Diferencias entre cadena, correa y cardán en las motos

Gracias a la colaboración de Continental, vamos a descubrir la cadena, el cardán y la correa dentada como los sistemas de transmisión más utilizados por las motos. Analiza las ventajas e inconvenientes de cada uno y elige tu favorito.


Más contenidos CONTINENTAL


La transmisión de la fuerza generada por el motor a la rueda trasera de nuestra moto se produce mediante el sistema de transmisión secundaria, el cual puede ser de diferentes tipos.

Gracias a la colaboración de Continental, vamos a analizar este componente y los pros y contras de cada uno en cuanto al comportamiento de la moto. Después podrás saber cuáles son las ventajas e inconvenientes de la cadena, el cardán y la correa dentada.

Sistema de transmisión por cadena


La cadena de eslabones sellada o no es el sistema más popular y utilizado por la mayoría de motos, sean de carretera u off-road. Hay que diferenciar las cadenas con eslabones con retenes y sin ellos para diferenciar las cualidades y efectos entre las dos variantes. La cadena con retenes puede durar más, es más silenciosa y efectiva. Por contra, podemos optar por una cadena sin retenes cuando buscamos mayor economía de precio. Las cadenas con retenes se componen, además de los eslabones, de pequeñas gomas intercaladas entre ellos que protegen su componentes y pernos interiores de la suciedad exterior.

La ventaja principal de las cadenas es la alta transferencia de la potencia desarrollada por el motor a la rueda, es decir, es el sistema que pierde menos porcentaje de potencia por el camino desde el cigüeñal a la rueda. El coste de fabricación es mucho más económico que el resto y también es posible cambiar con sencillez, rapidez y bajo coste. También es fácil cambiar los desarrollos entre piñones y coronas si se desea cambiar la respuesta en aceleración y velocidad de la moto. En cuanto a las desventajas de la cadena es el mantenimiento continuo mediante limpieza y engrase para su comportamiento correcto y su conservación. También hay que sustituirla con mayor frecuencia. Otro ‘pero’ puede ser considerado la suciedad que produce sobre las ruedas con la grasa expulsada por la fuerza centrífuga.

Sistema de transmisión por cardán


El cardán es, por contra, un sistema muy poco utilizado, aunque es muy válido y valorado por una minoría que lo defiende a capa y espada. Se trata de un eje de transmisión compuesto por anclajes de diversa configuración, parecido al de los coches, que conecta el giro del último eje del cambio con la rueda.

El peso, la complejidad del sistema, su elevado coste y la evasión de potencia durante todo su movimiento físico/mecánico hacen que no sea el favorito de muchos, sobre todo los que buscan la potencia y la sencillez. Su comportamiento es también bastante brusco debido a su efecto giroscópico, aunque marcas como BMW, una de las marcas que más lo utiliza, cada vez afinan más en su finura, suavidad y precisión, otro de sus puntos débiles de toda la vida. Los más manitas también echan de menos poder cambiar desarrollos. Sin embargo, ofrece interesantes ventajas como su limpieza, ya que el sistema está sellado. Su mantenimiento es bajísimo y el ruido es menor porque hay baja fricción, por lo que además, se asegura una larguísima vida.

Sistema de transmisión por correa dentada


La correa dentada funciona de forma similar al de la cadena, pero en vez de eslabones metálicos, se utilizan una cinta continua con elementos metálicos por dentro recubiertos de caucho con dientes que sobresalen y se adaptan a las coronas.

También es una opción que hace perder poca energía y hay que añadir que es un sistema limpio, con poco mantenimiento y una duración bastante proongada. En cuanto a sus inconvenientes, habría que citar el mayor peso del conjunto (correa, corona y piñón dentados) y su fragilidad de funcionamiento en terrenos sucios, con polvo, barro o agua muy sucia. Tampoco es fácil cambiar los desarrollos (costoso) porque hay que cambiar también corona y pilón. La correa se utiliza en motos inferiores a 100 cv de potencia ya que en mayores, se necesitarían sistemas muy pesados y voluminosos. Últimamente se está mejorando este aspecto con la utilización de materiales como el kevlar y estructuras metálicas.

Este último sistema de correa es en el que Continental, además de sus famosos neumáticos, está involucrado dentro de su departamento ContiTech, con tecnologías de correas de distribución y transmisión.