue fiel a su estilo y no deja a nadie indiferente cuando toma la palabra. Recientemente ha hablado sobre su rendimiento en MotoGP y sobre su relación con Dani Pedrosa.



Cal Crutchlow es uno de esos pilotos que no tiene pelos en la lengua a la hora de hacer declaraciones. Los focos apuntan muchas veces al británico por lo que dice fuera de la pista, lo que le ha valido para ganarse tanto adeptos como detractores a causa de sus comparecencias ante los medios.

La última pincelada ha llegado recientemente en unas declaraciones que recoge ‘Speedweek’, en la que habla sobre su nuevo rol para 2018 con contrato directo con HRC pese a seguir enrolado en las filas de un equipo satélite como el LCR Honda. El de Coventry empieza esta nueva etapa después de un año difícil, en el que ha estado muy lejos de repetir las dos victorias y dos segundos puestos que obtuvo en 2016. De hecho, esta temporada sólo ha subido una vez al podio y lo hizo tras ser tercero en Argentina. Pese a ello, Crutchlow analiza positivamente su rendimiento en MotoGP: «Me aceptan entre los mejores. Soy un piloto satélite que ha subido con los mejores al podio y que a veces logra vencerlos», comenta.

También habló sobre Dani Pedrosa, uno de los pilotos oficiales de HRC, y sobre su relación con él: «Con Dani Pedrosa las cosas han cambiado. Ahora me he convertido en una amenaza para él y ha cambiado su comportamiento hacia mí. Pero en realidad es algo bueno y lo entiendo. Probablemente sería muy diferente con todos si compitiera por el título».

Sus declaraciones, que rara vez pasan desapercibidas, también han jugado en su contra en alguna ocasión, tal y como destaca: «Debo tener más calma cuando hablo en MotoGP. Ya he sido sancionado por ello. Lo fui en Ducati y tuve una advertencia en 2015 en mi primer año con el LCR Honda. He dicho cosas que no tenía que haber dicho, aunque fueran verdad», finaliza Crutchlow.