Nuevo test del fabricante francés marcado por las caídas

El GP de Aragón terminó el domingo, pero la actividad en pista continuó un día más, puesto que los equipos permanecieron para realizar unos test con los neumáticos Michelin que entrarán en 2016 en la parrilla de MotoGP.

Michelin continúa preparando su retorno a MotoGP en 2016 con una serie de test . Tras la carrera de MotorLand Aragón, pilotos y equipos permanecieron en el trazado de Alcañiz para llevar a cabo una jornada de pruebas con los compuestos de la marca francesa. Como ha sucedido hasta la fecha en todos los entrenamientos programados por Michelin, las caídas han marcado el desarrollo de los mismos.

Sin duda, la caída que más ruido ha suscitado es la de Valentino Rossi. El piloto italiano perdió el control de su Yamaha en la curva 2, el viraje más conflictivo a lo largo del GP de Aragón, puesto que registró un total de seis caídas de pilotos de MotoGP durante el fin de semana: Barberá, Miller, Márquez, Baz, Petrucci y Viñales. Rossi perdió el tren delantero y sufrió una caída muy aparatosa; su M1 quedó muy dañada, aunque el líder de MotoGP por suerte sólo sufrió una abrasión en el brazo derecho.

rossi-testEn lo que va de 2015, Rossi ha sufrido más caídas entrenando con los Michelin que durante la temporada del Mundial de MotoGP

Pero no sólo Valentino se fue al suelo, ya que tanto Bradley Smith como Danilo Petrucci también sufrieron una caída durante estos entrenamientos. Por el momento, la marca francesa no ha conseguido ofrecer la misma confianza con el neumático delantero que con el trasero, que cuenta con un agarre excepcional; este hecho ha provocado que la gran mayoría de caídas se produzcan al perder el tren delantero. En los test realizados en Malasia durante el mes de febrero fueron muchos los pilotos que acabaron por los suelos; entre ellos Lorenzo, que acabó con la moto destrozada. Valentino también se cayó en los test que Michelin llevó a cabo en Mugello, en un incidente muy similar al que sufrió ayer.

Resulta curioso que, en lo que va de 2015, Rossi haya sufrido más caídas entrenando con los Michelin -dos caídas en tres entrenamientos-, que las que lleva en todo el Mundial de MotoGP -una, producida durante los entrenamientos libres del GP de la República Checa-.